Por: Rodolfo Cortés Calderón

Según la ONU y la Agencia Central de Inteligencia de los ESTADOS UNIDOS, CÍA, con datos seguramente manipulados, de los 7.700 millones de habitantes que tiene el planeta Tierra, 77 millones más son hombres, en una relación 49.5% de mujeres, versus 50.5 de hombres. Esto lo ponemos en duda porque si partimos de la relación 3:1 de los cromosomas XX (femenino) y XY (masculino) deberían ser más las mujeres. Las mujeres son más se nos ha dicho desde tiempo inmemoriales.

El 08 de marzo se celebró el “Día internacional de las Mujeres”, instituido en Copenhague el 1910 y todavía los días 09 y 10, el mundo estuvo retumbando con ellas en las calles para que algún día los “machos” entendamos.

Pero en esta lucha de las feministas la actitud más cómplice la han puesto los clérigos y sus propiedades privadas “las iglesias”. Sean estos sacerdotes, pastores, apóstoles, etc. etc. que acusan a ideologías externas de estarlas manipulando pero callan ante la ideología patriarcal-imperialista que tanto daño hace a las niñas y las mujeres.

Sin embargo, hay corrientes masculinas pro feministas en varios lugares del mundo.

EL FEMINISMO EN EL MUNDO

Lo que ha pasado en el mundo globalizado este pasado 8 de marzo debe llevarnos a reflexiones profundas, veamos algunos casos:

Teniendo como fuente RT, en Ciudad México se estima que casi tres millones de mujeres se movilizaron y su presidente AMLO que ya está mostrando de qué está hecho y con quién está alineado, ha dicho que en esa movilización ha habido “mano negra”. Pero además, en declaraciones a TELESUR, que no deberían estar en su boca, porque es una burda justificación, dijo sobre las movilizaciones: “es el conservadurismo disfrazado de feminismo” en supuesta acusación a los partidos ultraderechistas de México (PRI, PAN, etc.) que podrían estarlas manipulando.

En Honduras han sido asesinadas 2000 mujeres en los últimos diez años (desde el Golpe) y el 96% de los femicidios permanecen en la impunidad. En Chile el 9 de marzo se movilizaron a nivel nacional 3 millones de mujeres y en la ciudad de Santiago 2 millones. En México  66% de las mujeres han sufrido algún tipo de agresión machista y 10 mujeres mueren asesinadas cada día.

Pero la feminista de Ecuador, Jahiren Noriega, denunció en Telesur que mujeres también agreden mujeres y señaló el caso de la ministra de Interior, MARÍA PAULA ROMO RODRÍGUEZ, del gobierno de LENÍN MORENO y en Bolivia la presidenta de facto JANNINE ÁÑEZ hace lo mismo. A la mujer, enfatizó Noriega, se le señala y prejuzga por todo: como viste; si es madre soltera, si no se casa, si rompe estereotipos, si es culta, etc. y para los cargos públicos o empresariales se le piden favores sexuales.

MATRIARCADO VERSUS PATRIARCADO

Según los sociólogos, etnólogos, antropólogos e historiadores después de su errática vida nómada—viviendo de la recolección de frutos, raíces, cogollos, semillas, caza y pesca--las primitivas comunidades se volvieron sedentarias y entonces la mujer que cuidaba a sus hijos en cavernas empezaron a notar que las semillas que tiraban nacían entonces las mujeres empezaron a sembrar semillas y domesticar animales salvajes, así nacieron la primeras experiencias agropecuarias que potenciaron a la mujer surgiendo el MATRIARCADO o poder de la mujer. Posteriormente con la influencia ideológica de las religiones desapareció el MATRIARCADO y se entronizó el PATRIARCADO fundamento del salvaje machismo actual. Esto se recoge del libro La Teoría de la Organización del estudioso brasileño CLODOMIR SANTOS DE MORAIS.

Con el pasar del tiempo muchos sistemas oprobiosos se establecieron con predominio machista o patriarcal como el esclavismo feudal, las monarquías de diferentes tipos y el capitalismo imperial con su manipulada democracia.

CLÉRIGOS MACHISTAS

La gran mayoría de los clérigos de todas las iglesias (sacerdotes, pastores, profetas, ayatolás, imanes, gurús, dali lamas, etc.) hacen negocio y viven de la religión o mejor dicho de los incautos. No desconocemos tampoco, y lo agradecemos, que en este universo clerical a lo sumo un 20 o 30% lo hacen abrazando con verdadero amor, entrega, solidaridad y espíritu de servicio a la humanidad inspirados en una Divinidad fundamentados en su fe, sea judaica, cristiana, islámica, hinduista, budista o de otro tipo.

Muchos de estos clérigos se asustan de la fuerza y convicción que van adquiriendo las luchas feministas y acusan a las mujeres de una serie de desgracias y pretensiones, sin embargo, callan del horrendo sistema patriarcal-esclavista-sexista y dominante impuesto por ellos y los sistemas políticos que encubren y que históricamente ha mancillado y vejado a niñas, niños, jóvenes y mujeres de todas las edades.

OPINIÓN DE FEMINISTAS HOMBRES

En ESPAÑA los varones que se consideran feministas se auto proclaman “mochilas”, dicen “por la pesada carga de estereotipos y toxicidades asociados a la masculinidad que, como hombres, acarrean desde pequeños y de la que, en este caso, tratan de desembarazarse”.

Hablan de “mochila” tanto el escritor IVÁN RÉPILA (Bilbao, 1978) como el nutricionista AITOR SÁNCHEZ (Albacete, 1988). “Llevamos mucha mochila, mucho patriarcado dentro”, dice este último. Los dos, firmes feministas, se reconocen al mismo tiempo machistas en ciertas actitudes que tratan de desaprender en un proceso que Répila describe como “devastador y emocionante”. 

“Emocionante” es también la palabra que utiliza el poeta JAIME RODRÍGUEZ Z. (Perú, 1973) al referirse a la irrupción del feminismo en su vida, en nuestras vidas. “Es tal la magnitud (de esta ola feminista) que muchos hombres se ven intimidados e irritados. A mí personalmente me emociona”, dice. 

CONCLUSIONES

·        Quien escribe este artículo ni en broma se considera inmune o libre del virus patriarcal machista, quiera o no lo asume, aunque lucha contantemente por liberarse de él, lo que no es fácil, pero debe ser un propósito. Esta es la conducta que hemos inculcado a nuestros hijos e hijas, pero los frutos no son fáciles.

·        En nuestros cuarenta años de vida laboral tuvimos cuatro mujeres como jefas inmediatas, dos estadounidenses y dos hondureñas y reconocemos en ellas su profesionalismo, capacidad intelectual, calidad humana y ecuanimidad para dirigir las empresas.

·        Decontruirse o desaprender no son tareas fáciles en lo que respecta a eliminar el machismo inmoral y antiético, pero es una tarea que debemos asumir los hombres por el bien de la humanidad y de las generaciones futuras. Lograr la igualdad de género a plenitud debe ser un propósito de toda la raza humana.

·        Todos los hombres deberíamos asumir el feminismo como una corriente positiva que ayudará a lograr mejores estadios para la sociedad mundial en general favoreciendo las generaciones venideras.


Últimas Noticias

Más Leídos

  • Semana

  • Mes

  • Todo