Mujeres premio Nóbel: “Pedimos justicia para todos los autores del crimen de Berta Cáceres”

PORTA
  • Un total de 123 personas fueron asesinadas en Honduras desde 2009 por el defensor del ambiente y los derechos humanos.

Tegucigalpa, Honduras (Conexihon). La Premio Nobel de la Paz 2011, la yemení Tawakkol Karman, demandó este martes justicia para todos los autores materiales e intelectuales del asesinato de Berta Cáceres.

"Vamos a pedir justicia a todos los autores del crimen de Berta Cáceres, todos deben estar en la Ley de la Libertad y sus penas", exclamando Karman al Instar en Honduras la creación de un tribunal que puede sancionar a todas estas sociedades multinacionales ", dijo en rueda de prensa. 

Por su parte, la abogada iraní Shirin Ebadi, Nobel de la Paz 2003 sostuvo que este crimen no debería quedar en la impunidad ".

Ambas viajaron el fin de semana reciente a La Esperanza, Intibucá ya Río Blanco, Santa Bárbara, para reunirse con las decenas de mujeres luchadoras por los recursos naturales y por el río Gualcarque, también se reunieron con integrantes del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas Honduras (COPINH) que aglutina alrededor de 200 comunidades que protegen la tierra y el territorio ante las invasiones de empresas multinacionales.

Berta Cáceres hija, coordinadora del Copinh
Berta Cáceres hija, coordinadora del Copinh

Las dos galardonadas, que integran la Iniciativa de Mujeres Premio Nobel y Asociadas por lo Justo (JAZZ), llegaron a Honduras El viernes para respaldar a las mujeres que luchan contra la construcción de las represas y la actividad minera en el país centroamericano, causa por la cual fue asesinado en marzo de 2016 la dirigente indígena Berta Cáceres.

Para Lilian Esperanza López, una de las lideresas del COPINH “la lucha no paró porque Berta se fue físicamente, se tiene su ejemplo y la lucha sigue”.

"Invito a que exista una corte internacional especial para la lucha contra la corrupción y el lavado del dinero y contra todos los involucrados en la destrucción del medioambiente y explotar el clima de una forma dañina (...)  ese tribunal deben llegar "las mafias de la corrupción, los instrumentos policíacos de seguridad, todos los opresores, las compañías comerciales que están involucradas en la destrucción del medioambiente", agregó en declaraciones a la prensa.

Mujer indígena Lenca sostiene una vela como parte del llamado a la espiritualidad ancestral.
Mujer indígena Lenca sostiene una vela como parte del llamado a la espiritualidad ancestral.

La delegación


La delegación Mujeres, Tierra y Paz, visitó que nuestro país del 20 al 24 de octubre y Guatemala del 25 al 29 de Octubre respectivamente.  Es organizada conjuntamente entre la Iniciativa de Mujeres Premio Nobel de la Paz, la Fundación Rigoberta Menchú Tum y JASS (Asociadas por lo Justo), e incluye a 20 personas, quienes visitarán y escucharán testimonios de primera mano de mujeres líderes, activistas indígenas, personas defensoras de derechos humanos y comunidades que defienden sus derechos y el ambiente en contextos violentos; estas, son las mujeres y redes con las que JASS Mesoamérica trabaja y acompaña.

La directora ejecutiva de JASS, Lisa VeneKlasen, explica que se ha sumado a la delegación donde además participan periodistas, filántropas, cineastas, y las laureadas con el Premio Nobel de la Paz Tawakkol Karman (Yemen) y Shirin Ebadi (Irán). 

"Hemos unido nuestras fuerzas a través de #WomenLandPeace para amplificar las voces y las perspectivas de nuestras aliadas en la región. Sus testimonios no solamente ponen en manifiesto la naturaleza y las causas de la violencia. Resaltan el rol, muchas veces invisible, pero a la vez clavel, que juegan las mujeres al mantener al mantener unidas a sus comunidades y sus estrategias creativas para proteger sus tierras, agua, derechos indígenas, y vidas".

Mujeres Premio Nóbel escuchan a sus traductores durante la exposición de los defensores del territorio Lenca.
Mujeres Premio Nóbel escuchan a sus traductoras durante la exposición de los defensores del territorio Lenca.


Antecedentes

#WomenLandPeace se basa en actualizar los hallazgos de una misión investigadora similar llevada a cabo en 2012; se puede consultar estos hallazgos en el informe titulado De Sobrevivientes a Defensoras: Mujeres que enfrentan la violencia en México, Honduras y Guatemala. Durante esa misión realizada con la Iniciativa de Mujeres Premio Nobel, logramos llamar la atenciónsobre la crisis de violencia y de derechos humanos en la región, la forma en que ésta afectaba a las mujeres y  cómo se organizaban para responder a ella.

La misión de 2012 ayudó a crear oportunidades para el diálogo, al igual que relaciones con y entre mujeres activistas y las diversas redes. La delegación estableció conexiones importantes entre defensoras de primera línea y personas influyentes en la toma de decisiones en el Norte que continúan con el cabildeo y con contactos con los medios de comunicación hasta el día de hoy.

Anciano observa el altar Lenca, sobre el que resalta la imagen de la líder asesinada Berta Cáceres.
Anciano observa el altar Lenca, sobre el que resalta la imagen de la líder asesinada Berta Cáceres.

¿Qué ha cambiado?

Desde la visita en 2012, los niveles de impunidad y violencia en Honduras y Guatemala se han incrementado, actualmente ambos países están entre los primeros cinco con las tasas más altas de asesinatos. La violencia contra las mujeres defensoras de derechos humanos y su rol crítico al dirigir esfuerzos para proteger los bienes naturales y la democracia son peligrosamente sub-registrados y reciben poca atención nacional e internacional. La percepción popular – de que los cárteles de drogas son responsables de la mayor parte de la violencia en la región – está comenzando a cambiar.


Sin embargo, la corrupción, la represión, y la complicidad entre los gobiernos y el crimen organizado están bien documentadas. La región ha visto un incremento en. las inversiones de empresas y gobiernos del Norte Global (en particular EUA y Canadá) la infraestructura en zonas disputadas los proyectos de seguridad, la prohibición del uso de drogas, y el “anti-terrorismo" La ayuda en materia de seguridad y la “guerra contra las drogas” financiada por EUA han generado la militarización en la región, particularmente en Honduras, propiciando un aumento en la violencia. 

Cartel cosmovisión LencaLas personas de las comunidades afectadas argumentan que la minería y otros megaproyectos desplazan a las comunidades e incrementan la pobreza, a la vez que representan riesgos ambientales como la contaminación del agua potable, la destrucción de tierras arables, y el desmantelamiento de la cultura y la comunidad.

Las mujeres muchas veces dirigen la lucha por el derecho a la tierra y por lo tanto se convierten en blancos principales de la violencia ejercida por empleados de los proyectos, fuerzas privadas y de seguridad estatal, que usan la violencia sexual y la violación como métodos de desalojo, control social y exhibición pública de la violencia para intimidar a las activistas.

Con el tiempo, esto normaliza la violencia contra las mujeres y perpetúa dinámicas y narrativas peligrosas que enraízan aún más la violencia. Este fue el caso de la renombrada activista hondureña y líder indígena Berta Cáceres, quien fue asesinada en 2016 por sus valientes esfuerzos junto con la comunidad Lenca para proteger su tierra, agua y sus derechos comunitarios.


La mayor parte de las personas y grupos enfrentando amenazas son aquellos que se oponen al acaparamiento de tierras, a las industrias extractivas, al comercio industrial de madera y a los proyectos de desarrollo de gran escala”. 

Otras activistas y defensoras de derechos humanos – incluyendo estudiantes, activistas LGBTQ y periodistas – están en riesgo y bajo amenaza por denunciar la militarización y los esfuerzos por desmantelar los derechos democráticos y las instituciones básicas.


La delegación visitara a comunidades en resistencia impactadas por la minería no regulada, la explotación forestal y las hidroeléctricas, y nos reunimos con líderes y lideresas de la sociedad civil, funcionarios de gobierno de Canadá y Canadá, y oficiales internacionales de la ONU para el gobierno crisis de derechos humanos en la región y casos específicos de mujeres defensoras. Incluyendo visitas a las comunidades indígenas donde los conflictos han estallado:

En Guatemala, la Misión visitó la comunidad impactada por el proyecto minero ejecutado por Tahoe Resources (una compañía canadiense). En enero de 2017, los y las activistas indígenas ganaron una imagen histórica: una demanda legal contra Tahoe por violaciones a los derechos humanos que se juzgaron en Canadá.