Categoría: Falso 

Personaje calificado: Juan Orlando Hernández, presidente de Honduras.

Frase: “Hoy salen con más fuerza otros enemigos de la independencia de nuestros pueblos, el ataque a los principios cristianos, el ataque al concepto de la familia, son los que promueven el matrimonio entre personas del [mismo] sexo”.

Por: Conexihon // Coalición de Medios Contra la Desinformación

Tegucigalpa, Honduras (El Observador).- El matrimonio igualitario no es un “peligro” ni es promovido por “enemigos” de Honduras, como ha planteado el presidente Juan Orlando Hernández. Los dichos del mandatario, refirieron activistas consultadas, son violencia simbólica y han fomentado el discurso de odio en contra de la diversidad sexual. 

En el bicentenario de la independencia de Honduras, Hernández expresó que quienes quienes promueven el matrimonio entre personas del mismo sexo, “atacan” los principios cristianos y el concepto de familia. 

El mandatario, de igual forma, dijo el pasado 15 de septiembre de 2021 en los eventos de los desfiles patrios que “enemigos confabulados” buscan robar a Honduras sus valores, pero que el Estado debe proteger a las familias y a la infancia “contra todos sus peligros como el matrimonio que por ahí promueven algunos”. 

Donny Reyes, director de la Asociación Arcoíris, señaló que las frases del presidente generan división y violencia, y ponen en riesgo a las y los defensores de derechos, en particular a los de los derechos LGTBIQ+.

“El discurso de JOH atenta contra la identidad sexual, identidad de género, pero fundamentalmente atenta hacia la libertad de expresión de grupos colocados en situación de vulnerabilidad”, refirió. 

“Hace que las personas con una expresión o una identidad de género visible tengan que esconderse y tener que hacer acciones de clandestinidad para salvaguardar su vida. Nosotros(as) desde nuestro espacio condenamos, rechazamos y repudiamos este tipo de discursos que lo único que generan es violencia”, agregó el director de Arcoíris.

De igual forma, explicó que la violencia raíz del discurso homofóbico y transfóbico de Juan Orlando y otros políticos del mismo Partido Nacional (PN) ha generado una apología y un enfrentamiento altamente violento contra personas LGTBIQ+, por lo que se han registrado agresiones, amenazas e incluso se ha provocado que les expulsen de ciertas regiones.

“Ningún líder político o persona como el titular del Poder Ejecutivo debería de promover este tipo de discurso de odio, puesto que es la primera persona que representa un país y debería de promover la paz, el respeto a los derechos de las personas, y no discriminar”, agregó.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) señala que la igualdad y la no discriminación son derechos básicos y “no existe letra pequeña o cláusula de exención oculta alguna que pudiera permitir que un Estado garantizara derechos plenos a algunos pero se los denegara a otros exclusivamente por razón de su orientación sexual o su identidad de género”. 

En cuanto a los niños, la Organización en su campaña Libres Iguales refiere que “que ni aprender sobre las personas LGBTI ni pasar tiempo con ellas influyen en la orientación sexual o la identidad de género de los menores ni pueden perjudicar su bienestar”. 

En enero de este año, HRW alertó que el proyecto de ley que daría carácter permanente a la prohibición del matrimonio igualitario en Honduras era “violatorio de los estándares regionales de derechos humanos que prohíben tratar arbitrariamente de manera distinta a las parejas del mismo sexo, incluso en lo referente a los derechos matrimoniales. 

“En una opinión emblemática de 2017, la Corte Interamericana de Derechos Humanos expresó que todos los derechos aplicables a las relaciones familiares de las parejas heterosexuales debían extenderse a las parejas del mismo sexo”.  

Exclusión en el proceso electoral

La Red Lésbica Catrachas señaló que para las elecciones del 28 de noviembre ningún representante a cargo de elección popular se había declarado abiertamente LGTBIQ+, o a favor de la defensa de los derechos de esta población.

Las personas trans que participaron en las elecciones pasadas, recordó, fueron discriminadas por el Tribunal Supremo Electoral al no reconocerles como ellas se perciben, deslegitimando así sus proyectos políticos.  

“El discurso de JOH al momento de llamar enemigos de la patria a las personas diversas nos vuelve a colocar en una situación parecida a la del Golpe de Estado”, sostuvo Nahil Zerón de Cattrachas. 

El proceso electoral, lamentó, no incluyó como prioridades en su agenda los derechos LGTBIQ+.

“Por eso estamos en la expectativa, independientemente de quién gané sabemos que el tema de la diversidad sexual va a ser el último en tocarse, porque nunca es el momento para hablar por los prejuicios enraizados en la sociedad, y que el Partido Nacional lo ha marcado más en estos últimos 12 años que ha convertido a Honduras en un país violento para vivir”, concluyó la defensora de Cattrachas.

Gobierno sin cumplir sentencia de la CIDH

La Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) sentenció al Estado de Honduras en marzo del 2021 a respetar los derechos de las personas trans, por el caso de Vicky Hernández.

“Vicky Hernández, trabajadora sexual y activista de la organización por la defensa de los derechos de las personas trans Unidad Color Rosa, fue asesinada en las calles de San Pedro Sula en junio de 2009, en un momento en que se estaba produciendo un golpe militar”, refiere sobre ese episodio HRW. 

Sin embargo, hasta la fecha no se ha cumplido la sentencia. 

“El Estado no ha cumplido nada sobre la sentencia de la CIDH en el caso de Vicky, es obligación del Estado en pedir perdón y de proteger generando mecanismos para el reconocimiento de la identidad de género y el resarcimiento del daño a los familiares. Honduras al día de hoy ni siquiera ha pedido disculpas a la comunidad LGTBIQ+ para empezar a dar señales de interés en el cumplimiento de la sentencia, y creemos que tampoco lo van a hacer en este gobierno opresor”, lamentó Donny, activista.

Castro dice que reconocerá derechos LGTBIQ+

Los resultados de las elecciones generales del 28 de noviembre muestran a Xiomara Castro del partido Libertad y Refundación (LIBRE) como la presidenta virtual electa para gobernar Honduras, contando hasta el momento con más del 53 por ciento de votos a su favor.  

 

LIBRE en su plan de gobierno propone una Ley de protección para personas LGTBIQ+ que asegure políticas de inclusión, su igualdad de remuneración, el respeto a su identidad, e integridad personal. 

Además, se comprometen en penalizar severamente los crímenes de odio contra personas LGTBIQ+, creando una unidad de investigación comprometida en la persecución de crímenes que reduzca la impunidad, además de un programa de atención psicológica pública exclusivo para personas LGTBIQ+ para impulsar una salud integral. 

De igual forma, contempla la aprobación de la ley de identidad de género que asegure la inclusión social y promover espacios seguros (locales, institucionales, políticos, públicos) con enfoque de DDHH y desarrollo.


Noticias Destacadas