miércoles, junio 12, 2024
InicioNoticiasOpinionesLos mayordomos de Washington

Los mayordomos de Washington

A pocos días de realizarse el foro económico mundial en la ciudad de Davos, Suiza y que para este año 2019, llevará el nombre de la revolución industrial y un mundo globalizado 4.0, Israel y Siria entran en un fuerte ataque bélico, mientras que la crisis humanitaria que vive Centroamérica sigue caminando en caravanas de miles de personas, que huyen de las guerras no declaradas en sus países.

 

“la caravana centroamericana huye de la miseria y de los horrores de los que Estados Unidos es responsable” Noam Chomsky

 

Escrito por: Ronnie Huete S.

Periodista internacional

 

 

Washington DC, 23 de enero de 2019. Las políticas bélicas de las naciones más poderosas del mundo fortalecen sus ataques, mientras que en Latinoamérica la reconfiguración política de los nuevos gobiernos, vuelven a convertirse en los mayordomos de Washington.

 

Los recientes ataques de Israel contra Siria confirman que la retirada de las tropas estadounidenses de la nación árabe no definirá el final de este conflicto.

 

Pese a que la prensa internacional anuncia una imparable crisis económica a escala internacional para finales de este 2019, los impuestos de los ciudadanos estadounidenses aun son utilizados en el financiamiento de las guerras en el mundo.

 

La desigualdad social es avasalladora en todos los continentes, Un nuevo informe de la organización benéfica Oxfam revela que la riqueza de los multimillonarios aumentó 12% el año pasado.

 

Según el informe, las 26 personas más ricas del mundo poseen la misma cantidad de dinero que el 50% más pobre, unos 3.800 millones de personas. El informe, que se publicará previo al Foro Económico Mundial de Davos, Suiza, sostiene que la desigualdad económica afecta en mayor medida a mujeres y niñas. Las siguientes son las palabras de Winnie Byanyima, directora ejecutiva de Oxfam.

 

Winnie Byanyima expresó: “Tan solo el año pasado, la riqueza de los multimillonarios aumentó 2.500 millones de dólares cada día, mientras que la riqueza de la mitad más pobre de la humanidad, 3.800 millones de personas, disminuyó en 500 millones de dólares por día. Estoy aquí en Davos para pedirles a los gobiernos que despierten y asuman su responsabilidad, y que apliquen impuestos de manera justa, que apliquen impuestos a la riqueza y destinen lo recaudado a los servicios públicos que la gente necesita”.

 

Las injusticias sociales que genera la peor de las violencias, llamada pobreza, mediante la ilusión del neoliberalismo sigue aumentando, pero no solo en los países del sur del planeta, puesto que Europa y los Estados Unidos también contienen esta violencia que ataca a diario a sus ciudadanos.

 

Personas que viven en la calle en medio de las bajas temperaturas que provocan los duros inviernos en estas naciones, sigue siendo un problema invisibilizado por sus gobiernos, como si se tratase de animales sin techo.

 

Está claro, no es importante mejorar la calidad de vida de sus habitantes, ni mucho menos la paz en otras naciones, que, aunque no vivan en carne propia una guerra, sin embargo, huyen de sus países a causa de la violencia generada por la miseria impuesta por las políticas internacionales de la ilusión neoliberal.

 

Las políticas exteriores de los Estados Unidos junto con su mejor amigo el Estado Sionista de Israel, insisten en apropiarse de las decisiones del resto del mundo a costa de lo que fuese.

 

Esto lo confirma el nuevo presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, quien es abiertamente pro-Israel y avanza con su nuevo gobierno en políticas exteriores que benefician al sionismo a escala internacional, pero que daña la soberanía de Brasil.

 

Lo mismo sucede en Argentina, cuyo mandatario ha decidido seguir la agenda sionista de Israel, al ceder parte del territorio a misiones israelíes que pernoctan en la zona de la Patagonia, pero ¿con que objetivo están habitando en estas tierras?

 

Por su parte el secuestro de Centroamérica por el crimen organizado y el narcotráfico, específicamente en su triangulo norte como lo define Washington, es más que notorio que las políticas solidarias para mejorar el derecho humano de vivir dignamente, han sido tiradas a la basura de las políticas autoritarias del nuevo orden mundial.

 

El apoyo militar de Israel y Estados Unidos para resarcir cualquier levantamiento social en Latinoamérica, contra las nuevas políticas del nuevo orden mundial, mantienen en una dictadura internacional a las naciones que son presididas por los mayordomos de Washington.

 

El reciente mayordomo Jair Bolsonaro, siguiendo las políticas abiertas en la facilitación del uso de armas en sus ciudadanos, ha sido una decisión que incrementará la violencia, bajo un discurso xenófobo y racista, muy similar a lo que vive Estados Unidos e Israel.

 

Ante estos panoramas sombríos en la tierra, el politólogo internacional y sociólogo latinoamericano, Atilio Borón describe que, aunque Estados Unidos mantiene un control muy fuerte en Latinoamérica con la reconfiguración de los gobiernos, en la parte del medio oriente a perdido hegemonía.

 

“Ejemplo de ello fue la reunión que desarrollaron los gobiernos de Rusia, Irán y Siria para buscar una solución al conflicto Bélico en Siria, sin embargo, Estados Unidos no participo, lo que es un claro indicio de que su poder en el medio oriente se ha debilitado” mencionó Atilio Borón en una entrevista, para una cadena de televisión latinoamericana.

 

“Uno de los grandes fiascos de los últimos tiempos ha sido la presidencia de los Estados Unidos por el premio nobel de la paz, Barak Obama, uno de estos fracasos fue el tema de la reforma económica que permitiera revertir la feroz tendencia de la concentración de los ingresos, producidos en los últimos 25 años en los Estados Unidos” Afirmó Borón.

 

Borón agregó que, en términos reales controlado por la inflación, el salario mínimo de Nueva York es el mismo que había en el año de 1974, ya que asegura que fue creciendo con la inflación, pero en términos reales no hubo un aumento de un centavo, este dato fue revelado por la Oficina Nacional de Estadísticas Laborales.

 

En su análisis, Atilio Borón señala, que los economistas que avalan el Establishment aceptan que, en los últimos 25 años, el crecimiento del 90 por ciento de la economía de los Estados Unidos, quedo en manos del 10 por ciento de la población del país.

 

Esta desigualdad notoria en uno de los países más poderosos del mundo es solo un pequeño reflejo de la extrema precariedad que viven los países de la periferia del continente americano, quienes huyen de sus naciones, formando extensas caravanas hacia los Estados Unidos.

 

En relación con ello el analista internacional de origen estadounidense Noam Chomsky, es del pensamiento que; “la caravana centroamericana huye de la miseria y de los horrores de los que Estados Unidos es responsable”.

 

A un año de finalizar la segunda década del siglo XXI del segundo milenio del calendario gregoriano, las crisis en el mundo ya no son apartadas en países, puesto que son unidas por las políticas globales de la ilusión del sistema financiero y el negocio de las guerras, perpetuadas por el sionismo internacional.

 

Artículo anterior
Artículo siguiente
Artículos Relacionados

Últimas Entradas