jueves, mayo 16, 2024
InicioNoticiasOpinionesApuntes sobre la crisis energética del capitalismo, y las opciones desde el...

Apuntes sobre la crisis energética del capitalismo, y las opciones desde el Socialismo Democrático como modo de producción alternativo

Juan López Militante en el movimiento social Regidor Municipal en Tocoa (Libre) 08 de diciembre 2023 Este texto se escribe en contexto de relaciones tensas y delicadas en el Municipio de Tocoa Colón, bajo el pretexto que surge de un planteamiento que hace el Grupo EMCO a través de una de sus empresas, Inversiones ECOTECK, en materia Energética. Quiere ser una palabra portadora de dialogo, de escucha, de análisis, de discernimiento y de posicionamiento consecuente con los principios de la teoría Socialista que predicamos. Por tanto, está dirigido a toda persona y organización social y no Gubernamental que, sin juicios previos, quiere tomar postura desde una concepción política en la ética del cuidado de las condiciones materiales para la conservación, producción y reproducción de la vida. Dadas las condiciones políticas y administrativas del momento, está dirigido también a las autoridades del gobierno Central en las distintas instituciones competentes, así como al pleno del gobierno Municipal y el pueblo de Tocoa. − Secretaria de la Presidencia − Secretaria de Recursos Naturales y Ambiente − Secretaria de Gobernación y Justicia − Secretaria de Derechos Humanos − Empresa Nacional de Energía Eléctrica − Instituto Hondureño de Geología y Minas − Instituto de Conservación Forestal − Procuraduría General de la República − Fiscalía General de la Republica − Municipalidad de Tocoa − Entre otras instituciones no gubernamentales Vivimos en un mundo dominado por las relaciones de producción capitalista, por una cultura de apropiación de los medios de producción en manos de un puñado de empresarios e inversionistas nacionales y transnacionales. La explotación tanto de la fuerza de trabajo, como de la naturaleza constituye la columna vertebral del modo de producción capitalista. El espectro radioeléctrico, como el suelo, el subsuelo y los cuerpos de la gente, son campos de operaciones de explotación, extracción de bienes para el mercado internacional. Nada es producido para satisfacer necesidades, todo es mercancía y ganancia, no existe otra posibilidad aparente. Los minerales, la fuerza física, los órganos humanos, el conocimiento, tienen un precio fijado por la fuerza de la acumulación de capitales. La vorágine capitalista no conoce límites. El paradigma del desarrollo económico, la propiedad privada y del dominio colonizador de unos países sobre otros, de los consorcios empresariales transnacionales y nacionales sobre los pueblos y comunidades, ya nos tiene en condiciones de alta vulnerabilidad climática y ambiental. Los pueblos empobrecidos del África, Asia, América, sufren, las comunidades viven en contextos de sacrificio por la degradación ambiental y social, alteraciones en el clima por la contaminación del aire, el agua, la tierra, por la violencia que es natural al capitalismo para arrastrar en los territorios a la gente a la confrontación y polarización social para poder sostenerse. Los pueblos están expuestos a la tortura del extractivismo en todas sus formas, se sufre una violación sistemática, estructural de las condiciones fundamentales para la existencia de la sociedad. América fue convertida en un inmenso campo de explotación por parte de Europa hace cinco siglos y se enriqueció dejando a los nativos en la miseria. En Honduras, el capitalismo ha colocado al país entero en un ambiente de alto riesgo. El neoliberalismo que irrumpió en la década de los noventa colocó al Estado en la órbita de los grandes capitales y los intereses económico empresariales. Honduras ha vivido una historia de saqueo y de violencia, llevamos tres décadas de oscurantismo administrativo neoliberal en las cuales los gobiernos han sido una fuerza pública laborando, facilitando, contribuyendo y colocando las instituciones públicas al servicio de la macroeconomía capitalista. La estructura económica en manos de la gran empresa privada fustiga siempre, pelean por mantener este sistema de explotación y de privilegios de clase, es comprensible la conspiración ultraconservadora que se organiza y cierra filas ante planteamientos todavía fríos que pudieran tomar fuerza hacia el cambio. En estas décadas de neoliberalismo e invasión de los territorios en un saqueo feroz que las empresas europeas y anglo norteamericanas imponen sobre los minerales, el agua, la tierra, la energía, las instituciones públicas, pasando por el fatídico año 2009 con el golpe de Estado, el capitalismo apretó las tuercas de sus intereses económicos y profundizó el modelo extractivo y criminal que deja enormes daños ambientales, sociales y ecológicos, heridas profundas en el alma de familias, comunidades y movimientos en resistencia; Carlos Escaleras, Carlos Luna, Jairo Ayala, Rene Pinto, Gregorio Chávez, Margarita Murillo, Berta Cáceres, Tomas García, Ángel Flores, Haydee Saravia, muchos líderes Garífunas, son entre tantas personas, referentes de la lucha anticapitalista, anticolonial, antirracista y anti extractivista que se unen a la lucha de Lempira y Morazán, cada quien en su tiempo. Sobre su memoria hemos llegado al gobierno (2022-2026) y con el objetivo de ascender al poder, y hemos levantado un discurso adverso al capitalismo, estamos planteando el Socialismo Democrático como modo de producción distinto para superar las trabas de la economía del saqueo y la violencia y abrir nuevos horizontes de desarrollo económico, político, social y cultural en equilibrio entre los derechos humanos y los derechos de la naturaleza. No hace falta explicación, solo recordar que el Socialismo es por naturaleza, democrático, así como la democracia es por naturaleza, socialista. Hemos dado un pasito en un largo camino por recorrer. Tampoco se construye Socialismo de la noche a la mañana, lleva su tiempo, pero cada paso que se vaya dando debe ser garantía política y administrativa para generar confianza y esperanza. En este ambiente de agudización de las condiciones de explotación capitalista en todo el territorio nacional nació el grupo EMCO, creció bajo el gobierno de Porfirio Lobo Sosa y de Juan Orlando Hernández. El acto de criminalidad que la oligarquía, altos mandos militares, religiosos, todos movidos por la política exterior de los Estados Unidos contra el gobierno (2006-2010) figuraron muchos apellidos, entre ellos el Facusse. Al conjunto de apellidos de la alta burguesía, en 2009 con el golpe de Estado no le interesaba la democracia y menos el orden Constitucional, sino la protección de sus inversiones y la explotación de los bienes del país para engrosar sus capitales. Exactamente eso articula lo que llaman Bloque de Oposición Ciudadana (BOC) estos días. En el grupo EMCO el apellido Facusse es crucial, es un apellido que une la violencia en el terreno de la lucha por el ambiente y la lucha por la tierra, EMCO es un grupo instrumento de la macroeconomía capitalista para el saqueo de los bienes naturales y públicos, la resolución del actual Consejo de Ministros sobre el caso Palmerola es un acto administrativo político que lo explica muy bien. ¡qué bien viene una resolución del actual Consejo de Ministros sobre el caso Parque Nacional Montaña Botaderos Carlos Escaleras sobre los siete (7) megaproyectos otorgados y obtenidos mediante múltiples actos delictivos en una relación estrecha entre el empresario Lenir Pérez, ahora con expediente judicial abierto en Estados Unidos, y gobierno anterior, según consta en el expediente administrativo! El grupo EMCO es una maraña terrible que es complicado saber dónde comienza y donde termina. Lo único que se conoce son los frutos que caen de su follaje. Capitales estadounidenses se han movido y quizá se mueven a través de la empresa productora de acero, Nucor, en esta maraña extractivista en el Parque Nacional Carlos Escaleras. En reiteradas ocasiones hemos escuchado y mirado a autoridades de la embajada de los Estados Unidos respaldando a Pinares y Ecotek, cuando el mismo Estados Unidos conoce el origen de tales concesiones y tiene personas en sus cárceles por la naturaleza de las inversiones que luego Lenir Pérez asumió con el respaldo tácito del gobierno post golpe de Estado. Las comunidades y el movimiento social no están luchando frente a un proyecto perdido en la periferia de la dinámica extractivista, ni contra un empresario minúsculo que busca como un filibustero meterse en los negocios de la alta burguesía, el movimiento social lucha frente a la hegemonía del saqueo capitalista impulsado por el gobierno de los Estados Unidos. Las declaraciones de la embajadora Dogu sobre la situación del país dice cuáles son los intereses estadounidenses en Honduras y en el aguan, ayer y ahora. El Plan trazado por la Misión 105 que la OEA llevó a cabo en Honduras en la zona nororiental entre 1961-1964 marca el curso de los acontecimientos que sacuden la realidad actual. Sobre el proyecto Termoeléctrico planta Ecotek. El grupo EMCO se propone instalar un megaproyecto energético en Tocoa bajo las inversiones de Ecotek. Este proyecto se convierte en el corazón que bombearía toda la energía para mover la planta industrial de Peletizado y la explotación del hierro. Es insólito pensar que el objetivo de Ecotek es nada mas la energía, cuando el plan es instalar un enorme complejo industrial extractivista que atenta contra el agua, el bosque, el ambiente, la tierra, la ecología en general y sobre todo, en la vida de la población. Lo que miramos es que tras el ascenso del gobierno que dirige Xiomara Castro, hubo una recomposición estratégica del grupo y el abordaje de los proyectos, al no tener licencias para 6 de los 7 proyectos, un poco la negativa inicial de SERNA en la entrega de licencias y no tener director el INHGEOMIN más de un año, al tiempo que su representante legal (Lenir Pérez) entro en crisis con la justicia estadounidense, complicó las cosas y lo que traía como un todo, lo ha fragmentado para avanzar por partes hasta construir el rompecabezas completo. Solamente la ingenuidad o el amor al dinero puede hacer caer en tremendo acto bochornoso a un servidor público. El grupo EMCO tiene en este momento un pie en territorio gubernamental, consciente o inconscientemente el gobierno va cayendo en la estrategia de Ecotek y el grupo EMCO Holding, dando su apoyo a lo que en teoría combate. La comparecencia pública en medios de Tocoa que hiciera el Ministro Lucky Medina señalando que el tema de la crisis energética en Tocoa se resuelve con un cabildo abierto en que el pueblo se pronuncie sobre si esta o no de acuerdo con la Termoeléctrica, se convirtió en el combustible para acelerar la presión de Ecoteck sobre el pueblo y sobre el gobierno Municipal hasta lograr aprobación del Cabildo. En dos ocasiones ingreso la solicitud al pleno, el 30 de octubre habiendo 9 miembros del pleno la votación fue negativa a Ecotek en un resultado de 5-4 votos, en la sesión del 12 de noviembre habiendo 10 miembros del pleno la votación fue favorable a Ecotek con un resultado de 7-4 votos. Un sector de la población está mordiendo el anzuelo de la solución al problema energético que ofrece Ecotek, pero sus ejecutivos han sido explícitos en decir que en una primera etapa piensa generar 25 Megas y el expediente administrativo en poder de SERNA indica que Ecotek necesita entre 15- 18 Megas para el funcionamiento de la planta industrial y demás proyectos. Esto no lo dice Ecotek al público y tampoco a altos ejecutivos de la administración central. Ha dicho que, si es necesario, podrá producir 25 Megas más, pero solo si es necesario. La clave de esto radica en entender que es un proyecto de producción de mercancía para venderla al estado (ENEE) y garantizar que este garantice la energía que necesita en su funcionamiento industrial. Es un doble negocio, vende caro y compra barato. Pero, además, la producción de la energía es mediante tecnología contaminante. Ecotek piensa quemar Coque de Petróleo (PETCOCKE) que según dictamen técnico de CESTCO siendo una unidad de SERNA, Honduras no tiene normas para regular el uso del carburante que es altamente contaminante. En muchos países donde han funcionado térmicas a base de PETCOCKE, las están cerrado por su impacto negativo sobre la salud, el ambiente y la producción de alimentos. El proyecto termoeléctrico Ecotek es contrario a los principios éticos señalados por la presidenta Xiomara Castro en su discurso reciente en la COP28 en Dubái. «Ante la comunidad internacional, resalto una verdad incómoda. El capitalismo actual es el principal responsable de la catástrofe climática». Muy objetiva la presidenta en su mensaje y en consonancia con la teoría socialista, es el capitalismo extractivo el que eleva día tras día la temperatura llevando el clima a niveles insoportables, contaminado el aire y las aguas, matando la agricultura y la vegetación, convirtiendo la tierra en lugar de sacrificio para los empobrecidos de la tierra. El proyecto energético es un proyecto capitalista que deja su huella ecológica en contra del clima. Cancelarlo es la practica consecuente del socialismo que respeta las condiciones naturales para la vida. En la época moderna que se habla tanto de «Estado de derecho» urge desempolvar los instrumentos del derecho internacional, así como la Constitución de la Republica. El artículo 145 de la Constitución establece que la salud depende de la calidad del agua, el cuido de los bosques y las cuencas productoras de agua, y el artículo 1 establece que el desarrollo debe integrar lo económico, lo social y lo cultural. ¿acaso los inversionistas del grupo EMCO con la minería y la termoeléctrica entiende de cultura en sentido histórico, gustos, costumbres, cosmovisión y espiritualidad del pueblo? Para EMCO lo económico es asunto de empleo, lo social es asunto de piñatas y bloques, y lo cultural es asunto de campaña mediática pavimentando la mente de la gente. Existe una convocatoria para celebrar el cabildo abierto en Tocoa el 9 de diciembre con el objetivo de aprobar el proyecto termoeléctrico Ecotek ubicado entre las comunidades de Ceibita, Cayo Campo, Nueva Lempira y Guapinol que suman un estimado de siete mil habitantes. Pero el viento y el fluido hídrico no conoce límites ni leyes que lo condiciones, llevaran las partículas de PETCOCKE tan lejos como la fuerza natural del viento y el agua, llevando por tanto los impactos ambientales en un espectro muy amplio en el bajo aguan. La planta termoeléctrica está a pocos metros de ésta población y la generación de energía además del Petcocke, estima extraer del subsuelo un estimado de 85-90 metros cúbicos de agua por minuto. Con ese nivel de explotación no existe cuerpo de agua que soporte semejante agresividad. El decreto ejecutivo 2046-22 establece que la energía es un Derecho Humano, por tanto, no procede producir energía sucia porque se producirán otros impactos que violentan otros derechos. El grupo EMCO con su complejo extractivista quiebra al menos los siguientes derechos fundamentales de la población; agua, ambiente, salud y derechos de la naturaleza como la energía, el clima y la las múltiples especies de aves, roedores, y microorganismos importantes para el desarrollo de un ambiente agradable y dador de vida. La filosofía socialista en nuestro tiempo Ser socialista es tener lectura objetiva, critica y apertura para escuchar y aprender. Es tener ¨sentido del momento histórico¨ dice Fidel. No podemos hablar de destrucción del planeta porque la tierra en cuanto ser vivo tiene en si las fuerzas para sobrevivir a la vorágine capitalista, seguirá viviendo los próximos cuatro mil millones de años o mas, tiene tanta energía para recuperarse de las heridas, ella no está en alto riesgo. Quienes estamos en riesgo crónico somos nosotros, la humanidad y todas las especies con quienes compartimos esta hermosa aventura que se llama vida. El paradigma extractivista, colonialista, ha cercenado la relación bioética, ha dividido al ser humano separando el cerebro y el corazón, el cielo y la tierra, lo social y lo político, la dualidad como forma de pensar no es natural al ser humano. Así ha logrado extraer de esencial de lo humano y ha sembrado lo dañino en el individuo y las instituciones, la conciencia es efímera y desnutrida. Este desequilibrio interior, se expresa en el desequilibrio entre la humanidad y la tierra, en desequilibrio ecológico. La agresividad del hombre capitalista sobre la tierra deja de manifiesto una enorme miseria, y la siguiente etapa ya en gestación con el avance de la técnica, la tecnología y la robótica, es destruir en la persona la facultad de pensar y de sentir. Matar la potencialidad del amor. Las instituciones encargadas de educar enseñan ciencia, pero no con-ciencia y así se va produciendo un sujeto destructor de la belleza. El socialismo en su etimología ética y en su finalidad estética no puede encajar en modo alguno con esta deformación sistémica, de allí que todo hombre y mujer socialista desarrolla mucha ternura y un conocimiento profundo de si mismo y del mundo. En ello radica la radicalidad política y administrativa porque se encuentra entre dos proyectos antagónicos por naturaleza, y hay que tomar postura favorable a uno y en contra del otro. En el lugar en que se encuentre, la persona socialista se guiara por la ética del cuidado y desde ella tendrá postura consecuente ante los fenómenos que niegan la vida. Si se es socialista, se tendrá que ser siempre anticapitalista, anticolonialista, antirracista, antiextractivista y antipatriarcal. Ante el paradigma actual que parece convencer al mundo que no hay nada que hacer distinto, un socialista mira más allá del capitalismo y sabe que en el pueblo hay sabiduría, capacidades, conocimientos, y es posible reorientar la mirada y la actividad para comenzar a construir un nuevo modo de producción sin la marca de la explotación burguesa. La naturaleza ofrece todo lo necesario, basta aprender a convivir con ella, no acumular capitales y la vida se volverá agradable. En Tocoa podemos levantar un proyecto energético alternativo sin Ecoteck, sin EMCO, sin capitales sucios como el PETCOCKE, pero hay que creer en el pueblo. El Pueblo, la SERNA, la ENEE y el ICF son instituciones estratégicas para cambiar la matriz de la explotación energética. Si el Estado solo produce 20% de la energía y la empresa privada produce el 80%, entonces el gobierno es convertido en administrador y consumidor de las mercancías de la burguesía. Eso debe cambiarse, en proceso, pero hay que caminar hacia allá con la firmeza de los principios y la ética del cuidado, indispensables para la refundación de la patria. Si el capitalismo se nutre en la burguesía y sus intereses económicos privados, el socialismo se nutre en el pueblo, en su cultura y su lucha histórica colectiva. “La historia misma es una parte de la historia natural: de la naturaleza que viene a ser (humana). Las ciencias naturales llegaran a incluir la ciencia de lo (humano), lo mismo que la ciencia d lo (humano) incluirá a las ciencias naturales: habrá una sola ciencia…”

Artículos Relacionados

Últimas Entradas