viernes, julio 19, 2024
InicioDDHHMujeresPremio Carlos Escaleras es otorgado a María Felícita López

Premio Carlos Escaleras es otorgado a María Felícita López

Tegucigalpa, Honduras (cpnexihon.hn)- El premio Carlos Escaleras en su edición 2021 lo ganó María Felícita López, de la etnia lenca. El galardón honra la memoria del ambientalista del mismo nombre, quien fue asesinado hace 24 años y aún continúa en la impunidad.

“El premio lo recibo como una sorpresa del año y como una esperanza, con un compromiso de seguir defendiendo los derechos humanos, el territorio, la casa común”, dijo López luego de recibir el premio en un acto celebrado en Tegucigalpa con ambientalistas de varias regiones de del país.

“Los pueblos originarios conviven con el territorio, son parte de él y están comprometidos a arriesgar su vida defendiéndolo para que no se les sigan explotando y saqueando”. Expresó López y agregó:

“La madre Tierra ha llorado ya demasiado y, por lo tanto, vamos a seguir defendiendo el territorio. Carlos Escaleras nos ha dejado una esperanza, una luz para seguir luchando, para seguir defendiendo, para seguir preservando, para seguir produciendo, porque sin el agua, sin el bosque y sin la tierra, no tenemos de vida”.

López es miembro del Consejo Indígena Lenca de Santa Elena, departamento de La Paz, fronterizo con El Salvador, que ha luchado en contra de la empresa hidroeléctrica Encinos, propiedad de la diputada Gladys Aurora López y su esposo, Arnold Castro, que en 2011 se instaló en esa región del país.

María es coordinadora de los Consejos indígenas municipales, Consejos de mujeres indígenas y presidenta de la Red Municipal. Desde hace once años es defensora los derechos humanos, de las mujeres y el medio ambiente en el departamento de La Paz.

Ganar este premio es una emoción a media porque han perdido familiares y compañeros hasta que hace siete años fuera paralizada la hidroeléctrica de la diputada y su esposo.

Felicita relata que la defensoría de los territorios les ha traído muchos problemas uno de ellos contra su esposo, Alejandro Vázquez, quien tiene pendiente una orden de captura desde hace siete años. Fue procesado también por su lucha en defensa de los recursos naturales.

La defensa de los territorios no respeta normas sociales y López testifica sobre este tema porque es madre de cuatro hijos y contó que cuando inició su lucha por la defensa del ambiente le “tocaba andar con uno de mis hijos en el lomo, uno de la mano, otro ‘chineado’ (cargado en brazo) y otro en la barriga”.

Impunidad en la muerte de Carlos Escaleras

Carlos Escaleras, nacido en 1958 en Tocoa, departamento de Colón, en el Caribe hondureño, fue recordado hoy como un hombre de fe y compromiso sólido, además de miembro de comunidades eclesiales de base y patronatos.

En el decenio de los 90 del siglo pasado dirigió la defensa del río Guapinol ante la contaminación que producía una planta procesadora de aceite de palma, propiedad del empresario Miguel Facussé (ya fallecido).

En 1997, cuando Escaleras se postuló como candidato a alcalde, las amenazas de muerte que había recibido se cumplieron, fue asesinado de tres disparos, por la espalda, el 17 de octubre de ese mismo año.

En 2015 el Estado de Honduras reconoció su responsabilidad en la violación del derecho a la vida y el derecho a la justicia en el caso de Carlos Escaleras.

Por su muerte solo una persona ha sido condenada como autor material, mientras sus familiares siguen exigiendo que no queden impunes los autores intelectuales.

El Premio Nacional Carlos Escaleras es promovido por el Equipo de Reflexión, Investigación y Comunicación (ERIC), rectorado por los jesuitas; el Centro de Derechos de Mujeres y Diakonía Honduras, entre otras organizaciones.

Artículos Relacionados

Últimas Entradas