lunes, marzo 4, 2024
InicioDDHHConflictosGobierno hondureño conocía plan de asesinar defensor en el Aguán

Gobierno hondureño conocía plan de asesinar defensor en el Aguán

Colón, Valle del Aguán (Conexihon). – Santos Hipólito Rivas y su hijo de quince años fueron asesinados de múltiples impactos de bala, este domingo doce de febrero en horas de la mañana, pese a su alta vulnerabilidad el Estado hondureño no pudo prevenir el crimen, ocurrido en Trujillo, Colón, al norte del país.

En menos de dos meses, en el marco de la crisis agraria en el Aguán, son siete los líderes campesinos privados de su vida, tras las denuncias interpuestas en el Ministerio Público y el Sistema Nacional de Protección.

Ante esta grave situación la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condena los recientes asesinatos de al menos 5 personas defensoras de la tierra y el territorio en Honduras ocurridos en lo que va del año y llama al Estado a investigar de forma diligente y efectiva estos hechos, y a proteger a quienes defienden los derechos humanos en el país.

Según la narración de otros líderes campesinos consultados por Conexihon, de quienes ocultamos su identidad por protección de sus vidas, cerca de las 11:30 de la mañana el dirigente y miembro activo de la Empresa Asociativa Campesina de Producción Gregorio Chávez de la comunidad de Panamá fue acribillado.

Hipólito Rivas (48) se conducía junto a su hijo Javier Rivas (15) en una motocicleta en las cercanías de la comunidad de llaga, Trujillo, Colón cuando fueron acribillados, perdiendo la vida por múltiples impactos de bala.

El abogado Víctor Fernández del Movimiento Amplio por la Dignidad y la Justicia, sostiene que el gobierno sabe del plan para asesinar a 25 líderes campesinos de la zona del Aguán y “lamentablemente el actual gobierno, electo por la masiva participación de campesinos, a la fecha es cómplice inoperante en resolver la situación”.

Unos 200 campesinos han sido asesinados en la última década, en la violencia generalizada por los grupos agroindustriales de la zona. “No hay investigación y sanción a quienes actúan fuera de la ley, el gobierno sabe quiénes son y no hace nada”, sostuvo el abogado Fernández.

El líder campesino pertenecía a la Cooperativa campesina Gregorio Chávez, tierras de la comunidad de Panamá, Municipio de Trujillo, Colón. Los integrantes de esta empresa campesina, tenían medidas de protección colectivas por parte del Mecanismo de Protección desde el 28 de marzo del 2019, sin embargo, tres de los nuevos liderazgos entre ellos Hipólito no pertenecían a la misma cuando fueron otorgadas.

Según se conoció, para los tres nuevos beneficiarios de medidas de protección estas no fueron suficientes, pues dos de ellos fueron asesinados Juan Manuel Moncada en 2021 y Rivas recientemente, el Estado no ha sido capaz de proteger a los y las defensoras de la tierra y el agua en Valle del Aguán, donde han sido asesinados cinco liderazgos campesinos en el último mes, pese a que la Secretaría de Derechos Humanos instó a ampliar las medidas de Protección de los defensores y a la declaratoria de un estado de excepción por parte del Poder Ejecutivo en la zona.

Este doble homicidio es precedido por el asesinato del presidente de la Cooperativa Agropecuaria Los Laureles, Omar Cruz Tomé y su suegro, Andy Martínez, la noche del miércoles 18 de enero.

La Plataforma Agraria y la Organizaciones Populares del Aguán (COPA), expresaron su preocupación por la serie de hechos violentos que han ocurrido en las últimas semanas en la región, luego de una serie de amenazas, campañas de criminalización y odio contra defensores de las comunidades y organizaciones sociedad civil que forman parte del Comité Municipal de Defensa de los Bienes Comunes y Públicos de Tocoa y las cooperativas agropecuarias, empresas asociativas y movimientos campesinos que se encuentran en el proceso y defensa por la recuperación de sus tierras.

Las organizaciones sociales, empresas asociativas campesinas y cooperativas agropecuarias que integran la Plataforma Agraria Regional del Aguán y la Coordinadora de Organizaciones Populares del Aguán (COPA), solicitan la intervención urgente de la Fiscalía de Crímenes Contra la Vida de Tegucigalpa, para que se inicie una investigación inmediata y exhaustiva que conlleve a los responsables de este doble asesinato.

Finalmente instaron al mecanismo de protección, al despacho ministerial de la Secretaría de Derechos Humanos y al Comisionado Nacional de los Derechos Humanos acciones urgentes que garanticen la protección e integridad física de las familias que luchan por la defensa del territorio, la vida y el agua en Valle del Aguán, departamento de Colón.

A su vez, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) emitió un comunicado en el que condenó “enérgicamente” el crimen de Rivas y su hijo.

“OACNUDH insta al Estado de Honduras a realizar una investigación pronta, imparcial y exhaustiva que considere su labor de defensor y esclarezca la causa de su asesinato y de su hijo”, expresa el texto.

Al mismo tiempo exhortó al gobierno a tomar medidas urgentes para prevenir las muertes de líderes campesinos en la zona del Bajo Aguán, en el departamento de Colón, un área en conflicto por la disputa de tierras entre agricultores y terratenientes.

ANTECEDENTES

Hipólito Rivas denunció en distintos espacios que era víctima de amenazas, persecución y vigilancia por miembros de un grupo armado que opera a lo interno de la finca Paso Aguán desde hace varios años, situación que es de conocimiento de las autoridades de la región.

El 25 de junio del 2019 la comunidad de Panamá en acompañamiento con la Plataforma Agraria presentó denuncia ante el fiscal general de la República en el Ministerio Público contra el grupo armado que opera en el sector instalado en la Finca Paso Aguán liderado por “Piturro”.

En julio del 2021 también fue asesinado Juan Moncada miembro de la Empresa Asociativa Campesina de Producción Gregorio Chávez y que también tenía medidas de protección interna del Mecanismo de Protección.

En menos de dos meses han sido asesinados siete defensores de la tierra y el agua en esta región.

En los últimos días Santos Hipólito Rivas expresó en una reunión que tenía amenazas y que recientemente había acudido al Mecanismo de Protección para interponer denuncia, asimismo la comunidad de Panamá denunció en reiteradas ocasiones antes la Unidad de Muertes Violentas del Bajo Aguán (UMVIBA), amenazas a muerte, persecución y vigilancia por parte de este grupo armado.

El 31 de enero, más de cien organizaciones de derechos humanos de sociedad civil, catedráticos, estudiantes, representantes de la iglesia firmaron  la carta dirigida al Secretario del Departamento de Estado de los Estados Unidos, Anthony Blinken en relación a la actual crisis de Derechos Humanos en Honduras, y los asesinatos de dirigentes y miembros de las cooperativas campesinas que defienden sus derechos a la tierra en el Bajo Aguán.

Artículos Relacionados

Últimas Entradas