Oficialismo saturó la pauta publicitaria durante campaña política

Saturación

Por: Equipo de Redacción.

Tegucigalpa, Honduras (Conexihon).- Analistas nacionales coinciden con el resultado del monitoreo de la pauta publicitaria oficialista realizado por Conexihon.hn previo al proceso electoral a realizarse el próximo domingo en el país.

El estudio reflejo que en tan solo cuatro días, el actual Presidente de Honduras Juan Orlando Hernández (JOH), pago más de 27 de lempiras por concepto de publicidad oficial de corte releccionista.
El monitoreo se aplicó a cuatro medios de comunicación masiva a nivel nacional, dos radiales y dos televisivos, durante los días lunes 30 y martes 31 de octubre, y lunes 13 y martes 14 de noviembre en un horario de 8:00 de la mañana a 5:00 de la tarde.

Se trata de las emisoras radiales musicales: VOX FM (101.7 FM)   y LA TOP FM (107.9 FM) y dos canales de televisión de corte informativo-recreativo: Canal 5 de la Corporación Televicentro y Canal Hable Como Habla, HCH.

Monitoreo Radio

 

El resultado, refleja una saturación de publicidad oficialista encaminada a la reelección del actual Presidente Juan Orlando Hernández (JOH).

En promedio por día, se escuchó un spot cada cinco minutos- solamente en dos emisoras de los más de 400 operadores activos para radiodifusión sonora , que según la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (CONATEL) operan en el país con similares dimensiones que las monitoreadas.

Esta inversión asciende a 122,680.02 lempiras.

Por otra parte, cada 10 minutos se difundió un anuncio de televisión relacionado a la publicidad releccionista de JOH,  en los dos canales de televisión monitoreados. Esto implica un costo promedio diario de  seis millones 805 mil, 675 lempiras.

Cabe resaltar que no se realizó un monitoreo a redes sociales ni a los espacios que se transmiten por Youtube, donde también se contrataron pautas publicitarias por parte del partido en el poder.

Durante el monitoreo solamente se registraron 10 anuncios televisivos del candidato del Partido Liberal, mientras que en la radio un total de 29 spot a favor del partido Liberal y 12 a favor de la Alianza de Oposición. 

JOH TV

 

Saturación de publicidad oficialista un claro abuso de poder

Pese a que el proceso electoral ha sido calificado por diferentes sectores de la sociedad como ilegal, porque aseguran que la participación del presidente violenta la  Constitución, la campaña ha transcurrido en una aparente normalidad, donde el partido en el poder hecho gala del derroche de dinero en gastos de publicidad.

De acuerdo con analistas como el Doctor Eugenio Sosa, si se observan los medios de comunicación, “pareciera que no hay otros competidores si se valora por la cantidad de  anuncios”  por momentos pareciera que Juan Orlando Hernández es el único candidato a sucederse el mismo en la presidencia de la República.

“Es una campaña si con grandes niveles de inequidad es fácil contar unos diez spots publicitarios del Partido Nacional, unos dos o uno a veces del Partido Liberal y por lo menos en los medios más fuertes y a veces casi poca o nula presencia de ese tipo de spots” del candidato de la Alianza de Oposición contra la Dictadura entre el Partido Libertad y Refundación y el Partido Innovación y Unidad Social Demócrata PINU.

Otros analistas también coinciden, que ninguna de las dos fuerzas políticas más importantes de la oposición con capacidad de disputarle el poder al actual mandatario, tanto el Partido Liberal liderado por el candidato Luis Zelaya, como la Alianza que encabeza Salvador Nasrralla, han podido competir en el uso de recursos destinados a las campañas publicitarias.

Para Hermilo Soto,  director de la Federación Luterana Mundial (FLN) en Honduras, es clara la evidencia que se trata de una “campaña bastante desigual, es evidente que el Partido Nacional tiene una campaña fuerte y sistemática y que la oposición no tiene presencia en los medios de comunicación”.

El analista agrega que “quien más ha logrado plantear sus ideas porque es bastante claro que está utilizando los fondos públicos para financiar su campaña electoral y lo que existe es una gran incertidumbre que no se sabe que es lo que va pasar”, el próximo domingo 26 de noviembre.

Si fueran elecciones limpias con una institucionalidad que garantice transparencia cree que habría mejores esperanzas que se va respetar la voluntad de la ciudadanía, pero en las condiciones actuales prácticamente no es posible, aseguró Soto.

Ciudadanos y expertos en temas políticos como Soto, pensaron que en los últimos días iba aparecer la campaña de la oposición pero los anuncios de la campaña nunca aparecieron. 

El especialista cuestionó que el partido de gobierno ha estado combinando lo que es la publicidad de obras públicas con la campaña y eso es “completamente ilegal, es totalmente desigual en relación a todos los partidos y no debería suceder”, por lo que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) y la recién instalada Comisión de Política Limpia no deberían tolerar ese tipo de cosas.

No se debería de permitir que las obras financiadas con impuestos sirvan para hacer campaña política. Ya que son recursos de todos los hondureños y hondureñas, eso obliga a que se presente un escenario totalmente desigual en relación a los demás partidos.

Sosa un tanto más crítico de la omnipresencia de la publicidad oficial en todos los medios de comunicación, es del criterio el gobierno está utilizando “Ley del Programa Voluntario de Rescate, Promoción  y Fomento  del Sector  de  las Comunicaciones” que le permite a los medios de Analistascomunicación intercambiar impuestos por publicidad del Estado “por la cantidad de anuncios de forma exagerada del presidente”, lo que a su vez consideró como un  abuso que está prohibido en la Ley de Política Limpia hacer ese tipo de negocios que tienen mucha opacidad y poca transparencia. 

Dicha Ley expresa que las empresas mediáticas u organizaciones sin fines de lucro que operen medios de comunicación, “podrán pactar con el  Gobierno, el pago de la deuda exigible a favor del  Estado, mediante publicidad en la forma en que  se establezca exclusivamente con el Presidente de la República o a quien éste delegue”.

La ley aprobada cuando Hernández era el presidente del Congreso Nacional, prácticamente autoriza a canjear cualquier tipo de pago por publicidad según el artículo dos: “podrán ser canjeables por pagos de cualquier tipo de impuestos, tasas, pago de permisos, cánones, servicios públicos, licencias o cualquier otro tipo de multas, recargos, intereses moratorios y otros conceptos u obligaciones financieras con el Estado ya sea ésta pasada, presente o futura”.
  
Según Sosa habría que preguntarse “cuanto de impuestos han canjeado ya los medios por la campaña del presidente que va a la reelección eso no se sabe. Pero allí está el instrumento y lo utilizan para eso”.
Para el profesor universitario hay una relación directa entre el abuso de poder, el control de las instituciones y la ley de canje de publicidad, sumado al control de la institucionalidad, para tener esa presencia mediática del partido en el poder.

¿Quien controla al poder?

Para la lideresa feminista, María Elena Méndez, existió una campaña propagandística desigual. Por ejemplo, “de que sirvió la Ley de Política Limpia” que al parecer favoreció al presidente y actual candidato nacionalista, pero no a los sectores opositores, afectó a la oposición; en referencia al papel de la Unidad de Politíca Limpia.

Méndez sostuvo que el control que ejerce Juan Orlando Hernández sobre el presupuesto de la república, hizo premiar  a instituciones como el ministerio de defensa, seguridad, aumentándoles el presupuesto en detrimento de sectores como salud y educación y preparando el escenario para un mayor control de un escenario reeleccionista.

"Toda la campaña publicitaria oficialista ¿Quién la controló?, ¿quien paga los buses?, las concentraciones. Creo que realmente la dictadura es una continuación del golpe de 2009, con los mismos objetivos con los que se justificó este hecho", dijo la también defensora de los derechos humanos y ex catedrática universitaria.
 

Posibles escenarios 

Para el Doctor Eugenio Sosa, “el país va entrar en una situación compleja, no diría que va entrar en convulsión pero si va enfrentar sus complejidades. En el caso que se imponga la reelección, el malestar que ya es grande se va acrecentar y si esos resultados no son realmente creíbles va generar inconformidad”.

Por su parte Hermilio Soto, opina que estamos abocados  a una posible crisis política y una ingobernabilidad “porque si no se reconoce los resultados tal como están las condiciones, porque el Partido Nacional no quiso negociar la gobernabilidad con la oposición pero si la necesita para legitimar la reelección”.

“Por una parte, si gana el PN sin duda es la continuidad de los grupos económicos políticos y militares que llegaron por la vía violenta al control del poder político por la vía violenta con el golpe de Estado de 2009, y, si  gana la oposición se abre un proceso de transición democrática con la posibilidad de reconciliar la sociedad hondureña y superar el trauma del golpe de Estado y si uno de los dos gana sin tener el apoyo en el congreso entonces la situación del país será muy difícil, lo que obligará a entrar a diálogos y consensos para mantener la gobernabilidad que este no gobierno no ha querido hacer hasta ahora”.


En tanto María Elena Méndez, el intento reeleccionista de Hernández, de consolidarse, se instauraría "un proyecto oligárquico apoyado desde la derecha internacional", la instalación de una dictadura  para despojar a sus pueblos de sus soberanía de sus bienes comunes, vienen las ZEDES (conocidas como Ciudades Modelo) y el aumento a la impunidad y la corrupción.