Autora: Claudia Sánchez Cárcamo

Honduras políticamente es una nación donde gran parte de su población sufre de amnesia selectiva, lagunar y memoria a muy corto plazo, nace en medio de una tradición política bipartidista, acostumbrada a turnarse el poder en ciclos y con periodos presidenciales de diferentes candidatos por partido, siempre y cuando no hallan modificaciones a las leyes donde se prohibían las reelecciones presidenciales, acá es donde nacen los cegadores absolutismos, casualmente el orden constitucional del ejercicio democrático es roto por las dictaduras del Partido Nacional y generan el descalabro legal y democrático, como la dictadura actual, que violento y modifico a su antojo la Constitución Nacional con la osadía de modificar los artículos PETREOS al reelegirse el dictador.

El país está dividido tanto geográficamente como en los rubros o áreas que en cada región da vida a su economía local, en lo referente a la producción de la materia prima es tan difícil calcular el PIB de producto interno bruto con la evasión fiscal que el gobierno concede a quienes le han apoyado para continuar ilegítimamente en el poder, donde la división laboral entre las áreas urbanas y rurales está delimitada por sus habilidades y cualidades sometidas desde la falta de interés en la mejora del estilo y calidad de vida de la población nacional sometida desde la falta de atención a la infraestructura, salud y sobretodo carencia de apoyo y bonos en alfabetización de la población nacional, la cual mediante capacitación empírica lucha por obtener sus sostén diario, pero al final la calidad de la educación influirá en la cantidad de remuneración de cada empleado/a y jornalero/a.

Socialmente se tiene un sincretismos lingüístico, étnico, religioso con tradiciones ya no tan fieles a la época pre colonial que han sufrido alteraciones victimas de la modernización y falta en las nuevas generaciones de quien siga las tradiciones ancestrales o que sufrieron mimetizaciones con la cultura europea dejando en el letargo las reminiscencias culturales post coloniales, sin olvidar la impronta de esclavos africanos, la migración de minorías orientales, árabes, europeos en ciertas zonas del país que siguen presente en el nombre se sus barrios, calles, avenidas y edificios, la alienación cultural anglicista herencia de la época de los piratas en islas de la Bahía y la Moskitia o con los Company town en el Norte de la nación.

Económicamente hemos sido una nación con migraciones económicas marcadas en un inicio por la vida feudal y las encomienda de indios/as, luego pasamos a ser una nación que sobrevive del capital extranjero mediante concesiones en la minería, los enclaves en las bananeras, las maquilas, las franquicias todo ello llega a una declive y el país sale a flote económicamente gracias a las remesas y actualmente por las modificación en el código del trabajo en las cuales se complace a la empresa privada y lo oligarquía pero que solo afectan los derechos e intereses de los/as empleadas se subsiste en una económica que se aferra a existir contra todo desahucio entre el hibrido del trabajo desde: económica informal, subcontrataciones, empleo por hora, remesas y el narcotráfico.

La Glocalidad nos obliga a vernos de adentro hacia a fuera y viceversa, cuando existen modas en el extranjero tardan alguna temporalidad pero igual se instalan en el territorio patrio. Lo mismo sucede con la economía, si existe recesión económica en los país de primer orden nos genera inestabilidad nacional. Pero nunca nos nivelamos ni libramos son las Deudas Eternas y de ser un país con un sistema económico tercermundista que importa más de lo que produce, donde su capital que deriva del producto interno bruto no logra salir a flote, ni se eleva el IDH Índice de Desarrollo Humano pero siempre la poblacional nacional es víctima de las políticas económicas, los exagerados incrementos en la taza de todos los impuestos que se inventa la SAR, y de las millonarias dietas que los políticos que viven a costillas de nuestros impuestos se recetan.

Ambientalmente somos una de las naciones donde más se irrespetan y daña el ecosistema en toda su diversidad ambiental, terrestre, marítima, fauna y flora. El estado se encuentra suscrito y ratificado a diversos convenios y tratados internacionales que simplemente quedan en el olvido al secarse la tinta en el papel donde se estampo una hipócrita firma donde fingen acataran el derecho.

Actualmente el régimen dictatorial del Partido Nacional en el que nos ha sometido a múltiples vejámenes por su (in)gobernanza está en un intento de venta de su soberanía y territorio de patria, en donde las principales víctimas son sus bellezas naturales, prioridad para el establecimiento de mal llamadas ZEDES, ya no valdrá ser hondureña/o para utilizarlas necesitaremos pasaporte para entrar en suelo hondureño que ya no será perteneciente a la nación.

Al pensar en la felicidad de la vida se viene a la mente una imagen bucólica de una montaña, un valle, un rio o la mar, pero el trabajar para preservar un ambiente sano y es una pena de muerte sobre las y los activistas de la naturaleza, nuestras defensoras de las tierras y territorios son quienes sufren las más cruentas violaciones a sus DDHH o pierden sus vidas a manos de sicarios y son innumerables las ocasiones en que estas concesiones son realizadas u otorgar sin el consenso de la comunidad, pero estas licencias de uso o expropiación a nivel nacional siguen realizándose casi a diario por ello es que el país pierde más territorio con estas ventas en la mitad de la noche bajo el silencio del hemiciclo legislativo y demás manos de políticos y delincuentes de cuello blanco.

Tenemos un Estado que persigue, criminaliza, convierte presos políticos o crea campañas que deslegitiman a quienes tienen la osadía de trabajar en la Defensa de los Derechos que el Estado o las empresas transnacionales privan a la población, el destinos de las y los dirigentes, lideres o defensores de ciñe bajo la Ley del Hierro: Destierro (intentando salvar sus vidas) Encierro (dar una lecciones de poder) Entierro (creyendo que asesinando al dirigente se acalla o detiene la lucha)

El defender la Libertad de Expresión, el Acceso a la Información Pública, el Derecho al libre ejercicio periodístico o la comunicación social que busque dar a conocer la verdad le hace ser una voz disidente en Honduras lo que le genera anticuerpos, enemigos y la muerte por parte de quienes pretenden esconder sus actos delictivos ya sea en estafas, desfalcos, corrupción, tráfico de influencias, narcotráfico etc., quienes al verse al descubierto asesinan al periodista o comunicador/a social, quedando estos crímenes bajo el velo de infamia, bajo la impunidad y el olvido Estatal.

El Estado de Honduras tiene una de las tasas más altas en Latinoamérica de Moratoria en lo referente a la insuficiencia de enjuiciamiento y encarcelaciones de los culpables de dichos delitos debido a que las investigaciones no son exitosas además que los pocos elementos que intentan cumplir con su labora están maniatadas por órdenes superiores de no escarbar en el asunto, debido a que en muchas ocasiones son los mismo órganos ejecutores de (in)justicia quienes les han arrebatado las vidas a quien se atrevan a evidenciar las malas praxis Estatales o el contubernio con la empresa privada y oligarquía, dejando estos casos sin evidencia oportuna y útil, en su mayoría las pocas evidencias son desestimadas en juzgados por no ser recolectada adecuadamente.

Las diversas poblaciones en cada una de las comunidades a nivel nacional están regidas desde el imaginario colectivo e histórico de las regiones del país les halla tocada nacer o vivir, que comparten la dificultad de sobrevivir al coexistir armónicamente, intentar volverse autogestionarios y no caer en el ojo opresor y aniquilante del Estado ni dejarse acallar por el paternalismo parasitario. Intentando sobrevivir un día a la vez esquivando la lluvia de odio y balas.

Por hoy solo nos queda maldecir a los cuatro vientos por la impotencia, rabia y dolor de este sistema dictatorial al saber que el compañero y líder social Pablo Hernández director de la Radio Comunitaria Teran, la Voz Indígena Lenca en San marcos de Caiquin, Lempira, ha caído víctima por esta lluvia acida que arroja balas envueltas en impunidad, este asesinato es uno más que nos toca cruelmente presenciar en el país, es innegable la preponderancia de un trasfondo político.

Delito cometido en contra de un esforzado hijo del pueblo que en la praxis practicaba lo que predicaba desde su voz disidente de líder social perseguido por ser un Defensor de la Cultura Lenca, Derechos Humanos, Tierra y Territorio, Comunicador social y dirigente Indígena Lenca. Uno de los que impulsaba la iniciativa de la Universidad Indígena y de los Pueblos. Brindaba su aporte a la comunidad como Alcalde mayor de la Auxiliaria de la Vara alta de Caiquin, era coordinador de la comunidad eclesial de base y presidia la Red de Agroecologos de la Biosfera Cacique Lempira Señor de las Montañas. Al pensar en defensa y defensor/a hay un leve hilo entre zozobra y el amor.

Hasta siempre compañero, acuérdese de cuando en vez de guiar a los/as que aun luchamos acá.

Resumen Biográfico de la autora:

Feministas, Socialista, Escritora, Gestora y Promotora Cultural, Psicóloga, Pedagoga en educación superior, facilitadora en proyectos de orientación social, educativa y artístico-cultural. Bohemia, Artivista en DDHH y LGTTTBIQ+, con participación en cambios conscientes originados en la sociedad civil, voluntaria en el ámbito del arte, psicología, desarrollo social y cultural. Gnóstica.

Obras publicadas en prensa diaria, rotativos, revistas, antologías impresas y digitales, nacionales e internacionales, publicaciones en sitios web de orden artístico, cultural y de denuncia social.

Mujer de ideas rizomáticas, denunciante del mal vivir, inmersa en una sociedad erotoinconforme, vida itinerante sin atadura/ancla. Amante de las tradiciones, la cultura comunitaria, la literatura, el arte en general, alma errante, nomáda por pasión, de vida itinerante, sin ataduras ni anclas, vivo donde trabajo y trabajo donde vivo.

 


Noticias Destacadas