Por: Rodolfo Cortés Calderón

Lo sucedido en Chile desde los primeros días del mes de octubre hasta nuestros días es obra de 46 años de represión dictatorial: 16 de la infame dictadura militar encabezada por el sanguinario AUGUSTO PINOCHET UGARTE y, desde 1989, 30 años de los gendarmes neoliberales pinochetistas AYLWIN, FREI, LAGOS, BACHELET y PIÑERA.

Por eso estas hermosas consignas del pueblo chileno: “no somos ni de derecha, ni de izquierda, somos los de abajo que vamos por los de arriba” (neoliberales y asesinos) y otra muy sentida “no son los 30 pesos (alza al precio del metro), son los 30 años” (de infamia, mentiras, corrupción y saqueos del neoliberalismo).

Es aleccionador como todos los sectores nacionales y populares—con excepción de los grandes oligarcas—se han unido a este clamor que pide cambios estructurales exigiendo la renuncia de Sebastián Pinera y su gobierno y la convocatoria a una Asamblea Constituyente, rechazando los remiendos reformistas de la dictadura política piñerista.

LOS SEÑALADOS DEL CORRUPTO NEOLIBERALISMO

Durante nuestros años de adolescencia, 1960, las radios y televisoras corporativas de Honduras, que aún están vigentes, nos adoctrinaban con el siguiente slogan: “el comunismo niega a Dios, niega la Patria y esclaviza al hombre. ¡Combatámoslo!” Hoy, 70 años después, el cuco es el mismo.

De turbas, inadaptados, guerreristas, terroristas, chavistas, etc. ha acusado Sebastián Piñera a la juventud chilena.

Pero el cobarde gobierno de Chile encabezado por Piñera, el Departamento de Estado y la Unión Europea, pretenden acusar a factores exógenos, sin embargo, el cuco para el imperialismo sigue siendo el castro/chavismo (comunismo), pero no señala a los verdaderos y reales actores: la desigualdad, la pobreza, el marginamiento y la represión hacia el pueblo.

Rusia, Cuba y Venezuela no se han salvado de este agrio señalamiento.

LOS DERECHOS HUMANOS EN EL CESTO DE LA BASURA

Es realmente doloroso e indignante como la salvaje policía carabinera y militar reprimen a la juventud chilena con saldos de violaciones a los derechos humanos inenarrables.

Hasta el día de hoy, según RT, el cuadro de violaciones a los derechos humanos es el siguiente: “La Fiscalía de Chile informó que de las 23 muertes que ha investigado, cinco personas murieron a manos de agentes del Estado; 16 durante la presunta comisión de delitos comunes y dos mientras estaban detenidas en una comisaría.

Por su parte, datos del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) refieren que durante las protestas contra el Gobierno de Piñera han sido detenidas por los cuerpos de seguridad 4.217 personas, entre ellas 471 niños y adolescentes; y 1.305 han resultado heridas, de las cuales 402 recibieron disparos de perdigones y 288 de arma de fuego no identificada.”

 

Además, la TV nacional chilena, señala los agravios sufridos por más de un millar de soldados carabineros mientras reprimían. Esto habría que investigarlo, también.

LOS VERDADEROS RESPONSABLES DEL VANDALISMO

En Chile el único responsable de lo mayormente sucedido: asesinato de personas (represión, tortura y violaciones a hombres y mujeres), quema de varias estaciones del metro y saqueo de grandes negocios es el Gobierno de Piñera. Las explosiones y sabotajes dentro del metro no son obra de muchachos enervados, esto fue debidamente planificado por los militares y la policía del Estado asesorados por miembros del Pentágono. Fue tan precisa y efectiva la acción que no podría ser hecho por noveles adolescentes. A esto hay que agregar que las quemas y sabotajes sucedieron en horas del “toque de queda” y, ¿quién más se movilizaba en las calles santiaguinas que los miembros de la inteligencia y seguridad del Estado?

LA CIA DETRÁS DEL TERRORISMO

Si la vitrina del neoliberalismo en Latinoamérica es Chile, la CIA, El Pentágono y el gobierno de Estados Unidos no van a permitir que este “ejemplo de progreso”—lógicamente que alimenta su sistema capitalista imperial—se les vaya de control.

No olvidar que lo mismo le sucedió a la ciudadanía estadounidense que para fomentar la xenofobia, el miedo y contrarrestar el movimiento Wall Street  planificó la hecatombe de las torres gemelas en Nueva York,  y los atentados al  Pentágono y el Capitolio en Washington el 11 de septiembre 2001 que produjo cerca de 3,000 asesinados, más de 26 desaparecidos y más de 6,000 heridos y que el gobierno gringo sin el menos descaro acusó a terroristas yihadistas (Al Qaeda, Bin Laden, etc.) de Afganistán, Pakistán y otros países que deseaba controlar por sus valiosos bienes naturales y su ubicación geopolítica como Afganistán, Irak, Libia, Siria, etc.

CONCLUSIONES

·        No cabe la menor duda que la dictadura del oprobioso Pinochet, la DINA, los CARABINEROS y las FUERZAS ARMADAS actuales, son la misma cosa que la del dictador AUGUSTO PINOCHET UGARTE que conculcó a Chile de 1973 a 1989.

·        Rechazamos los señalamientos y la criminalización que se hace en contra de la juventud chilena: indígenas, defensores de los DDHH, estudiantes, ambientalistas, etc. y si hay personas responsables de dichos actos son: El Pentágono que nunca ha dejado de “asesorar” a los gobiernos; los 5 gobiernos de partidos políticos neoliberales que gobernaron Chile en la post dictadura; las Fuerzas Armadas y la Policía de Carabineros, entre otros.

·        Jamás el imperialismo se imaginó que esta bomba social reventaría en un país supuestamente bien controlado y dominado por los militares, medios corporativos, iglesias conservadoras y los políticos alineados con el neoliberalismo.

·        Los países de América y el Mundo alineados con el infame neoliberalismo deben poner sus barbas en remojo sobre lo acontecido en Chile, que tarde o temprano les llegara a sus países.

·        Después de instalado el comunismo en la URSS surgieron varias doctrinas y pensamientos: el socialismo, la social democracia y el social cristianismo. Los dos primeros han dado a las sociedades del mundo un cierto respiro social y humanitario, el tercero, representado por la fracasada democracia cristiana se convirtió en lo peor: neoliberales declarados y corruptos.

¡Vemos con esperanza liberadora a Chile, a Latinoamérica y al Mundo!        


0
0
0
s2sdefault

Más Leídos