Por: Galel Cárdenas Amador*

El periodista Geovanny Sierra de la televisora UNE TV   resultó herido de bala en el momento cuando la manifestación de las organizaciones sociales convocada para conmemorar patrióticamente el fraude electoral del año 2017 por parte del dictador Juan Orlando Hernández, se encaminaba a reclamar  con protestas airadas todos los desmanes de su gobierno  espurio.

La manifestación se orientaba  hacia la  casa presidencial ubicada en el boulevard de las Fuerzas Armadas, donde el tirano reside para aplicar su mano militar de represión,  persecución, tortura y asesinato en contra de la oposición política encabezada por dos partidos beligerantes, LIBRE y PINU.

Como era de esperarse, el dictador ordenó la represión violenta contra los manifestantes, en tal mandato incluía el uso de las armas de fuego que desde el 27 de noviembre de 2017 emplean para disolver toda protesta contra su dictadura continuista, motivo por el cual ha asesinado no menos de sesenta ciudadanos  civiles que han caído en las calles protestando contra su fraude electoral descarado y cínico.

El periodista Geovanny Sierra y el militante sindical Ángel Dávila fueron heridos por disparos de un arma de fuego.

Los periodistas de la televisora UNE TV son los únicos comunicadores que cubren todas las protestas beligerantes de la oposición contra la dictadura y han asumido los riesgos del peligro cuando el furibundo déspota envía al ejército y la policía para contener la avalancha de los ciudadanos coléricos y en la búsqueda de la justicia social se expresan con cartelones, marchas, tomas de carreteras, bocinas, mantas alusivas, pasamontañas para evitar ser reconocidos por la inteligencia del opresor, usan piedras y banderas que ondean los colores de la revolución nacional del rojo y negro, junto a la bandera de la patria.

El periodista Geovanny Sierra se ha convertido en el símbolo de la dignidad de la comunicación, la noticia y el reportaje puntual en el lugar de los hechos.

La plana periodística de UNE TV hace frente a la opresión generalizada contra aquellos medios de comunicación que no han vendido su profesión por unos dólares más pagados por un dictador que usando los dineros del erario público ha comprado cuanta garganta, pluma o pensamiento ha podido, cultivando así  un periodismo mercenario que se llena los bolsillos de un oro maligno  proveniente del narco gobernante y su cartel criminal organizado para enriquecerse de la forma más deleznable y vulgar posible.

Geovanny Sierra es en este caso un paradigma de un periodista honesto que en la práctica de su trabajo profesional refiere objetivamente el decurso de los sucesos que protagoniza el pueblo en una insurrección contra la oprobiosa tiranía del desajustado, obsesivo y enajenado Juan Orlando Hernández, hoy en la picota de su descalabro por formar parte de un cartel criminal de narco actividad que ha convertido al Estado hondureño en un instrumento de sus más oscuros intereses de poder omnímodo, riqueza hiperbólica y genocidio brutal contra el pueblo hondureño.

Ejercer el periodismo honrado, honesto y combativo  en Honduras es casi un acto de heroísmo profesional en medio de la más vergonzosa masacre que ha padecido esta digna profesión dedicada a informar y formar criterios sobre el curso de los sucesos nacionales en el espectro de la praxis política nacional.

El dictador JOH está hoy más débil y más desorientado en su proa hacia el descalabro final de su gobierno de sangre, extractivismo y venta desaforada de los bienes nacionales puesta en el mercado internacional y  nacional como una mercancía prosaica que se vende en la esquina de la desvergüenza, la desfachatez y la procacidad.

Geovanny Sierra  y UNE TV  constituyen en este momento un aliento de esperanza periodística y comunicacional. El dictador ha ordenado sacarlos de las empresas de cable de televisión.

En la medida en que vaya cayendo el dictador en el tobogán de su desastre y represión desmedida, los periodistas honestos, patriotas y comprometidos con las causas de un pueblo en estado de insurrección serán considerados hombres dignos de la patria y la liberación popular.

 *Escritor, Ex Catedrático de Letras en la UNAH e Integrante del Grupo Cultural COQUIMBO. 

 

 

 


0
0
0
s2sdefault