Escrito por: Ronnie Huete S.

Periodista internacional

En lo que va de 2019 se han suscitado seis tiroteos no relacionados con la delincuencia común en los Estados Unidos, incluyendo el más reciente en donde siete personas resultaron heridas, por un tiroteo en la ciudad de Chicago, informó la NBC citando la policía.

Las matanzas ocurridas en un centro comercial de El Paso (Texas) que se ha saldado con 22 muertos y 26 heridos y en Dayton (Ohio) que ha dejado diez muertos incluido el atacante, son las últimas de una larga lista de masacres de civiles con armas de fuego registradas en Estados Unidos, según lo informa rtve.es.

 

Washington DC, 5 de agosto de 2019.  Se mantiene a media asta, la bandera de los Estados Unidos en todas las instituciones oficiales. El olor a muerte provocado por la guerra interna del racismo va en ascenso.

La mirada penetrante de la decidía frente al Estado de terror de supremacía blanca, es el ambiente que se vive en la capital estadounidense, en donde la mayoría de sus habitantes descansan en la rutina esclavizada de sus vidas.

Por su parte el mandatario Donald Trump, acostumbrado a insultar a todo ser humano que no es de origen anglosajón, afirmó en una conferencia de prensa que la culpa de las masacres acontecidas en el paso Texas, Ohio y Chicago el fin de semana pasado, es de los medios de comunicación.  

Las declaraciones de Trump son una clara dicotomía de su discurso, puesto que, desde el comienzo de su campaña política, ataca frontalmente a la población inmigrante que reside en los EUA siendo uno de los principales artífices de la apología del odio ocasionada por el fascismo.

La creación de campos de concentración diseminados en toda la nación norteamericana, sumándose a esta medida de apartheid, México y Guatemala, son solo el accionar de un dictador que tiene claro su objetivo medieval de seguir autoproclamándose la nación más poderosa, sin embargo, la decadencia de este imperio es inevitable.

Ante estos tiempos difíciles, la humanidad pluricultural que habita en EUA debe organizar una fuerza de lucha jamás vista en la historia universal de este país, ya que es la forma ideal de hacer frente a las políticas de un criminal que gobierna, según lo ha confirmado la historia de pasados imperios.

Cuando el primer presidente de los EUA, George Washington, asumió ser mandatario de esta nación, se dirigió a través de la constitución de los EUA, cuyo contexto es enfático en el comportamiento de dignidad que debe mantener un presidente, sin embargo, pareciese que los 243 años de historia de este país, fueron echados al cesto de la basura.

Las tres masacres ocurridas este fin de semana, son prueba de que la historia de los EUA está siendo invertida por la plutocracia que mantiene su orden económico en base a la especulación y el consumismo voraz, de una sociedad que agoniza frente a las políticas de un millonario convertido en presidente.

El luto se intensifica en la nación de Thomas Jefferson y George Washington que seguramente se revuelcan en sus tumbas al ver el siniestro que habita en la Casa Blanca.

Hoy es el tiempo adecuado para que la sociedad pluricultural estadounidense comience a poner un alto a las fechorías de quien les gobierna, ya la historia lo ha comprobado que solo a través de la organización de masas se puede sanear la cancerígena democracia de un país.

Los hechos ocurridos en Texas, Ohio y Chicago son totalmente deleznables y condenables por toda la humidad que aún mantiene la conciencia de solidaridad y amor al prójimo intacta.

Las guerras en Colombia, Honduras, Sudan, Palestina, Siria, Yemen, Sudan, Mali, Libia, Afganistán entre otras naciones, son en parte el resultado y el reflejo de una guerra interna racial que mantiene sucumbida a los EUA, puesto que su política exterior aún mantiene su inspiración en una falacia de “supremacía blanca” de dominio mundial.

El antídoto del veneno Trump, lo posee cada uno que lee este artículo y esté dispuesto a curar la terrible enfermedad mental del racismo y la xenofobia, el accionar de cada habitante de los EUA puede ir debilitando este veneno putrefacto con el fin de reconfigurar el imaginario colectivo de que las razas no existen, máxima científica que comprueba que la única raza, es la raza humana diversificada en culturas.

Que la ultima masacre ocurrida sea un hecho reflexivo para unificar las fuerzas de la solidaridad y el accionar en contra del racismo y la xenofobia, a través de la sana información alterna a la corporativa, debates o foros académicos.

Según la cadena internacional de prensa Radio Televisión Española (RTVE), en lo que va del año 2019 han sucedido los siguientes tiroteos múltiples sin relación con la delincuencia común:


0
0
0
s2smodern
powered by social2s

Más Leídos