viernes, febrero 23, 2024
InicioNoticiasDDHHAutocensura y fallas del Mecanismo de Protección, la nota negra en Informe...

Autocensura y fallas del Mecanismo de Protección, la nota negra en Informe Anual sobre Derechos Humanos

Tegucigalpa, Honduras (conexihon); La oficina Democracia, Derechos Humanos y Trabajo del gobierno de Estados Unidos, publicó su informe anual, haciendo un análisis sobre cada país y el respeto del Estado a la Declaración Universal de Derechos Humanos, a continuación, presentamos el capítulo de Honduras específicamente en relación con la libre expresión.

LIBERTAD DE EXPRESIÓN, INCLUSO PARA MIEMBROS DE LA PRENSA Y OTROS MEDIOS

La ley establece la libertad de expresión, incluso para los miembros de la prensa y otros medios, con algunas restricciones y, en general, el gobierno respetó este derecho. Aunque muchos medios de prensa estaban alineados políticamente, la prensa y las normas democráticas prevalecientes se combinaron para promover la libertad de expresión, incluso para los miembros de los medios.

El gobierno asignó un presupuesto de 20 millones de lempiras ($796.000) para operar un mecanismo de protección para periodistas, defensores de derechos humanos y operadores del sector judicial. Hasta agosto, brindó protección a 11 periodistas y 16 comunicadores de redes sociales, entre otro tipo de activistas y defensores de derechos humanos. Algunas organizaciones no gubernamentales (ONG) expresaron su preocupación por la implementación deficiente de la ley, los recursos limitados disponibles para operar el mecanismo de protección del gobierno y la capacitación insuficiente para el personal nuevo después de una importante rotación de personal durante el año. Las organizaciones de la sociedad civil criticaron la incapacidad del gobierno para investigar adecuadamente las amenazas.

La Unidad de Investigaciones de Víctimas Especiales de la Policía Nacional de Honduras, anteriormente conocida como la Fuerza de Tarea de Delitos Violentos, investigó delitos contra víctimas de alto perfil y particularmente vulnerables, incluidos periodistas, así como jueces, abogados y miembros de lesbianas, gays, bisexuales, transgénero, comunidad queer e intersexual (LGBTQI+).

Violencia y hostigamiento:  El 26 de mayo, asaltantes desconocidos mataron a tiros al periodista de Metro TV Ricardo Ávila en Marcovia, departamento de Choluteca. Las autoridades continuaron investigando el incidente. Los periodistas y otros miembros de la sociedad civil informaron que se autocensuraban por temor a las críticas, el acoso y las represalias por parte del gobierno y sus partidarios. Otros denunciaron actos directos de intimidación o amenazas de violencia por parte de funcionarios del gobierno o simpatizantes por criticar públicamente al gobierno.

Ricardo Ávila murió el 29 de mayo de 2022 luego de ser atacado por sicarios

Censura o restricciones de contenido para miembros de la prensa y otros medios, incluidos los medios en línea:   los miembros de los medios y las ONG afirmaron que la prensa se autocensuró por temor a represalias de grupos criminales, organizaciones de narcotraficantes o funcionarios gubernamentales corruptos. Los medios también se autocensuraron para evitar perder lucrativos contratos publicitarios con el gobierno. El 16 de septiembre, el gabinete aprobó un decreto ejecutivo para crear una Dirección General de Información y Prensa dependiente del Ministerio de Planificación Estratégica. El gobierno señaló que el decreto era para organizar mejor sus propios esfuerzos de relaciones públicas y no tenía la intención de monitorear o controlar el contenido.

Captura de C-Libre, pie de foto C-LIBRE registra dos cierres de medios de comunicación por orden municipal

Leyes de difamación/calumnia:  Los ciudadanos, incluidos los funcionarios públicos, pueden iniciar procedimientos penales por difamación y calumnia. No se reportaron casos durante el año.

Impacto no gubernamental:  Algunos periodistas y otros miembros de la sociedad civil denunciaron amenazas de miembros de grupos criminales. No estaba claro cuántas de estas amenazas estaban relacionadas con las profesiones o el activismo de las víctimas. Varios sitios de redes sociales anónimos, posiblemente vinculados a partidos políticos, criticaron a periodistas (así como a activistas y organizaciones de la sociedad civil) que criticaban al gobierno las políticas de los partidos de oposición.

Campaña a favor de periodista Carlos Ávila, criminalizado por ejercer su opinión

Libertad en Internet

El gobierno no restringió ni interrumpió el acceso a Internet ni censuró el contenido en línea, y no hubo informes creíbles de que el gobierno monitoreara las comunicaciones privadas en línea sin la autoridad legal adecuada.

Te puede interesar:

Violencia digital desprestigia, acosa y amenaza a las periodistas en Honduras

Estructura de agresiones contra las mujeres periodistas

Artículos Relacionados

Últimas Entradas