Por: Rodolfo Cortés Calderón 

Después de 11 días de juicio contra Juan Antonio (Tony) Hernández, hermano del jefe del régimen de Honduras, Juan Orlando Hernández Alvarado, fue señalado por un Jurado del Distrito Sur de Nueva York de cuatro graves acusaciones: tráfico de drogas, posesión de armas, uso de armas pesadas para traficar drogas y falsear testimonios. Y el 18 de octubre el jurado de 12 miembros dio su dictamen: ¡CULPABLE DE LOS CUATRO SEÑALAMIENTOS!  

La sabiduría populares aleccionadora e implacable. Lo que ha sucedido con la familia Hernández, incluidos su hermano y el actual dictador del régimen Juan Orlando Hernández Alvarado, más conocido en el mundo de las drogas como JOH son el vivo reflejo de su padre, de ahí que este popular dicho “de tal palo, tal astilla” calza como anillo al dedo para la familia Hernández Alvarado. Veamos.

SUS ORÍGENES PATERNALES

Los familiares cercanos a los Hernández vociferan que él fue general, incluso en su hotel “Posada de Don Juan”, en Gracias, hay un cartelón y una fotografía donde se puede leer “GENERAL”. La verdad es que don Juan Alvarado Villanueva ni fue militar, ni tuvo grado. Era como todos los Comandantes de Armas del tiempo de la dictadura cachureca “coronel de cerro”, de esos sanguinarios que se forjaban en las revueltas del siglo pasado. Los liberales de aquellos años no lo recuerdan como mansa paloma, sino como un tirano y déspota. No debemos olvidar que durante la dictadura de los 16 oprobiosos años de Tiburcio Carías Andino (1933-1949) se entronizó la escuela del “entierro, encierro y destierro” Por eso es que algunos de los hijos menores de don Juan quisieron ser militares de escuela, estudiaron en el liceo militar del Norte y posiblemente se frustraron.

En julio de 2018 en una rueda de prensa en su ciudad natal de Gracias, cuando ya se señalaba a su hermano Tony de estar  ligado al narcotráfico, JOH dijo esta lapidaria frase en relación a su padre: “A nosotros no nos crearon así”.

¿ES HONDURAS UN NARCO ESTADO?

Desde nuestro incipiente conocimiento de lo que es El Estado y según la Constitución de la República, ¡no!, ya que el Estado lo conforman el territorio, la ciudadanía, el gobierno, la Ley Fundamental y los tratados.

En todo caso lo que ha sucedido con los últimos gobiernos nacionalistas es que hemos tenido un narco gobierno ya que sin excepción los tres poderes, instituciones y corporaciones han sido contaminadas con el narcotráfico. La ciudadanía de a pie no tiene nada que ver con el narcotráfico, a menos que como víctimas.

El 19 de octubre pasado, un día después del veredicto contra su hermano, el dictador JOH dijo lo siguiente en un diario del norte del país: “El presidente Hernández dijo que el veredicto no fue contra el Estado de Honduras y que está basado en testimonios de asesinos”. En la primera parte estamos de acuerdo con él, ya que los señalados son miembros de su Gobierno: Él como presidente del régimen, diputados, alcaldes, policías, militares, etc. En la segunda parte él habla de “asesinos”, pero son sus asesinos ya que por más de una década es la calaña de individuos con que su familia se relacionó y transó.

ALICIA EN EL PAÍS DE LAS MARAVILLAS

Pero el clamor de inocencia de su pariente Tony fue expuesto con vehemencia por los familiares cercanos más allegados. Solicitaban clemencia, justicia e imparcialidad aquellos  que provienen de un país donde estos conceptos son pisoteados a diario por el dictador  JOH que ha secuestrado a los tres poderes del Estado, a las FFAA, a los organismos contralores, a la policía y callado a las corporaciones mediáticas mercenarias.

En el mismo diario de marras, con fecha 3 de octubre el dictador decía lo siguiente: “Confiamos en la imparcialidad y seriedad de la justicia norteamericana que se podrá separar la fantasía de la verdad y podrá dirigir el juicio de manera acertada para evitar que se convierta en un linchamiento público sin aplicación real del derecho”

Que engañado ha vivido JOH con sus fantasías creyendo que Estados Unidos es Honduras donde al entronizarse en su gobierno prometió castigar a los corruptos con su lema: caiga quien caiga y él que fue uno de los primeros señalados en el saqueo del seguro social por más de 7.000 millones de Lempiras (más de 290 millones de dólares), nunca ha sido tocado por la justicia. La corrupción y el narcotráfico ha sido la comidilla del día de este narco gobierno.

Más de una docena de presos políticos guardan prisión en Honduras por enfrentarse a esta narco dictadura.

TRUMP Y JOH LOBOS DE LA MISMA LOMA

Tanto Trump como JOH han tenidos serios señalamientos por conducta impropia en sus países. A Trump como a Hernández se les señalan como usurpadores del poder a través de fraude en las elecciones pasadas. Trump ha recibido señalamientos de evasor de impuestos, racista, acosador y misógeno. Se le señala su intromisión en la política de varios estados. Mientras JOH tiene serios señalamientos de fraude y corrupción en Honduras.

Un día después del señalamiento de Tony Hernández, el 19 de octubre, el gobierno de Estados Unidos hizo pública la aprobación de un fondo para los gobiernos del triángulo norte: Honduras, El Salvador y Guatemala a pesar de todo lo publicado contra JOH.

Unos 500 millones de dólares fueron congelados por el gobierno de Estados Unidos el 2018 debido a las caravanas de migrantes donde Trump acusó a los tres presidentes centroamericanos de “no hacer lo suficiente para detener las caravanas”.

Hace unos días Trump hizo públicas las magníficas relaciones con el gobierno del presidente Hernández. Viven de “cachetes embarrados”

CONCLUSIONES

·        La Justicia de Estados Unidos ha dado una gran lección al gobierno impopular, usurpador, golpista, represor y dictatorial que encabeza Juan Orlando Hernández creyendo que el país del Norte es un potrero como ha tratado él a Honduras.

·        En Estados Unidos si funcionan los tres poderes del Estado. Mientras Donald Trump, presidente del Ejecutivo defiende a JOH, la Corte de Justicia lo señala a él y a su hermano.

·        Mientras JOH se considera el abanderado de las extradiciones de narcotraficantes a Estados Unidos, la DEA y la Fiscalía de Nueva York señala que fue una decisión propia de la justicia estadounidense y no del gobierno de Honduras, asevero el fiscal.

·        Tanto JOH, como Donald Trump son especímenes del mismo fango y de la misma calaña, así que poco se podría esperar en bien de Honduras mientras este energúmeno y megalómano esté en la Casa Blanca.

·        Algunos de los “asesinos” de JOH señalaron a su hermano Tony de ser responsable del asesinato de algunas personas. Debe investigarse esto a fondo, hoy no, pero algún día.


Noticias Destacadas