Por: Rodolfo Cortés Calderón

Hace un par de días publicamos un artículo cuyo título era: LA MUERTE DE LOS PARTIDOS POLÍTICOS DE HONDURAS. Pensamos que con el mismo quedamos en deuda con los lectores y nuestra sociedad ya que ni por asomo señalamos personas que consideramos hasta ahora idóneas, honestas, coherentes, humanistas y con creíbles niveles de liderazgo para organizar y estructurar un nuevo partido que no sea apéndice del bipartidismo, ni del neoliberalismo.

Aspiramos  que las personas que señalaremos no respiren por el pulmón de los partidos políticos tradicionales o emergentes; que su corazón no esté en Washington suspirando por el Imperio; que en su piel no esté marcado el tatuaje del neoliberalismo; que por su sangre corran sentimientos indigenistas y de territorio patrio y, que su cerebro, esté en sintonía con los anhelos del pueblo: paz, justicia, desarrollo, alimentación con trabajo, salud, educación y bienestar común. No importa si en algún momento sintieron afinidad por un partido equis.

A nosotros  no nos cuesta en lo más mínimo manifestar nuestro aprecio, admiración y sentimiento por algunas personas, aunque podemos ser susceptibles a equivocación. Sin embargo, nos atreveremos a dar un listado y ya será la sociedad en general y las personas más cercanas a ellas las  que harán en su cercano entorno la evaluación y el consenso necesarios para confirmar o no sus virtudes ciudadanas.

Entre estas personas consideramos a Miriam Miranda, Joaquín A. Mejía Rivera, Elsy Banegas, Víctor Fernández, Wilfredo Méndez, Edy Tábora, Omar Menjívar, Berta Cáceres Zúniga, Martín Fernández, Mauricio Rivera, Eunice Ramírez,  Salvador Zúniga P. Y José María Pineda.

Tampoco creemos que estas son las únicas personas preclaras dentro del contexto nacional !no!; no dudamos en reconocer que hay una pléyade más extensa de personas que sienten, piensan y actúan en favor del pueblo marginado, despreciado y olvidado.

Tampoco creemos que debemos buscar "santos" o "santas", pero sí es importante seleccionar personas con discurso y práctica política coherente; altos niveles de patriotismo; demostrada y  reconocida honradez y honestidad en lo poco y en lo mucho; trayectoria de participación en movimientos sociales y políticos orientados al bienestar común; claridad de sentimientos en la defensa de la vida, los derechos humanos y las libertades ciudadanas.

No dudamos en reconocer que una próxima candidatura presidencial podría provenir de estos listados de dignas y patriotas personas que con sabiduría pudieran estructurar un sólido movimiento que acopie la conciencia traslúcida y pensante de la juventud hondureña y la sabiduría de sus mayores.

Agregamos también que habrán otras personas o grupos que tendrán sus propios listados de personas con similares cualidades que valdría la pena hacerlos públicos  e integrarlos a esta iniciativa si de servir a la patria se trata.

Como podrán ver no mencionamos a muchos personajes, hombres o mujeres, que todos los días gastan imagen y saliva en los diferentes medios ya que la totalidad son cachurecos (retorcidos) pertenecientes a los partidos tradicionales o de nuevo cuño que no han hecho ABSOLUTAMENTE NADA por la ciudadanía y se creen los únicos y los iluminados, pero que todos llevan en su ADN las taras y mañas del bipartidismo.

¿NO SERÍA BUENO QUE LA JUVENTUD LE REGALARA A HONDURAS UNA NUEVA SOCIEDAD, SIN CACIQUES, NI NEOLIBERALISMO, PARA LA LLEGADA DEL AÑO 2021 QUE SE CUMPLEN 200 AÑOS DE FALSA INDEPENDENCIA? 

19 de abril 2018

 

 

 

 


0
0
0
s2sdefault