Tegucigalpa, Honduras (Conexihon).- El periodista radial, Pedro Arcángel Canelas, fue asesinado el pasado sábado 20 de diciembre, en el municipio de Dulce Nombre de Culmí, departamento de Olancho, contabilizando el cuarto crimen contra el gremio en 2020.

Canelas, de 59 años, era propietario de Radio Bambí (97.7 FM), emisora radial que opera desde 2002. Además, era el presentador de “Correo Informativo”, un espacio de noticias presentado a las 11 de la mañana.

De acuerdo con versiones de la prensa en el departamento de Olancho fue atacado a tiros por desconocidos a bordo de una motocicleta en el municipio en mención. Además, mencionaron que realizaba unas diligencias previo a departir una celebración de fiestas navideñas con el personal de la emisora.

La Asociación de Comunicadores Sociales de Catacamas, en un pronunciamiento, exigió que el crimen contra el comunicador radial no quede impune.

Otra de las exigencias hechas por el colectivo de periodistas fue “el cumplimiento estricto de las leyes que protegen a los periodistas y otros profesionales en nuestro país y especialmente en el departamento de Olancho”. 

El pasado 10 de diciembre, en una de las emisiones de su espacio informativo, Canelas denunció el panorama de violencia en el municipio de Dulce Nombre de Culmí y en el departamento de Olancho.

En su alerta número 142-2020, el Comité por la Libre Expresión (C-Libre), reprodujo textualmente la denuncia del comunicador, en la que dice: “Ahora, los delincuentes andan más protegidos que antes... el otro detalle, mientras no haya personas, a nivel de cúpula, a nivel de gobierno, a nivel de funcionarios confabulados con el crimen, eso no se va a aparar. El día que a un sicario se le antoja acabar con la vida de un ser humano, la policía está ocupada en otra cosa, mire que coincidencia... Culmí es un enchute, solo tiene la salida hacia Catacamas, esa motocicleta, entró por la carretera que sale hacia Catacamas... Ya han matado gente en pleno parque de Culmí y ¿Cuándo los han agarrado?”. 

Artículo 19 exige investigación “diligente y eficaz”

La organización ARTICULO 19 para México y Centroamérica hizo un llamado específico al Ministerio Público (MP) para que investigue “de manera diligente y eficaz” el asesinato contra Canelas.

Además, enfatizó que la investigación sobre este crimen, como móvil del crimen.

Del mismo modo, ARTICLE 19 llamó la atención a la Secretaría de Derechos Humanos y el Mecanismo Nacional de Protección a Defensores de Derechos Humanos, Periodistas, Comunicadores Sociales y Operadores de Justicia, para que otorguen apoyo a la familia del comunicador, así como a los colaboradores e integrantes de Radio Bambí “a fin de proteger su integridad y derecho a investigar y difundir información”.

Asesinato de Canelas recuerda peligros para el periodismo hondureño

Mientras que, el Comité para la Protección de Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) afirmó en un comunicado que, el asesinato de Pedro Canelas “es el más reciente recordatorio de los peligros que enfrenta el periodismo en Honduras”.

Natalie Southwick, coordinadora del Programa de Centroamérica y Sudamérica del CPJ, expuso la necesidad de llevar una investigación confiable que determine si su muerte tiene relación con el trabajo periodístico y “garantizar que se enjuicie a los responsables”.

En su informe anual de 2019, la Relatoría Especial sobre Libertad de Expresión, de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (RELE-CIDH), expuso que, el asesinato contra periodistas constituye la forma más extrema de censura y los Estados tienen la obligación positiva de identificar y sancionar a los autores de estos crímenes.

En su apartado sobre Honduras, el informe de la RELE-CIDH puntualizó que “la persistencia de elevados niveles de violencia contra periodistas y la impunidad de la mayor parte de los crímenes continúa siendo un grave problema para el ejercicio del periodismo y del derecho a la libertad de expresión”.

Cuatro son los periodistas y trabajadores de medios de comunicación asesinados en 2020, registrados por el Comité por la Libre Expresión (C-Libre).

En el mes de julio fueron asesinados German Vallecillo y Jorge Posas (La Ceiba, Atlántida); Mientras que, en septiembre fue silenciado por las balas criminales Luis Alonso Almendares (Comayagua). Los tres primeros ocurren en medio de la suspensión de garantías constitucionales impuestas como medida de control ante la pandemia por COVID-19. 


Noticias Destacadas