Por: OFRANEH*

La Ceiba, 2 de julio de 2018.-  En medio de una gira frenética por América Latina del Vicepresidente de los Estados Unidos Mike Pence, abordó el candente tema de la “cero tolerancia” asumida por la administración Trump, en cuanto al recrudecimiento del fenómeno migratorio auspiciado por la violencia y pobreza, imperante en la región.  El éxodo  ha tenido como respuesta de los Estados Unidos, una serie de medidas entre ellas  la separación de miles de menores de sus progenitores. Pende entre otras  señaló a los “honorables” presidentes del triángulo de la muerte, la importancia del respeto a las fronteras y el apego a las leyes.

En el 2014, se dio una avalancha migratoria hacia los Estados Unidos, que incluyó a mas de 60 mil menores de edad, situación que rebalsó a las autoridades migratorias estadounidenses, dando lugar a una ambigua respuesta de parte de la administración de Barack Obama. Los medios de comunicación estadounidenses sirvieron para difundir las imagines de hordas de menores que cruzaban la frontera, desatando temores atávicos entre la todavía mayoría blanca, de una factible suplantación en las estructuras de poder, incrementando de esta forma el racismo que prevalece dentro de la sociedad estadounidense.

PROPUBLICA viene efectuando un mapeo de los centros de detención de menores, señalando la existencia de 99 posibles lugares en que las autoridades del ICE tienen retenidos a 2.047 menores además de 8,886 que habían habían cruzado la frontera antes que Trump decretara la “cero tolerancia”.

Trump y su séquito de Republicanos han venido indicando sobre la existencia de una ley para separar familias, la cual supuestamente fue aprobada por los demócratas en 1997 pero en realidad fue promulgada en mayo de 2018. Ciertamente la detención de menores y su separación de sus progenitores se ha convertido en un negocio que supera los mil millones de dólares. Solo el contrato para reacondicionamiento de un Wallmart en Texas, la empresa Southwest Key reibió la cifra de $458 millones.

Más allá de la crisis humanitaria que se esta dando, la indiferencia de las autoridades en reunificar los menores con sus progenitores, existe a nivel político, la horripilante manipulación del racismo, que se encuentra latente entre buena parte de la población de los Estados Unidos; país que fue construido por las diferentes oleadas migratorias que se encargaron de eliminar o domesticar a las poblaciones vernáculas.

Donald Trump fue elegido entre los republicanos con el empuje de grupos de extrema derecha que van desde la denominada Alt Right, pasando por el Partido del Te, hasta el Ku Kus Klan; Grupos que no han escondido su tendencia a posiciones extremas en cuanto al racismo fundamentado en la superioridad blanca.

La manipulación de los temores primigenios de la población de origen anglosajón en Estados Unidos ha sido uno de los temas recurrentes de Steve Bannon, uno de los promotores del denominado Al Right, que desde el Portal del Breibart News se ha encargado de resucitar “el Choque de Civilizaciones”, tema sobre el cual el politólogo Samuel Huntington publicó un libro en 1996, donde planteaba como los blancos en Estados Unidos se están convirtiendo en una minoría demográfica, dando lugar a una estampida del racismo que llega a uno de sus momentos cúspides con la política de “cero tolerancia” emprendida por Trump, y la que aparentemente jugará un rol central en las elecciones parlamentarias estadounidenses del próximo noviembre.

Para Mike Pence – promotor del traslado de la embajada estadounidense a Jerusalen, la reunión efectuada ayer con los mandatarios de Guatemala, El Salvador y Honduras, sirvió para refrendar el colonialismo al que se ven sometidos los países centroamericanos, los que probablemente se verán obligados a criminalizar la migración ilegal, para así poder continuar recibiendo las dádivas de la ayuda imperial.

No obstante que la administración Trump emitió el 20 de junio una suspensión de la separación de familias, promovida por la política de“cero tolerancia” emitida por el fiscal general Jeff Sessions el pasado abril; el chantaje que viene efectuando la administración Trump continúa, ya que a las familias detenidas se les conmina aceptar la deportación para así poder obtener la reunificación, además que no existe plan gubernamental alguno para solventar la problemática de las familias separadas.

El periódico digital “The Intercept” indicó que 81 de los menores detenidos fueron entregado a una agencia de adopción. El hecho ha fomentado una alarma ante la posible conversión de los menores en “huérfanos sociales”. La caída en picada del reservorio de infantes para la adopción que se ha dado a nivel mundial, como poducto de cambio de leyes nacionales referentes a los procesos de adopción, o la suspensión de los mismos por cuestiones éticas, ha dado lugar a una reducción del 80% de las adopciones en el planeta comparado con las cifras del año 2004. La crisis de los menores enjaulados ha conllevado a pensar a algunas instituciones, que se viene de forma premedita cociendo un auge de adopciones de los menores separados de sus padres por el ICE.

Todo parece indicar que no existirán mayores cambios de la política estadounidense en relación al enjaulamiento de los “animals” provenientes de los países “Shitholes”.

 

Tomado de :https://ofraneh.wordpress.com/2018/07/02/trump-el-enjaulamiento-de-los-animalsy-el-choque-de-las-civilizaciones/

 * Organización Fraterna Negra Hondureña


0
0
0
s2sdefault