lunes, mayo 27, 2024
InicioNoticiasDDHHEsclarecer el asesinato de 116 personas del pueblo Maya, es el principal...

Esclarecer el asesinato de 116 personas del pueblo Maya, es el principal reto del presidente electo en Guatemala

Tegucigalpa, Honduras (CONEXIHON). – Con una tendencia del 59% de los votos a favor y el 95% de las urnas escrutadas el Tribunal Supremo Electoral de Guatemala declaró ganador en segunda vuelta a Bernardo Arévalo quién gobernará esa nación centroamericana en el período 2024-2028.

Aunque el ahora presidente electo se identifica con la lucha social contra la corrupción, su mandato esta de cara a una de las pruebas más complicadas, pues será determinante su apoyo para esclarecer qué pasó en la comunidad de Chiul, Cunén, Quiché el 21 de mayo de 1988, momento y lugar que según denuncia de Arnulfo Oxlaj 116 miembros de la comunidad Maya fueron asesinados por miembros del ejército guatemalteco como consecuencia de una política de Estado promovida ordenada y sustentada por  Marco Vinicio Cerezo Arévalo expresidente de Guatemala y familia directa de Bernardo Arévalo según denuncia Arnulfo Oxlaj, único sobreviviente de la masare.

Hechos:

En 2018 Arnulfo Oxlaj se presentó ante la fiscalía de derechos humanos de Guatemala para declarar que el 21 de mayo de 1988 cuando Oxlaj tenía 7 años grupos militares llegaron hasta su comunidad y cumpliendo con una política no escrita de exterminio asesinaron a 116 mayas, conocidos por su habilidad como “Ajq’ij/Ajq’ijab’ / contadores de tiempo” las personas que guardan el conocimiento ancestral e interpretan los hechos más importantes durante el año maya de 260 días.

Fue, según Oxlaj, este conocimiento sumado a los rasgos físicos de sus familiares y amigos suficiente para que grupos militares consideraran su desaparición como eminente.

El mayor avance del caso se registró en 2021, 33 años después de la tragedia cuando la fiscalía se aprestaba a realizar una exhumación que no se concretó por la sorpresiva captura del único testigo.

Según Oxlaj, con la llegada a la presidencia de Arévalo, el caso esta lejos de resolverse, debido a que representa un sector social interesado en mantener las masacres a pueblos originarios en la impunidad, se trata de altos mandos militares, políticos y empresarios ligados presuntamente en la política de exterminio.

Oxlaj:” Mis padres eran contadores de tiempo, enseñaba armonización con la madre naturales, pero todo aquel que no se identifica como cristiano es perseguido incluso hoy”.

Oxlaj:” En Guatemala, no se puede olvidar el genocidio, el pueblo no sabe olvida la memoria historia, esto no se trata de preferencia política esto es por justicia”.

Luego de la victoria de Bernardo Arévalo en las urnas, la lucha de Arnulfo  Oxlaj y defensores de derechos humanos se complica, pero esperan que la posición de poder de la familia Arévalo no se interponga en la búsqueda por justicia para los 116 mayas asesinados en Chiul.

Te puede interesar

www.chiulesmemoria.com

Artículos Relacionados

Últimas Entradas