sábado, julio 20, 2024
InicioNoticiasLibertad de ExpresiónExigen a comunicador L.700 mil por denunciar a médico en Tela

Exigen a comunicador L.700 mil por denunciar a médico en Tela

Tegucigalpa, Honduras (Conexihon). – Al menos dos comunicadores sociales fueron acusados de injurias y calumnias en contra de un médico en la ciudad de Tela, en el departamento de Atlántida, a unos 300 kilómetros al norte de la capital hondureña.

Lo periodistas, Andrés Angelino Matute Amaya (67) que trabaja en el medio digital Tela News y a través de sus plataformas de redes sociales y Ricardo Patiño, director de “RPNOTICASHN” fueron querellados, en forma separada, por abrir sus espacios para la denuncia por agresión verbal y física, cometida presuntamente por el médico ortopeda, Edwin Alfonso Osorio Banegas, en contra de otro galeno y conductores de taxi locales.

En la sustentación de la querella, el funcionario público cuestiona la publicación realizada por Matute Amaya el 7 de diciembre de 2022 y la descalifica por informar a través de redes sociales, sobre la denuncia.

A cuenta de ello sostiene que se le ha causado un daño patrimonial por L.710,738.35, monto que exige sea pagado por el comunicador por la presunta afectación a su imagen lo que, -sostiene- es el pago de las consultas médicas dejadas de percibir en el ámbito privado.

El también ex corresponsal de Radio América en Tela, Matute Amaya, fue citado en mayo de este año por difundir información en contra del médico ortopeda, Edwin Alfonso Osorio Banegas, cuando el pasado abril de 2023, él y otros comunicadores sociales de esa zona hondureña, dieron a conocer un supuesto ataque del galeno contra otro médico del Hospital Tela Integrado.

Sin embargo, de acuerdo con el Comité por la Libre Expresión, esta se trata de la segunda acción legal cometida contra un periodista, por el mismo médico exigiendo además el mismo monto de pérdida, la primera de ellas fue desestimada.

El asesoramiento y acompañamiento legal que dio inició el pasado enero de 2024, cuando el profesional de las comunicaciones en contacto con C-Libre, para que diera a conocer que se había iniciado un proceso en su contra en un Tribunal de Sentencia, luego de haber transmitido en una de sus entregas noticiosas por redes sociales y el canal local 24, sobre un incidente en el Hospital Tela Integrado, detallando que el galeno Edwin Osorio, supuestamente agredió verbal y físicamente al subdirector de ese centro asistencial, el doctor Melvin Calix.

No obstante, con el acompañamiento del abogado Roger Ordoñez, Coordinador del área legal de C-Libre, se logró demostrar ante las autoridades de justicia correspondientes, que el perito contable que estableció la suma demandada en la querella contra Ricardo Patiño no siguió los procesos definidos para precisar un daño económico y, que los mismos no tenían relación con la noticia difundida por el comunicador y, otros trabajadores de la prensa nacional.

Las acusaciones de este tipo contra los periodistas suelen considerarse como una afectación a la libertad de expresión de triple efecto, pues: Vulneran el derecho de las víctimas a expresar y difundir sus ideas, opiniones e información; generan un efecto amedrentador y de silenciamiento en sus paren y violan los derechos de las personas y las sociedades a buscar y recibir información e ideas de cualquier tipo.

Más aún, la falta de debida diligencia en la investigación, persecución y sanción de todos los responsables puede generar una violación adicional a los derechos al acceso a la justicia y a las garantías judiciales.

Con el acompañamiento del Comité por la Libre Expresión (C-Libre), se logró una sentencia absolutoria favorable al periodista Ricardo Patiño, pues se logró acreditar las denuncias interpuestas ante las autoridades policías en contra del médico Edwin Osorio por amenazas y violencia, estableciendo un antecedente.

Aunque el subdirector del hospital Tela Integrado, el doctor Melvin Calix, y el médico ortopeda, Edwin Osorio, si asistieron a una audiencia celebrada en el Juzgado de Letras de Tela, donde lograron una conciliación por este hecho ante sus defensores, puesto que Calix, afirmó que, Osorio, lo hirió sin intención con un anillo que tenía un par de puntas.

Patiño, también dejo saber al respecto, que esta no es la primera ocasión en la que es agredido producto de su trabajo periodístico y, apuntó que “Uno es perseguido por andar informando de los acontecimientos no solo de acá de Tela, sino que, a nivel nacional, hace ocho años atrás fui perseguido político porque dimos a conocer los actos de corrupción que en aquel entonces el alcalde realizó y que presentamos las debidas pruebas contundentes no circunstanciales ante el Ministerio Público y la Agencia Técnica de Investigación Criminal”.

En mayo de 2017, Patiño de igual forma denunció ante C-Libre, haber recibido amenazas por un perfil de la red social de Facebook y agresión por un regidor del municipio de Tela, asimismo; se documentó que el periodista, fue sacado de una sesión de la corporación municipal de Tela, en marzo de 2020, también por orden de un regidor, según el comunicador social, esa acción obedeció al malestar que generó con la serie de investigaciones donde expuso irregularidades en la gestión municipal entre los años 2014 y 2018.

No concilió en su primera audiencia

Pese a haber sido vencido en su primera acusación, el médico Edwin Osorio, se negó a conciliar nuevamente con el segundo periodista acusado y su defensa sostiene que establecerán la condición de culpabilidad en contra de Matute.

Para Matute, su trabajo como periodista es evidenciar lo que está ocurriendo en la comunidad, por lo que las acciones que vendría cometiendo el médico desde hace más de cinco años no deben quedar en la impunidad, pues los vecinos de Tela han interpuesto las denuncias en la Dirección Policial de Investigaciones (DPI), y del Ministerio Público (MP), por supuestas agresiones del galeno hacia ellos.

La más reciente denuncia pública en contra del médico fue realizada por la lideresa garífuna, Miriam Miranda, coordinadora del la Organización Fraternal Negra de Honduras (OFRANEH), cuando atentaron contra defensor de la tierra, Tomás Harry en Tela, Atlántida

Capacitación a periodistas

Ante el aumento de este tipo de agresiones cometidas por funcionarios públicos contra periodistas, el Comité realizó en marzo de 2024, un taller para fortalecer la protección a periodistas y comunicadores frente este tipo de acusaciones.

C-Libre observa con preocupación el abuso del uso de la justicia para amedrentar periodistas por su labor de fiscalizar la función pública. Recuerda también al querellante que en Honduras la colegiatura no es obligatoria para ejercer el periodismo ya que la libertad de expresión es un derecho humano protegido por la Constitución y la jurisprudencia internacional.

En su informe la Relatora Especial sobre la promoción y protección del derecho a la libertad de opinión y de expresión, Irene Khan, instó al Estado de Honduras a despenalizar las injurias y las calumnias, que son delitos tipificados en los artículos 229 a 231 del Código Penal (Decreto núm. 130-2017) denominados genéricamente “delitos contra el honor”.

“Honduras debería examinar y revisar el artículo 573 del Código Penal (Decreto núm. 130-2017), sobre la difusión de “noticias o rumores falsos”, y el artículo 28, que extiende la responsabilidad penal en delitos cometidos a través de medios de difusión a los redactores y empresas de comunicación, evitando que el uso de conceptos difusos y ambiguos genere inseguridad jurídica y dé lugar a restricciones de la libertad de expresión que no estén en consonancia con el derecho internacional”, indicó.

Artículos Relacionados

Últimas Entradas