Colors: Blue Color

Por: César Padilla

A Juan Sikaffy tendríamos que recordarle que al inicio de la crisis del COVID-19 él apareció junto a JOH aplicando un paquete de medidas económicas donde entre otras cosas se habilitaba a las grandes empresas a seguir operando durante la pandemia, esto imposibilitó el control de la enfermedad. En la misma cadena nacional se le ortogaron exoneraciones fiscales a las grandes empresas que él representa para el año fiscal anterior (en el que no afectó el covid-19)  y el año en curso.

Juan López
DPD, Pedagogo
12, julio 2020

Frente al vaivén de las olas, el ruido de las aguas que mojan los pies de aquel hombre, la vista que se pierde en el horizonte de un mar que se sabe dónde comienza, más no donde termina. El hombre contempla en silencio, a modo de oración, como las olas contrastan con la tierra firme y el verdor de la naturaleza con su diversidad de árboles de tan variadas especies configurando un ambiente ameno y bello con la presencia del campesinado que va y viene en el trajín cotidiano. El ambiente provoca el diálogo consigo mismo y se desliza por las coyunturas más íntimas de la realidad, de un modo particular hacia la realidad subjetiva.

Por: Karla Lara/ cantora feminista

Crecí en una familia con privilegios, siempre había comida en abundancia, rosas que mi mamá cultivaba, cosas bonitas en la casa, dormí bien en una buena cama, había música, libros, poca televisión, mucha familia y juegos de mesa, y también jugábamos chiminicuarta, cuerda, muñecas y hacíamos representaciones teatrales donde el guión era el clásico de la telenovela mexicana de la mujer a la que le robaban el hijo recién nacido y deambulaba como loca en la casa, exclamando “mi hijo, devuélvanme a mi hijo” que era un peluche de oso color café, que finalmente recuperaba.

Por: Andrés Morales

Desde abril del año 2018 varias de las notas dirigidas en la prensa oficial remarcaban títulos como el siguiente: El salario de los diputados rebasa los 100 mil lempiras con otros beneficios (El Heraldo, 15 de mayo de 2018); en esta nota se ponía en claro todos los jugosos beneficios que los diputados ostentan hasta la fecha, como ser las compensaciones por zonas, seguros médicos de lujo, viáticos mensuales en transporte y hospedaje, fondos departamentales y un largo etcétera. Y en aquel momento se añadía a todos estos gastos, el oneroso aumento salarial que llevó a 90 mil lempiras la cifra promedio de ingreso mensual de nuestros congresistas, equivalentes a 3,610 dólares, cifra que compite con los ingresos de los diputados mejor pagados de Centroamérica. Definitivamente los numerosos incentivos que reciben todos los diputados de las diferentes bancadas, terminan convirtiéndose en privilegios que sostienen niveles de vida impensables en un país tan desigual como el nuestro.

Más Leídos