Tegucigalpa, Honduras (Conexihon).- La violencia se ha incrementado en el país contra los comunicadores sociales, en 2019 se registraron siete asesinatos, dos ocurridos en los últimos cinco días, el periodista José Arita de Puerto Cortés y la periodista Johana Alvarado de Catacamas, Olancho.

“Lo que observamos es que el Estado sigue totalmente inactivo sobre estas situaciones para investigar, llevar a los órganos jurisdiccionales y para sancionar a quienes cometen estos hechos y eso siempre tiene el efecto de alentar a que se repitan los hechos, eso es lo más grave que vivimos en este momento la impunidad que se profundiza en el Estado hondureño”, indicó el director Ejecutivo del Comité por la Libre Expresión (C-Libre), Edy Tábora.

Pero además, algo importante, es que los abordajes que está haciendo la Policía sobre estos hechos siempre colocan hipótesis con elementos de criminalidad organizada, diciendo que son producto de la extorsión, un tema que no tiene ningún enfoque en libertad de expresión, lo que tratan es de colocar un discurso de que sus muertes no tienen nada que ver con el ejercicio del periodismo, lo que nos da una pauta para saber también cómo investigan y alienta nuevos hechos violentos.

Edy Tábora, director de C-Libre

Por otra parte, se han agravado las amenazas legislativas contra los periodistas a través del Código Penal, hay una extensión en el nuevo Código hasta mayo de 2018 para que entre en vigencia, pero que la normativa sigue vigente.

Tábora, también exigió que la institucionalidad cumpla con sus funciones, investigar y sancionar a los culpables. La Fiscalía debe investigar estos asesinatos y llevar a los órganos jurisdiccionales, e investigarse no solo los hechores materiales sino también los autores intelectuales sobre estos hechos, no solo sobre los asesinatos sino sobre cada caso que haya implicado violencia contra los comunicadores, cuyas denuncias están en el Ministerio Público.

Así también instó a que se instaure una política pública de prevención a las agresiones y parte de esa prevención -comentó- debe ser para los mismos funcionarios públicos que cesen la estigmatización de la prensa que hace un abordaje crítico sobre los asuntos de interés público en el país.

El aumento de asesinatos de periodistas en 2019 causa gran preocupación para el Comité por la Libre Expresión (C-Libre), pues nos sitúa como el país con más asesinatos de los profesionales de la comunicación per cápita a nivel mundial.

Para la coordinadora de Comunicaciones de C-Libre, Amada Ponce, “el asesinato de José Arita, que se une a la lista de siete comunicadores asesinatos este año y nos da elementos importantes sobre el mensaje de impunidad y silenciamiento que se impone especialmente en medios informativos del interior del país. Su muerte ocurre a menos de cinco días del último asesinato”.

Arita acababa de salir de presentar su programa “La Hora de la Verdad” en el canal Puerto Visión, canal 12. Un medio de comunicación sumamente crítico y nos revela un patrón evidente que coloca en grave riesgo a los periodistas de este medio. “Observamos también que este asesinato se trató con premeditación pues esperaron en las cercanías de su centro de trabajo, justamente después de presentar su programa”.

Patrones de silenciamiento en Puerto Cortés

La ciudad de Puerto Cortés, al norte de Honduras,
En enero de 2019, el periodista Edgar Francescoly Serrano Portillo salió huyendo del país, tras recibir en la puerta del medio la visita de miembros de la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC) que revelaron un supuesto “plan para asesinarlo”, ante esto se une a los más de 20 periodistas que salieron del país para salvaguardar sus vidas.


Por su parte, Santiago “Santi” Carvajal fue atacado a tiros el viernes 05 de julio, falleciendo en la madrugada del día siguiente, en un hospital de San Pedro Sula. “Santi” presentaba un programa en el mismo canal local de Puerto Cortés y había denunciado por sus redes sociales que era objeto de censura por parte de funcionarios públicos.

Edgar Francescoly Serrano Portillo

“La falta de acciones contundentes tanto de parte del Mecanismo Nacional de Protección como de la Fiscalía Especial de Investigación de Periodistas y el Comisionado Nacional de Derechos Humanos en las regiones altamente vulnerables para el ejercicio periodístico aumentan el riesgo de los comunicadores. Es por eso que también lamentamos también la falta de voluntad política del gobierno central que adeuda a al MNP más de 16 millones de lempiras de su presupuesto”, subrayó.

De acuerdo con el informe presentado esta semana por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), “Honduras enfrenta niveles críticos de impunidad y una atención inadecuada e insuficiente a las víctimas y familiares. La falta de acceso a la justicia ha creado una situación de impunidad de carácter estructural que tiene el efecto de perpetuar y, en ciertos casos, de favorecer la repetición de las graves violaciones a los derechos humanos”.

Añade que “la violencia contra periodistas y la impunidad de estos crímenes continúa afectando seriamente el ejercicio del derecho a la libertad de expresión en Honduras. (…) Sin embargo, estos avances y esfuerzos del Estado no han logrado garantizar de manera efectiva el derecho de los periodistas a ejercer su labor libre de violencia y, en consecuencia, vulneran el derecho de la sociedad hondureña a acceder a información de interés público”.

Durante la visita, la CIDH conoció acerca del riesgo elevado de ser víctimas de violencia que enfrentan los periodistas que investigan y cubren asuntos sobre corrupción, crimen organizado, protestas sociales y reivindicaciones de territorios.

Asimismo, escuchó varios testimonios que relataron cómo la crisis política que siguió a las elecciones presidenciales del 28 de noviembre de 2017 aumentó el riesgo para el ejercicio del periodismo libre e independiente en el país. Asimismo, la CIDH fue informada sobre presiones indebidas a medios de comunicación a fin de que dieran una cobertura favorable al candidato oficialista y para que no transmitieran imágenes vinculadas con la represión policial, incluso bajo amenaza de perder contratos de publicidad oficial.


Listado de periodistas asesinados en 2019:


1. Leonardo Gabriel Hernández- Valle. (17 de marzo)

Hernández, fue asesinado en horas del mediodía el domingo 17 de marzo en el barrio “La Ceiba” del municipio de Nacaome, Valle, al sur del país. De acuerdo con fuentes locales, Hernández de 54 años, se dirigía a su casa de habitación, luego de asistir a una universidad privada, donde cursaba la carrera de Derecho. Posteriormente, fue atacado por una persona, quién le infirió seis disparos. En un intento de salvar su vida, fue trasladado en un vehículo hacía un centro hospitalario, pero falleció en el trayecto. Hernández, era director y presentador del programa “El Pueblo Habla”, transmitido por “Valle TV” canal 25, donde era critico de la gestión del alcalde municipal y de los diputados del departamento. C-Libre recibió información de la Red de Alertas y Protección a Periodistas y Comunicadores Sociales (RAPCOS) en Nacaome, de que el periodista -hoy asesinado- había solicitado medidas al Mecanismo Nacional de Protección; dicho ente le manifestó que “no aplicaba a las mismas”.


2. Santiago "Santi" Carbajal- Puerto Cortés (06 de julio)


El comunicador, Santiago “Santi” Carbajal, falleció la madrugada de este sábado 06 de julio, en un hospital de San Pedro Sula, al que fue ingresado tras ser víctima de un ataque a tiros este viernes. Carvajal, ejercía su labor en Teleport, un canal de la local, bajo el nombre de "Santi" y conducía el programa "La Galaxia de Santi". según conoció C-Libre, el programa fue objeto de censura, al no permitirle cobertura de actos públicos y había recibido amenazas a muerte.


3. Edgar Joel Aguilar- Copán (31 de agosto)


Edgar Joel Aguilar, fue asesinado cerca del mediodía de este sábado 31 de agosto, en La Entrada (municipio de Nueva Arcadia) departamento de Copán, al occidente del país. Aguilar, era presentador de noticias en Cable Mar Tv (Canal 12), una televisora local. Además, era corresponsal de Canal 6 en el departamento de Copán. Es el tercer periodista asesinado en lo que va de 2019. C-Libre registró el 06 de febrero de 2017, amenazas de muerte contra Aguilar por medio de mensajes a su mensajería de WhatsApp y de una cuenta en Facebook, donde le daban un plazo para que abandonara su labor informativa en un canal para el que laboraba en ese entonces. Mientras que, el 27 de abril de 2012, Aguilar fue víctima de un atentado, tras ser atacado con 28 disparos con fusil R-15.


4. Kerin Francisco Cerna- Copán (11 de octubre)


En horas de la noche del viernes 11 de octubre, fue asesinado el comunicador social, Kerin Francisco Cerna, de 29 años, frente a su casa de habitación, en la ciudad de Ruinas, departamento de Copán. La Red de Alertas a Periodistas y Comunicadores Sociales (RAPCOS) en Copán, reportó que el hecho fue cerca de las 11:45 de la noche, cuando desconocidos dispararon en tres ocasiones contra la humanidad del presentador de televisión. Por lo que, en un intento para mantenerlo con vida, sus familiares lo trasladaron en Mototaxi (vehículo de servicio público) hacia una clínica privada de la ciudad, pero falleció en el trayecto. Un comentario escrito por el comunicador en su perfil de WhatsApp, hace fuertes cuestionamientos hacia el comportamiento de miembros de la Policía Nacional, además de utilizar la frase “Fuera JOH”.


5. Buenaventura Calderón- Gracias a Dios (31 de octubre)

La noche del jueves 31 de octubre, fue asesinado el comunicador social, Buenaventura Calderón en Puerto Lempira, departamento de Gracias a Dios; la quinta voz silenciada en lo que va de 2019. Calderón, de 73 años fue atacado junto a su esposa, la profesora Maribel Bolian, por desconocidos a bordo de una motocicleta. La maestra falleció mientras era atendida en el hospital local. Una fuente de la zona, que prefirió el anonimato por razones de seguridad, informó a C-Libre que a través su programa radial era directo al mencionar, con nombre y apellido, los atropellos e injusticias. Calderón tenía un programa radial en la emisora de la Iglesia Católica de Puerto Lempira “Kupia Kumi” 94.9 FM (Radio “Un solo corazón”), además de ser líder patronal y dirigente del Partido Libertad y Refundación (LIBRE) en el departamento de Gracias a Dios.


6. Johana Alvarado- Olancho (21 de noviembre)


La comunicadora social, Johana Alvarado, fue asesinada en el municipio de Catacamas, departamento de Olancho (Zona Nor oriental), confirmaron medios de comunicación locales este jueves 21 de noviembre de 2019. De acuerdo con información que difundió el noticiero “24 horas Matutino”, de canal 45 en Catacamas, Alvarado se había incorporado hace cinco días a dicho canal, aunque no estaba contratada. “Estuvo en el área de deportes, cubrió dos encuentros de fútbol y ayer (en referencia al martes) realizó la cobertura de la pavimentación de una calle en la ciudad”, agregó en la emisión de noticias.


Su cuerpo fue trasladado a las instalaciones de la Dirección de Medicina Forense, en Tegucigalpa, para la autopsia respectiva. C-Libre entrevistó a las autoridades policiales del departamento de Olancho y se limitaron a mencionar que hicieron levantamiento de cadáver y que la investigación sería llevada en Tegucigalpa. Asimismo, hubo comunicación con el vocero de la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC), quien aseguró que consultaría si el caso estaba asignado a dicha entidad y si existiera información preliminar. Al cierre de la presente redacción, continuamos a la espera de su respuesta. El portavoz policial de Catacamas, Cornelio Argueta, en declaraciones a un noticiero de la corporación Televicentro, sin una investigación preliminar, dijo: “la fémina estaba con su vestimenta no adecuada y posiblemente haya sido problemas pasionales”.

 


0
0
0
s2smodern
powered by social2s

Más Leídos