Nueva York, EE.UU (Conexihon).- El Secretario General de Naciones Unidas, Antonio Guterres, instó a todos los gobiernos del mundo, que liberen a los y las periodistas encarcelados por ejercer su labor.

Guterres hizo el llamado, luego de recibir una carta del Comité para la Protección de Periodistas (CPJ, por sus siglas en ingles), que refiere sobre las restricciones a la prensa durante la pandemia por el COVID-19, así como la muerte de periodistas privados de libertad.

Por medio de su portavoz, Sthepane Dujarric, Guterres evidenció su preocupación hacia las restricciones y ataques contra periodistas, tales como hostigamiento, actos de intimidación, sanciones, asesinatos y detenciones arbitrarias.

“Cuando se ataca a los trabajadores de los medios de comunicación, las sociedades en su conjunto pagan un precio”, expresó Guterres, en el mensaje transmitido por su vocero.

En lo que va de la pandemia por el COVID-19 en Honduras, el periodista David Romero Ellner, falleció el pasado 18 de julio en un hospital de Tegucigalpa, tras permanecer en cuidados intensivos a causa del mortal virus.

La muerte de Romero Ellner, ocurrió mientras permanecía encarcela desde el 29 de marzo de 2019, tras ser condenado por delitos contra el honor. Al momento de su captura, el periodista se desempeñaba como director de Radio Globo (emisora con sede en la capital hondureña) y del diario digital Confidencial HN.

En su reciente informe, la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), registró en los últimos cinco años, 125 ataques contra periodistas que cubren protestas en 65 países.

El informe "Seguridad de los periodistas que cubren protestas: preservar la libertad de prensa en tiempos de disturbios"  UNESCO reportó diez asesinatos a periodista que cubrían protestas, dos en América Latina y son: Elidio Rámos Zárate (México, 2016) y Ángel Gahona (Nicaragua, 2018).

Como recomendaciones, el informe de UNESCO enumeró la capacitación y equipo de seguridad de parte de los medios de comunicación hacia los y las periodistas.

El estudio, además recomendó a los gobiernos, crear la figura de Defensor del Pueblo, que garantice el monitoreo y a su vez, contribuya a frenar los ataques de las fuerzas de seguridad.

Por otra parte, el Comité por la Libre Expresión (C-Libre) contabiliza 82 agresiones a la libertad de expresión, de las cuales 19 son agresiones por parte de fuerzas de seguridad (Policía Nacional, Policía Militar y Ejército), en el contexto de emergencia sanitaria por el COVID-19.

La más reciente, ocurrió el pasado 15 de septiembre contra el fotoperiodista Orlando Sierra, quien labora para la Agencia Francesa de Prensa (AFP), atacado con una bomba lacrimógena lanzada hacia su cuerpo por parte de un pelotón policial y que le ocasionó lesiones en su abdomen.


Más Leídos