Tegucigalpa (Conexihon).- “Nadie es profeta en su tierra”, dice un conocido refrán. A nueve meses de su asesinato, la lideresa indígena-lenca, Berta Cáceres, recibió de forma póstuma el máximo reconocimiento

medioambiental otorgado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) el pasado 02 de diciembre, mientras que en Honduras continúa una larga espera porque se esclarezca el crimen.

En el marco de la Conferencia de la ONU sobre Biodiversidad, en Cancún, México, se le otorgó a Cáceres el Premio “Campeones de la tierra”, en donde se reconoce anualmente a líderes de gobierno, la sociedad civil y el sector privado cuyas acciones han tenido un impacto positivo sobre el ambiente.

"Berta Cáceres se rehusó a permitir que poderosos intereses violaran los derechos de los pobres y marginados y destruyeran los ecosistemas de los que dependen… Su enfoque era local, pero su causa y su sacrificio resuenan en todo el mundo ", dijo Erik Solheim, Director Ejecutivo de ONU Ambiente.

El reconocimiento fue recibido por el hermano de Berta, Roberto Cáceres, quien mencionó que tanto la lucha de su hermana como la del pueblo lenca no sea olvidada “ y que a todos los que luchan por los derechos ambientales en el mundo".

Berta Cáceres fue fundadora del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH) en 1993 y desde este espacio generó procesos de defensa del territorio y de los bienes comunes de la naturaleza. Al momento de su asesinato,  el pasado 02 de marzo, ella fungía como la coordinadora general.

Aproximadamente un año antes de ser asesinada, Cáceres recibió el Premio Goldman de Medio Ambiente, reconocimiento a su lucha contra la instalación del proyecto hidroeléctrico “Agua Zarca” sobre el Rio Gualcarque,  el cual es sagrado para el pueblo lenca, y cuyo cause baña los departamentos de Intibucá y Santa Bárbara, al occidente de Honduras.

Nueve meses en espera de ¡Justicia Para Berta!

El calendario sigue su curso y el día 02 de cada mes marca la agenda con un registro de impunidad en el caso de la defensora del territorio. Las instituciones de justicia como el Ministerio Público (MP), está a cargo de la investigación, pero sin la participación de la familia Cáceres y su parte legal.

Mediante un comunicado el COPINH y los familiares de Cáceres también siguen exigiendo que no se les excluya de la investigación y que se permita que un equipo de expertos internacionales investigue el caso.

Recientemente, se dio a conocer la creación del Grupo Asesor de Personas Expertas (GAIPE), que realizará un análisis independiente, objetivo e imparcial de los hechos de los que fueron víctimas Berta Cáceres Flores y Gustavo Castro Soto, testigo del crimen y además director de la organización “Otros Mundos”, con sede en Chiapas, México.

En el comunicado, familiares de Cáceres y el COPINH recordaron que hasta ahora han sido imputadas siete personas, como autores materiales del crimen, sin embargo tanto los familiares como la organización exigen que se llegue hacia los autores intelectuales del asesinato contra Berta Cáceres.

Otro punto hecho que marca esos nueve meses, es el robo del expediente del caso, mientras una magistrada lo conducía en su vehículo el 28 de septiembre. A raíz de este suceso, sectores de la comunidad nacional e internacional, entre ellos el Relator de la ONU, Michael Forst, apuntó que este hecho muestra “la vulnerabilidad del sistema judicial hondureño”.

"Ya no hay tiempo" es una frase que dijo Berta Cáceres al recibir el premio en 2015. Y mantiene vigencia  en aras de que se haga justicia en el caso de la lideresa inidgena-lenca, en donde el Estado mantiene una muralla que no permite conocer a fondo el desarrollo de la investigación en torno al asesinato. Los dias pasan y el camino se torna mas largo para llegar a la justicia para Berta.

0
0
0
s2sdefault

Noticias Destacadas

Más Leídos