Tegucigalpa, Honduras (Conexihon).- El gobierno de Honduras primo el asueto de la Semana Morazánica (04 al 07 de noviembre,2020) a la llegada de la depresión tropical de la tormenta Eta que arribo al territorio hondureño justamente el miércoles cuatro de noviembre.

El Centro Nacional de Huracanes (NHC) de Estados Unidos alertó anticipadamente que las inundaciones "repentinas" y "potenciales" continuarán en varias zonas de Centroamérica.

El Gobierno, según hondureños realizó acciones de alerta roja de manera tardía, porque en un inicio solamente había anunciado alerta verde y roja para los departamentos de Atlántida, Olancho y El Paraíso.

No es hasta después de las publicaciones en redes sociales de los hondureños, en su gran mayoría residentes del Valle de Sula, que anunciaron la crecida de los ríos Chamelecón y el Ulúa que comenzó la odisea y el tardío anuncio de la activación de alertas rojas en la zona, sin ninguna preparación previa para albergar a personas que posiblemente fueran damnificadas. Cabe destacar que este departamento que no fue incluido inicialmente en las alertas del Comité Permanente de Contingencias (COPECO).

A través de las redes sociales, los hondureños hicieron sentir su malestar evidenciando una serie de necesidades que se presentaban en las zonas inundadas, además mostraron las irregularidades que se están cometiendo por parte de instituciones gubernamentales para brindar ayuda a los afectados hasta tal punto que, a tres días de las inundaciones aún hay hondureños que no han sido rescatados.

Es oportuno enfatizar que por órdenes del Gobierno de Honduras, de otorgar asueto nacional de la Semana Morazánica muchos hondureños habían viajado a zonas turísticas, siendo la zona norte una de las más visitadas en los días festivos, al iniciar los desastres naturales el Gobierno se retractó y canceló dicho asueto mediante comunicado de prensa.

Alerta de emergencia tardía

Ante el desbordamiento de los ríos Ulúa y Chamelecón, municipios enteros fueron inundados entre ellos La Lima y Pimienta, varios ciudadanos afectados manifestaron que la alerta por parte del Gobierno fue tardía y que debido a ello las personas no pudieron salir a tiempo, y que la única opción que les quedó al ver sus casas inundadas fue subirse a los techos de sus casas para esperar ser rescatadas.

Yanina Romero, periodista de la zona norte, hizo una publicación en su perfil de la red social de Facebook donde describe la experiencia de dos familias ante las inundaciones “Dos familias me compartieron su historia de un noche larga y mojada. Mientras me comentaban que intentaron salir de casa, pero ya no fue posible, el agua entró a sus viviendas, un vecino les permitió subir a una terraza, ahí pasason la noche los niños y las mujeres, los hombres subidos en una escalera porque el espacio era pequeño para ellos, está tarde lograron abandonar parte de la pesadilla”

La periodista Romero denunció que nunca llegaron las instituciones gubernamentales para ayudar a las familias, además la incapacidad del Estado de preparar albergues dignos para los hondureños afectados  “Nunca llegó Copeco, el Cuerpo de Bomberos y menos el ejército que salió huyendo igual que ellos. Así sobreviven miles de familias de Chamelecón, La Lima y los bajos de Choloma, mientras el Estado fue incapaz de preparar albergues dignos para los afectados por ETA”.

Otros medios de comunicación de la zona informaban que los ciudadanos habían recurrido a subirse a los árboles y techos de sus viviendas para sobrevivir, porque faltaba poco para que el agua los alcanzara.

Por su parte un ciudadano escribe en el perfil de su muro de Facebook, “Días anteriores se anunció la llegada del Huracán ETA, yo me pregunto: el Gobierno hondureño ¿Qué hizo? Desde el jueves 29 de octubre el Centro Nacional de Huracanes advirtió sobre ETA y el Gobierno hondureño ¿Qué hizo?”.

También otra página de Facebook describió “ALERTA, el Centro Nacional de Huracanes lo advirtió pero el Gobierno de Honduras se descuidó no previno, mucho menos advirtió a la población”.

En referencia el COPECO, en su perfil de cuenta de la red social Twitter advierte el día jueves ósea tres días después de las lluvias, del peligro del caudal del río Ulúa por lo que sugiere a los alcaldes en el Valle de Sula realizar evacuaciones obligatorias en esa zona.

Un ciudadano afectado manifestó anoche a Conexihon “Nosotros vivimos en San Pedro Sula un poquito antes de la colonia Planeta, teníamos tres días sin luz, se nos apagó el celular, nosotros nos salimos por precaución de donde vivíamos, un crique que hay cerca de la casa de desbordó anoche, el agua llegó un pasaje antes de la casa, pero hoy nos dieron dos horas para salir de las casa a todos, nos salimos por esas descargas que van a hacer”.

La fuente de Conexihon comentó que fueron obligados a salir de su casa ante la emergencia, autoridades les dijeron que tenía dos horas para desalojar junto a sus cinco hijos, dejando todas sus pertenencias votadas por el afán de salvar sus vidas, comentó que no cuenta con alimentación ni la ayuda necesaria para sus hijos y  que debido a la pandemia decidió pedir hospedaje donde uno de sus familiares que vive en una zona donde aún las lluvias no han afectado.

“Eso es feo dejar su casa y todas las cosas botadas, si esto sigue esa colonia se va llenar de agua y ahí no hay salida, las calles quedaron destruidas” finalizó.

Policía impide a hondureños a ayudar con sus lanchas a los afectados

Ante los miles de mensajes que circulaban en las redes de personas afectadas por las inundaciones, la ayuda por parte de hondureños que contaban con lanchas no se hizo esperar, en la red social Facebook circularon muchos mensajes donde los hondureños ponían a disposición sus lanchas y vehículos para ayudar a los afectados.

En una galería de fotografías se observa como ciudadanos trasladan las lanchas en sus vehículos, textualmente la publicación cita “Hondureños de buen corazón. No se confunda no es el buque de guerra, ni JOH mandando a su vende patria ayudar, somos nosotros mismos, hondureños de buen corazón, ayudándonos entre nosotros mismos, para levantar nuestro país”.

La sorpresa para muchos es cuando llegaron al peaje ubicado en el municipio de La Lima, siendo esta una zona de las más afectada del Valle de Sula, los hondureños denunciaron vía redes sociales que la policía les impedían el paso para ayudar a los afectados.

Sobre este tema una ciudadana se manifestó en Facebook “Porque rayos no dejan pasar a la gente con sus lanchas, acaso quieren que el pueblo se muera, el corrupto Gobierno no ayuda ni deja ayudar”, así como este hay muchos mensajes de hondureños la arbitrariedad de la policía no dejando pasar las lanchas para hacer respectivamente el rescate de los afectados, muchos denunciaban que se les pedía acreditación o les decían que eran civiles y que no estaban autorizados.

Mientras el pueblo exigía la ayuda de las autoridades hondureñas los policías impedían el paso de lanchas particulares, un representante de la academia de Honduras, publicó “Que las Fuerzas Armadas y la policía dejen de jugar a la política, deben poner a disposición del pueblo lanchas, helicópteros, toda infraestructura y personal al servicio del pueblo, esas grandes cantidades de militares y policías que se ven cuando hay una manifestación, con un derroche de armas y equipo”.

La respuesta gubernamental en Cadena Nacional del día jueves con respecto a este tema, aceptaron que no se estaban dejando entrar las lanchas al lugar afectado por las inundaciones, según porque lo estaban haciendo de forma desordenada.

Personas aluden que inundaciones se debieron a las descargas de la represa El Cajón

La Empresa de Energía Eléctrica (ENEE) ante las tormentas provocadas por el Huracán ETA informó a través de comunicados donde indicaba que la represa Francisco Morazán más conocida como “El Cajón”, ubicada en el municipio de Santa Cruz de Yojoa, en el Departamento de Cortés, estaba a punto de llegar a su nivel máximo por esa razón indicaban que para el día viernes se harían descargas controladas.

Cabe mencionar que las aguas de la represa recorren por el río Ulúa, mismo que pasa por algunos lugares inundados,  medios de comunicación indicaban que al no hacerse las descargas se avizoraban un escenario catastrófico por dicha represa.

Ante tal anuncio la población afectada se manifestó en las redes sociales, donde se puede observar que los mensajes van directos a la acusación de que la empresa estatal ya había hecho descargas sin aviso, y que esa fue una de las razones de las inundaciones en el Valle de Sula.

Entre las opiniones destacan; “En silencio hicieron descargas y por eso tantos lugares inundados, que mal para que la población tomara precauciones”, “Ni está lloviendo ojalá que no la hagan ahorita para que no provoquen más tragedias”.

Otra de las publicaciones dice “Y las descargas las hicieron… a ellos les conviene que nos inundemos, a los políticos no les importa el pueblo esté en agonía les da igual que muramos, así roban más pidiendo ayudas, ya lo demostraron con el dinero para contrarrestar el covid-19, hasta la fecha de hoy los hospitales no sirven, hoy van a salir diciendo que ese dinero se usó con la ayuda a las personas inundados”.

En reacción, la programación de las descargas del embalse para el día viernes autoridades nacionales indicaron la cancelación de las mismas.

Familias enteras desaparecidas y otras tres días después no han sido rescatadas

Ante la preocupación de no saber de sus familias hondureños han inundado las redes sociales con fotografías y nombres en busca de sus familiares desaparecidos, otras personas también publican que tres días después de que iniciaron las inundaciones aún esperan en los techos de sus casas para que los rescaten.

Yanina Romero, publicó esta mañana “Hay personas atrapadas en sus viviendas todavía, el Gobierno fue incapaz de actuar a tiempo tampoco se permite el acceso a rescatistas civiles”.  

Una publicación sobre búsqueda de un familiar describe “Nuestra colega periodista Kensy Aguilar de Diario El Pais, está angustiada buscando a sus hermanitos, Wagner Aguilar y Keren Aguilar, se extraviaron en el sector de La Planeta, colonia Celeo”.

En otra publicación se observa una galería de fotografías que han publicado hondureños en la que solicitan ayuda de rescate; “En finca 4 necesitan ayuda hay personas que ya están a punto de ahogarse”, “Ayuden en Chamelecón, San Isidro del campo de la Santa Ana para abajo casa de dos plantas hay varios adultos, una persona de la tercera edad, 2 niños personas que necesitan ayuda”.

Otras personas afectadas por las inundaciones llevan casi tres días sin ser rescatadas, según publicaciones indican que están sin comer, “24 horas  ya en el techo muchas personas, sinceramente  son un asco nuestras  autoridades”,  “Algunas personas ya llevan 24 horas en los techos, increíble”.  

Hasta el día de hoy todavía los albergues e instituciones gubernamentales no emiten listas oficiales de los damnificados, ni los lugares afectados.

También los hondureños hacen un llamado a las autoridades hondureñas para que abastezcan de equipo de bioseguridad a los afectados por las inundaciones en los albergues ya que la alerta por el COVID-19 se mantiene a nivel mundial.

Últimas Noticias

Más Leídos

  • Semana

  • Mes

  • Todo