Colors: Blue Color

Las imágenes del éxodo de las caravanas de migrantes, dejando atrás su tierra conocida, la patria en la que nacieron, son conmovedoras. Es imposible no dejar de preguntar por qué esas personas se atreven a dejar todo lo que tienen, dejar su familia a pesar de ser una “sociedad de manadas” y correr riesgos con la migración ilegal que pueden conllevar la muerte. Un migrante manifestó “en Honduras, ya no tengo que perder[1]”. Quizás no se puede continuar viviendo en un país donde se ha perdido todo, o quizás nunca se tuvo nada.

Anarella Vélez

A pesar de que el Estado de Honduras ratificó la Convención sobre la eliminación contra toda discriminación de la mujer (CEDAW) en el año de 1982 y que en ella se plantea que los gobiernos deben hacer todo lo puedan para que las niñas y las mujeres sean tratadas de manera igualitaria en su vida,  con las mismas oportunidades de participar en el sistema educativo,  ser animadas para que estudien y asumir papeles de liderazgo acabando con la discriminación de las niñas y las mujeres como se menciona en los Artículos 1-16,  la realidad es muy diferente. Y aunque  concurren normativas nacionales e internacionales que velan por el derecho de las mujeres a ser tratadas con igualdad aún hacen falta muchas leyes secundarias y reglamentos para dar el primer paso en este arduo camino de las mujeres para lograr el uso de la A en nuestros espacios.

Por Karen Janeth Duarte

Durante la fiebre bubónica o peste negra en el siglo XIV, la población europea consideró importantes los rituales para limpiarse del pecado que había provocado dicho castigo. La gente se autoflagelaba y hacían procesiones para invocar la protección divina. Durante la pandemia actual, el gobierno hondureño también consideró esta estrategia medieval y dispuso recursos del escaso dinero público para replicarla. En el mes de marzo y abril dos helicópteros sobrevolaron las ciudades del territorio hondureño. Primero con la imagen de la Virgen de Suyapa y el cardenal esparciendo agua bendita, y unas semanas más tarde reconocidos pastores evangélicos desde los cielos clamaron por misericordia y esperanza para la población.  

Por Karen Janeth Duarte

De rudos malsines, falsos paladines, y espíritus finos y blandos y ruines, del
hampa que sacia su canallocracia con burlar la gloria, la vida, el honor, del
puñal con gracia, ¡líbranos, señor!  Rubén Darío[1]

En un Estado de Derecho los poderes funcionan de manera independiente para garantizar que uno no se sobrepone a otro, ni aniquila su independencia para operar y velar por la igualdad de derechos y responsabilidades que se adquieren con la ciudadanía.

Por Víctor Manuel Ramos

El presidente usurpador Juan Orlando Hernández (JOH) ha tomado la decisión de militarizar los hospitales del fraude. Con toda la información que ha brindado la prensa y sabedores de que hay un proceso de investigación en la Fiscalía –que es poco creíble para el pueblo hondureño-, a cualquiera de los malnacidos hondureños esta decisión del JOH nos huele a un intento de tapar toda la podredumbre que hay en torno a la compra corrupta y la estafa a que nos ha sometido el gobierno. Hace las del gato.

Por: Karla Lara*

Tener deudas no debería estar mal visto socialmente, pero sí debería verse mal, no querer pagarlas.
 
Me dirijo a Ustedes, como Conductora del programa radial “Sin Café no hay Mañana” de la Central de Cooperativas Cafetaleras de Honduras, de eso trabajo yo, de producir, crear, imaginar sonidos, buscar canciones, escritos, noticias y conducir ese programa que desde hace diez años llega a Ustedes a través de Radio Globo, porque durante ese largo tiempo hemos tenido una relación contractual y pagado, a veces a tiempo, a veces con retraso, a veces acumulando y renegociando plazos de pago, como el resto de los clientes, a esa empresa, que como características de sus bondades, se vende, como “la voz del pueblo”.

Últimas Noticias

Más Leídos

  • Semana

  • Mes

  • Todo