Por: OFRANEH*

La Ceiba, 26 de septiembre de 2018.- El pasado sábado 22 de agosto, a instancias del alcalde de La Ceiba, el Sr. Jerry Sabio y del Grupo LAEISZ, se efectuó en la comunidad Garífuna de Corozal un plebiscito comunitario, con el propósito de lograr darle una aparente legalidad a la imposición de una planta termoeléctrica de 75 megavatios, a base de bunker c; la que inició su construcción  en los primeros días de julio del presente año, en La Ensenada, entre las comunidades Garifunas de Corozal y Sambo Creek. localizadas en las zonas de amortiguamiento del Parque nacional Nombre de Dios y del Monumento Marino Cayos Cochinos.

En el “plebiscito” participaron doscientos habitantes de los 8,000 que residen en Corozal, teniendo como resultado, un visto bueno a la planta termoeléctrica, la que inicio su construcción desde inicios de mes de julio, semanas antes de efectuarse la primera para tratar el tema con las comunidades, las que hasta esa ignoraban el proyecto.

El contrato para la instalación de al termoeléctrica fue aprobado por el Congreso Nacional octubre de año pasado, cuando el poder legislativo dio el visto bueno para la compra de 820 megavatios, comprometiendo a la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) y al pueblo hondureño a pagar un monto estrafalario por la producción de energía sucia, siendo el costo asignado para la termoeléctrica de La Ensenada de 0,18.85 centavos de dolar. hitos://www.pressreader.com/ho

Las comunidades Garífunas no fueron notificados durante el proceso de aprobación del contrato de la térmica y mucho menos posteriormente, sobre las intenciones de la Alcaldía de Ceiba y el Grupo LAEISZ. Es hasta julio del presente año que fueron notificadas los habitantes, a los cuales no se les explicó sobre las graves consecuencias que puede acarrear la contaminación en la calidad de vida de las comunidades Garífunas; violando de esta forma el derecho a la consulta previa, libre e informada consignado en el Convenio 169 de la IOT, la Declaración de naciones Unidas sobre Pueblos Indígenas, además del artículo 10 C de la Convención de Diversidad Biológica.

A pesar de las denuncias presentadas por miembros de la comunidad de Sambo Creek ante la fiscales de las Etnias y el Ministerio del Ambiente, las autoridades como suele suceder con este tipo de delitos, se llamaron al silencio. Siendo aun más grave la actitud asumida por MI AMBIENTE, el que se resguardó de la ilegalidad de las acciones promovidas por las autoridades ambientales a través de la emisión del Acuerdo Ministerial 1402-2018, el cual otorga un manto de silencio a las licencias ambientales, con el supuesto afán de proteger la propiedad intelectual de las peticiones de licencias ambientales.

Cabe señalar que nuestra organización solicitó a finales del mes de agosto información a MI AMBIENTE, sobre la existencia de la licencia ambiental de la termoeléctrica La Ensenada, obteniendo una respuesta el pasado 5 de septiembre, donde indican que “no encontró información a su solicitud de Licencia Ambiental para un proyecto Termoeléctrico del Grupo LAEISZ que se esté construyendo en el paraje conocido como La Ensenada”.

Si bien MI AMBIENTE niega la existencia de la licencia ambiental, esa entidad estatal otorgó la Licencia Operativa N0 SLAS-000214, de categoría 4, con fecha de 16 de agosto de 2018; semanas después de haberse iniciado las obras.

La actitud asumida por el alcaide Jerry sabio, desconoce los derechos de los pueblos indígenas en relación al consulta previa, actitud muy frecuente entre los políticos bipartidistas, que durante décadas han asolado al país con su visión autocrática donde desconocen además de la consulta previa, la importancia de la biodiversidad, anteponiendo el lucro a la conservación de la naturaleza.

La Municipalidad de la Ceiba ha venido utilizando el supuesto desabastecimiento de energía como una excusa para la compra de energía sucia; mientras tanto Honduras se han convertido en el tercer productor de energía solar en América Latina.

El problema energético en Honduras radica en la enorme corrupción de la empresa estatal que se ha convertido en un enorme fuente de ingresos para los productores térmicos y los destructores de cuencas hidrográficas.

La OFRANEH es enfática en señalar a la alcaldía municipal de La Ceiba y a MI AMBIENTE por la violación al Convenio 169 de la OIT y la DNUDPI.ya que meses después de haberse firmado el contrato entre la ENEE y el Grupo LAEISZ, se llevó a efecto la farsa realizada el sábado pasado en la comunidad de Coroza, siendo esta no es más que un artilugio destinado a la imposición de un proyecto tóxico que traerá severas consecuencias para los habitantes de las comunidades Garífunas, los bosques, pastos marinos y corales del entorno.

Tomado de: www.ofraneh.wordpress.com

*Organización Fraternal Negra Hondureña.


0
0
0
s2sdefault

Más Leídos