Por: Ruy Díaz*

No es la primera vez que los docentes aprendemos de nuestros estudiantes. Descubrimos que no hemos formado zombis sociales como el neoliberalismo pedagógico nos exige y  aunque el modelo económico ha domesticado al movimiento social, por mediación de  múltiples amenazas,  nuestros estudiantes encontraron la forma de inmunizarse y autodefinirse como la generación que enfrentó al régimen.
 
Varios años atrás aprendimos de los estudiantes en su lucha contra la ley fundamental de educación y tuvieron razón en tanto que nadie aprendió inglés,  nadie mejoró en su aprendizaje, el sistema educativo empeoró en la enseñanza y lo que queda de esa nefasta ley es la represión, con que ahora se reprime docentes y se pretende asustar estudiantes.
 
El sistema no pudo convertir a  los estudiantes en zombis sociales, pero a una casta de docentes los convirtió en Maestros Lobo Del Maestro. Mañana Lunes  algunos valientes maestros del Instituto Central Vicente Cáceres van a audiencia de descargo convocados por mi  ex profesor  del Montessori mientras aparentemente  nos  prohíbe el  ingreso a ese prestigiado centro educativo.
 
Este año se cumplen 100 años del Movimiento de Estudiantes en  Córdova, Argentina que redefinió la educación superior latinoamericana,  y dictó  las pautas en materia de educación, por muchos años, en nuestro país, hasta la llegada de la política del gran garrote, impulsada por el rector magnífico del libro sobaqueado ahora diputado. 
 
Se cumplen, además, 50  años de la masacre de estudiantes en la Plaza de las Tres Culturas en Tlatelolco, México y nuestros jóvenes cumplen casi un mes de lucha en contra de la política neoliberal de imponer precios elevados a los combustibles a fin de subsidiar la corrupción. Los estudiantes de Cortes lo entienden y en el camino nos exigen a los maestros y al movimiento social apoyo.
 
Los estudiantes de Cortes gritan ¡Abajo el precio de los combustibles!  El régimen amenaza con la pérdida del año escolar. Falacia que no se cumplió ni durante el golpe de estado. El régimen prefirió la aprobación generalizada.
 
El régimen amenaza con deducir responsabilidades a nuestros jóvenes y ellos responden con mayor beligerancia. 
 
Que  padre/madre de familia no puede  estar orgulloso (y nervioso)  al  ver a su hijo y/o hija luchando valientemente por su derecho a poder transportarse dignamente al centro de escolar,  para superarse, para ser mejor hombre / mujer. ¡Así defienden la escuela pública!
 
Los estudiantes de Cortes enseñan a los maestros a ser mejores maestros, con virtudes que hemos perdido, castrados por el régimen.
 
Por ello,  con el empoderamiento que le da el estar sabido de su valor, uno de esos valientes estudiantes, este 15  de Septiembre cuando sin percatarnos nos  adelantamos  en la movilización ¡Cual Independencia! me dijo: 
 
Usted tiene prohibido estar aquí. 
¡Adelante solo  los estudiantes en lucha! 
 
Nos retiramos, porque tiene razón: adelante los estudiantes que luchan por despertar al zombi social en que se ha convertido el movimiento magisterial, sindical y campesino.
 
¡QUE VIVAN LOS ESTUDIANTES!
 
*Maestro jubilado, dirigente popular e integrante del equipo de comunicaciones del programa "COPEMH Informa".

0
0
0
s2sdefault