Por: Rodolfo Cortés Calderón

Ya pasaron las elecciones de medio término en Estados Unidos—las que algunos analistas llaman “referéndum” sobre el presidente en funciones--para elegir 35 senadores de la Cámara Alta y todos los representantes (435) de la Cámara Baja y, además, 36 gobernadores de igual número de estados entre otras menores autoridades.

Elecciones 2018

Si es verdad que en las últimas elecciones realizadas en Estados Unidos esta semana que concluye se dieron ciertas sorpresas para el pueblo estadounidense, para los pueblos de nuestra América Indígena no representan ningún beneficio. Algunos tontos útiles de la “izquierda” latina y local se hacían esperanzas, pero quedó claro que los ciudadanos gringos, negros, latinos o asiáticos una vez instalados en USA sólo piensan en ellos y se vuelven racistas y xenófobos.

Dos presidentes racistas, xenófobos, hijos de inmigrantes

Quién desconoce que ninguno de los dos últimos presidentes de EE.UU, Barack Hussein Obama, nacido en Hawái el 04 de agosto de 1961 y, Donald Trump, nacido en Nueva York el 14 de junio de 1946, ambos son ciudadanos estadounidenses de segunda generación o de segunda categoría como le gustaría decir a Trump. ¿Qué quiere decir esto?, pues que son hijos de un padre o madre inmigrantes, no directamente nacidos de padre y madre estadounidenses.

Veamos: Los padres del ex presidente Obama son Ann Dunham nacida en Kansas, EEUU y su padre BARACK OBAMA Sr., nacido en Kenia, África; tiene 8 hermanos, unos kenianos, otros estadounidenses. Los padres del actual presidente Trump son Fred Crhist Trump, nacido en Nueva York y Mary Anne Mc´leon, nacida en las Hébridas, ESCOCIA. Según el diario digital ABC - Internacional, llegó como inmigrante a Estados Unidos el año 1930 con sólo 50 dólares y de profesión “Criada” (servicios domésticos). Según el analista Emilio Viano profesor universitario emérito en Washington “ella no hablaba inglés, solamente un dialecto escocés y llegó huyendo de la pobreza y de los destrozos de la I Guerra Mundial”.

Ante esta realidad, cabe preguntarse ¿por qué entonces tanto racismo, odio, xenofobia, intolerancia y discriminación ante los emigrantes e inmigrantes latinos de parte de estos dos hijos de inmigrantes, uno negro y otro blanco, que han ocupado la presidencia de EE.UU?

La actual Caravana Centroamericana que se desplaza hacia Estados Unidos con cerca de diez mil personas o más, lo hacen por los mismos motivos que lo hicieron el papá de Obama y la mamá de Trump y las leyes norteamericanas les conceden el derecho a solicitar asilo.

Lo que espera a latinoamerica y el mundo

En las últimas cuatro décadas ni con los Demócratas, ni con los Republicanos nuestros pueblos de Latinoamérica y del Mundo se han beneficiado con sus presidentes electos, ni ahora, ni nunca. El actual gobierno de Trump es un racista, misógeno, xenófobo, guerrerista e irrespetuoso de las leyes internacionales como todo tirano y endiosado emperador; lo mismo fueron Reagan -Ronald- y los Bush.  Pero Obama, Clinton y otros han sido iguales o peores. Obama engañó a los estadounidenses y muchos inmigrantes latinos con el Obama Care y ha sido el presidente gringo que más inmigrantes deportó de Estados Unidos durante su gobierno. Fue también un gobierno guerrerista y racista. Todos ellos han mantenido el bloqueo comercial y humanitario hacia nuestro pueblo hermano de Cuba y ahora de Venezuela y otros países y el desprecio hacia todos los países del Sur.

 Conclusiones

  •  Con las elecciones de medio término se dejó muy claro de que DONALD TRUMP va para largo y con la posibilidad casi incuestionable de ser el candidato de los republicanos para las elecciones del año 2020.
  • Si es cierto que los demócratas han logrado un buen espacio al obtener la mayoría de las bancas de la Cámara Baja, así como unos 8 millones de los votantes “independientes”, también lo es que los republicanos se fortalecieron en la Cámara Alta que es la que toma las decisiones más trascendentales en Estados Unidos.
  • Es saludable y beneficioso el triunfo de más 100 mujeres en ambas cámaras, algunas afroamericanas, palestinas, musulmanas y latinas, como la más joven AOC.
  • Latinoamérica y los países del sur del Orbe no deben esperar nada bueno de las políticas gubernamentales estadounidenses. Si algo debemos hacer para avanzar hacia mejores estadios es la integración, la convivencia pacífica y la unidad de todos nuestros pueblos en resistencia contra el sistema capitalista salvaje y depredador.

¡Dejar de mirar a los canallas gobiernos y países del Norte nos haría mucho bien!

 

11 DE NOVIEMBRE 2018

 


0
0
0
s2sdefault