La tortura por los agentes del orden sólo genera odio y sed de venganza, dice Alto Comisionado

La tortura por los agentes del orden sólo genera odio y sed de venganza, dice Alto Comisionado

Nueva York, EE.UU (Centro de Noticias ONU).- En un evento en la sede de Naciones Unidas, el Alto Comisionado para los Derechos Humanos afirmó que la tortura cometida por los agentes del orden constituye una “destrucción de la confianza del público” y puede desencadenar graves episodios de violencia.

Zeid Ra’ad Al Hussein dijo hoy que este tipo de abusos sólo pueden exacerbar las tensiones.

“La tortura de detenidos capturados y que no pueden defenderse también crea una enorme ira en la comunidad más amplia al alimentar el deseo de venganza. La tortura puede generar mayores concentraciones de odio y más violencia”, dijo el Alto Comisionado.

Sobre el principio de la función de las fuerzas policiales, Zeid aseguró que si los propios agentes del orden infringen la ley con el objetivo de hacerla cumplir el mensaje es de un poder caprichoso y abusivo.

“La destrucción de la confianza del público es profundamente perjudicial cuando se suma a la percepción de que los abusos y la humillación de comunidades específicas por parte de la policía es tolerada en base a factores económicos, geográficos, étnico o religiosos, el resultado será más tensión y más violencia”, advirtió el Alto Comisionado.

El año pasado, un grupo de expertos de la ONU en derechos humanos abogó por el desarrollo de normas universales para métodos no coercitivos de interrogación y garantías procesales con el objetivo de que ninguna persona detenida sea sometida a tortura, malos tratos o coacción.