Tegucigalpa, Honduras (Conexihon).- Al menos 20 periodistas fueron desplazados forzosamente de Honduras en el 2019, según el Comité por la Libre Expresión (C-Libre), huyeron para salvaguardar sus vidas ante las innumerables amenazas a muerte que recibieron en su contra por ejercer su labor informativa.

“Cuando hablamos de 20 periodistas, hablamos de 20 medios de comunicación, esto es apología de agresiones a la libertad de expresión, porque justamente la percepción que existe cuando sale un periodista del país es que pierde sus fuentes informativas, empleo, posibilidad de ingresos y genera a sus compañeros de trabajo un tema de autocensura”, explicó, la directora de C-Libre, Amada Ponce.

Además, sostuvo, “algunos periodistas salieron con la intención de dar cobertura a las caravanas de migrantes, pero finalmente nunca regresaron a Honduras por el terror y la autocensura de cubrir temas importantes como el narcotráfico, extractivismo, corrupción y violencia que son los temas que el Estado intenta mantener acallados”. 

Autocensura y silencios informativos

Según el informe de C-Libre, una de las consecuencia del silencio informativo, impuesto por el discurso estatal es el cierre de espacios informativos en algunas zonas del país, departamentos como Olancho, no cuentan con medios de comunicación locales, puesto que se han cerrado por la necesidad de protegerse y otros recurren a la autocensura informando de cosas transitorias que no deja un pensamiento crítico en la opinión pública.

Lo mismo ocurre en el departamento de Valle, en la zona sur del país, sector que sufrió la partida en julio del 2019 del defensor de derechos humanos y comunicador social, Allan Torres.

Torres partió rumbo a Estado Unidos, junto a dos defensores más de derechos humanos, que tomaron la decisión de abandonar su hogar por la violencia y pobreza.

“Uno se va por miedo porque cuando se es defensor de derechos humanos y de la diversidad sexual hay temor por las muchas situaciones que se viven en el país, a diario atacan a personas contrarias a este gobierno y todo este modelo neoliberal que nos está imperando son las razones de irse”, declaró el joven comunicador a Conexihon.

El camino fue difícil y no lograron llegar al país del norte, en México fueron llevados en “perreras” hasta un centro de detención de migrantes, donde la guardia estatal por horas los trató de forma humillante y finalmente decidieron no quedarse pidiendo asilo político y regresar deportados por las condiciones de insalubridad y violencia que impera en los refugios.

Migración expulsa periodistas internacionales

El informe de la Libertad de Expresión del 2019 de C-Libre, también, expone sobre periodistas extranjeros que vienen a Honduras y son retenidos en una sala donde se les interroga exhaustivamente, algunos logran entrar pero a otros se les deniega la entrada al país, así lo evidencia la alerta 076-2019 del periodista sueco, Pablo Dalence.

“Tres periodistas han sido bloqueados sus ingresos al país, aunque se ha podido mediar como C-Libre con las autoridades de migración y nos han manifestado que los periodistas tienen un ingreso libre al país y que únicamente tienen que presentar su carnet, hacer constar que vienen a labores periodísticas y en este caso del periodista de radio Suecia, encontramos un patrón, también con periodistas de Univisión y otros que vienen hacer trabajos de FreeLancer como Jeff Ernst del New York Times, que han divulgado información que toca los intereses del Estado”, sostuvo la directora de C-Libre.

Vida Mejor

El periodista Estadounidense, Jeff Ernst, hablo sobre sus investigaciones en Honduras, en un conversatorio con periodistas realizado el 11 de febrero del 2019 en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).

“Hice una base de datos extenso de lo que había pasado en las últimas elecciones del 2017 y luego llegue a un enfoque de abusos de los programas sociales conocidos como Vida Mejor de [Juan Orlando Hernández] y otros, ese fue mi enfoque, con muchos estudios comprobé que esos programas son usados y muy eficaces para comprar votos y conciencias, especialmente para la reelección de un presidente, y ese presidente ha tenido un presupuesto mucho mayor que cualquier otro para ese tipo de programas”, anunció el periodista internacional.  

La información presentada por C-Libre es respaldada por el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (CONADEH), que señaló en su informe anual del año 2017, que al menos 15 periodistas hondureños fueron víctimas del desplazamiento forzado producto de amenazas de muerte y hostigamiento.


Noticias Destacadas