Tegucigalpa, Honduras (Conexihon).- El director del Centro de Prevención, Tratamiento y Rehabilitación de Víctimas contra la Tortura (CPTRT), Juan Almendares Bonilla, denunció este jueves el levantamiento

de un listado para asesinar líderes y lideresas del país; así como el resurgimiento de cárceles clandestinas, todo esto en el marco de una nueva forma de la Doctrina de Seguridad Nacional (DSN).

Almendares detalló que, la instalación de la DSN, una política comandada desde Estados Unidos para cometer violaciones a los derechos humanos en Centro y Sur América en los años 80, se instala en una nueva forma y es “para eliminar cuadros que le estorban al gobierno".

Además, el director del CPTRT, dijo que en el caso de las detenciones ocurridas en el marco de las protestas contra el fraude electoral, desde la organización que dirige, realizaron varios registros, en la mayoría de postas policiales cuyos encargados niegan tener detenidos o detenidas.

“Los detenidos están en cárceles clandestinas, en las cárceles de máxima seguridad y también en lugares que nosotros no sabemos”, aseveró Almendares Bonilla.

Por otra parte, criticó fuertemente la postura de la representación de la Embajada de los Estados Unidos de América en Honduras, acusándola de ser la que decide “quien será el presidente del país”.

En un comunicado, la Encargada de Negocios de la representación diplomática estadounidense, Heide Fulton, en medio de las más de 800 detenciones y 30 asesinatos políticos registrados por organizaciones en el país, aplaudió la reapertura de la Secretaría de Derechos Humanos.

La diplomática ha mostrado indiferencia a la situación de violencia que vive la ciudadanía en protesta contra la imposición electoral de Juan Orlando Hernández, acción que fue respaldada por Fulton, el pasado 22 de diciembre.

“Aquí el gran elector de este proceso es el Comando Sur, el Pentágono”, puntualizó en referencia a estos organismos de seguridad estadounidenses, el ex rector de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).

El también médico, dirigió los destinos de la máxima casa de estudios entre 1979 a 1982, en el inicio de la aplicación de la Doctrina de Seguridad Nacional en el país, de la que fue testigo, víctima y que combatió fuertemente, razón por la que no fue reelecto en la rectoría universitaria.

Están elaborando listas para matar personas, yo aparezco ella “no tengo armas ni dinero pero soy insobornable soy antiimperialista y la CIA (Agencia Central de Inteligencia), la Embajada estadounidense y este Gobierno lo saben”.

Denuncia campaña de estigmatización y se solidariza con periodistas

En una “democracia encarcelada, de un país encarcelado”, existen campañas contra periodistas que tienen una agenda opuesta a la consumación del fraude electoral y que le da cobertura a la inconformidad de la ciudadanía que no reconoce al ilegalmente reelecto presidente Juan Orlando Hernández.

“Hay un sistema represivo, hay un Estado policial-militar y quiero denunciar esa campaña viral donde desprestigian medios de comunicación, esto es una práctica para eliminar físicamente a aquellos quienes les generan un problema”, alertó el histórico defensor de los derechos humanos.

Mencionó el caso del sabotaje de la torre y antena de Radio Progreso en el cerro “Cantagallo” de la capital, el pasado 10 de diciembre de 2017. La emisora mantiene  un papel crítico hacia la ilegal reelección del presidente Juan Orlando Hernández y la represión contra la ciudadanía en protesta, en diferentes puntos del país por la ilegal reelección del mandatario.

El Comité por la Libre Expresión (C-Libre), registra 14 agresiones dirigidas a periodistas, comunicadores sociales y medios de comunicación, en el periodo post electoral del 27 de noviembre al 12 de enero.

Almendares finalizó denunciando una campaña contra el director de C-Libre, Edy Tábora, ya que también aparece en una publicación en la red social de Facebook, en la que se desacredita su labor como defensor de los derechos humanos.