Observadores o Conservadores

Observadores o Conservadores

Por: Rodolfo Cortés Calderón.

El próximo domingo 26 de noviembre se realizan en Honduras Elecciones Generales para escoger autoridades nacionales y municipales y al parlamento centroamericano. Para tal fin una infinidad de observadores electorales llegarán tanto de organismos internacionales como la ONU, UNIÓN EUROPEA, OEA y de otros países, así como varios miles provenientes de organismos nacionales. Se estima que unos 600 serán extranjeros y 16,000 del entorno nacional.

Como en muchos procesos electorales alrededor del mundo ya se empieza a cuestionar el rol de los observadores en procesos electorales—que se aduce más representan intereses de sistemas políticos o económicos dominantes y hegemónicos—hacemos un análisis de estas dos palabras que encabezan nuestro escrito y sobre la grave situación política y social que vive Honduras.

A estas dos palabras solamente las diferencian una sílaba, OB y CON. Para la Academia OBSERVADOR se define así: El que Observa. Pero la OBSERVACIÓN ELECTORAL en el Manual de Derecho Electoral (Wikipedia) se define como: "un conjunto de actividades de preparación, instalación, vigilancia e información desplegadas por personas o agrupaciones idóneas o conocedoras de los procesos electorales y cuyo objetivo es plasmar en la ciudadanía una razonable seguridad de que los representantes que se eligen o las decisiones que se consultan democráticamente en su comunidad se han desarrollado con equidad y son reflejo de su espontánea voluntad".

En cambio la palabra CONSERVADOR la Academia la define como: En política, especialmente favorable a mantener el orden social y los valores tradicionales frente a las innovaciones y los cambios radicales. Pero Wikipedia da el siguiente concepto político sobre EL CONSERVADURISMO así: “conjunto de doctrinas, corrientes, opiniones y posiciones, generalmente de centroderecha y derecha, que favorecen tradiciones y que son adversos a los cambios políticos, sociales o económicos radicales, oponiéndose al progresismo. En lo social, los conservadores defienden valores familiares y religiosos”.

Señalamos lo anterior porque la plaga de “OBSERVADORES” de los diferentes organismos internacionales ONU, OEA y Unión Europea (UE), así como de algunos países como  Estados Unidos, México, Corea del Sur y ONGs  internacionales vienen atados y como cajas de resonancia del  imperialismo y representando a  gobiernos reaccionarios y capitalistas que apoyan el orden establecido. Todas estos organismos internacioales, Países y ONGs han sido encubridoras del Golpe de Estado 2009 en Honduras y han apañado los gobiernos golpistas del partido Nacional de PORFIRIO LOBO SOSA y JUAN ORLANDO HERNÁNDEZ ALVARADO. Así que su credibilidad es baja o casi nula.

Ojalá que estas “imparciales delegaciones” den testimonio fiel sobre cómo votan en Honduras los difuntos; cómo se compran ingenuas o hambrientas conciencias; cómo se compran por millones de Lempiras las credenciales electorales de siete de los diez partidos en la contienda, según lo testimoniado por el asesor del Presidente Juan Orlando Hernández, JOH, Marvin Ponce (ex diputado) que aseveró en un medio radial y a través de la televisión que el partido Nacional compró la credenciales electorales a los partidos LIBERAL, UD, DC, VAMOS, AP, FAPER y PAC.

También deben investigar--hay excelentes testimonios recientes en esta materia-- sobre cómo JOH ha cooptado a las Fuerzas Armadas (FFAA), Corte Suprema de Justicia (CSJ), Tribunal Supremo Electoral (TSE), Ministerio Público (MP), Policía Nacional, Alcaldías Municipales, etc. pero también a Iglesias “CRISTIANAS” y Medios Corporativos que se dicen de comunicación social.

Bajo este aciago y desesperanzador panorama y conociendo su origen y gobiernos que representan no sabremos si son observadores o conservadores deseosos de seguir manteniendo el status quo para seguir amargando la vida a los hondureños y hondureñas.

Esperaremos hasta el lunes 27 de noviembre para leer, ver o escuchar sus valientes denuncias, pero no nos vayan a salir con la misma cantaleta de siempre: “TODO FUE EN PAZ Y TRANSPARENTE”.

23 de Noviembre 2017

Foto: La Tribuna.