Choluteca, Honduras (Conexihon).- Durante la programada audiencia de conciliación del padre Florentino Hernández Bonilla, la defensa haciendo uso de un recurso de nulidad, la cual tiene como fundamento de que los órganos judiciales del Estado de Honduras no tienen competencia para conocer asuntos internos de la iglesia.

En la audiencia de la querella interpuesta en contra del padre Florentino, acusado por la Diócesis de Choluteca de la Iglesia Católica de Honduras por supuestos delitos de usurpación de bienes e inmuebles y apropiación indebida de cosas y muebles, el tribunal admitió el recurso interpuesto por la defensa suspendiéndola para el próximo cinco de febrero a las 2:00 de la tarde donde el juez solventará en cuanto a la nulidad presentada.

“Nosotros consideramos que este es un asunto interno de la iglesia que debe ventilarse a través del Derecho Canónico, por una parte, y por otra si analizamos desde el derecho penal esos delitos no existen porque en el caso de usurpación, la iglesia sigue estando destinada al trabajo pastoral y el padre no tiene un comportamiento como dueño. Los bienes no han pasado a su patrimonio y siguen destinados al trabajo pastoral y de la feligresía”, declaró el abogado, Edy Tábora, del equipo legal del acusado.

Tábora señaló que partiendo de la acusación de usurpación de bienes e inmuebles, el terreno fue gestionado para la iglesia por el padre Florentino, sin embargo el terreno es y seguirá siendo de la Iglesia Católica de El Triunfo en Choluteca.

“No puede haber una apropiación indebida”

Desde su llegada a la Parroquia Cristo de Esquipulas, el padre Florentino ha administrado los bienes y muebles de la iglesia y los sigue administrando para el mismo fin, por lo que su equipo de defensa considera que no puede haber una apropiación indebida.

“Cuando él llegó estaba administrando y sigue administrando las cosas para el mismo fin, el fin no ha cambiado por lo que no puede haber una apropiación indebida, por lo que el juez debe anular el proceso, establecer que no tiene competencia y la iglesia debe retornar a su situación original de acuerdo con el Derecho Canónico y el diálogo interno”, detalló Tábora.

Padre suspendido de su cargo

Por su parte, la apoderada legal de la Diócesis de la Iglesia Católica representada por la abogada Carmen Yolanda Ordóñez, manifestó en declaraciones a medios locales que “el sacerdote Florentino está removido del cargo de la parroquia de El Triunfo, pero no la quiere dejar y no entrega los bienes inmuebles y muebles al nuevo sacerdote designado por la Iglesia Católica, por lo que está cometiendo una usurpación y apropiación indebida”.

Añadió que las autoridades eclesiásticas agotaron algunas instancias del Derecho Canónico con el sacerdote, pero que este hizo caso omiso y por ello se recurrió a la parte legal.

El 12 de mayo del 2019, el obispo de la Diócesis de Choluteca emitió un mensaje acusando al padre Florentino Hernández de “estar desobedeciendo la orden de suspensión total del ministerio sacerdotal”, bajo el argumento de que en casi diez años de ser párroco, hace más de tres años ha querido cambiarlo de parroquia “pero mis numerosos intentos no han sido fructuosos”, señaló a través del escrito.

Movilización del pueblo en apoyo al padre

Mientras se celebraba la audiencia en el interior de la Corte Interinstitucional de Operadores de Justicia en Choluteca, una multitud se encontraba en las afueras del juzgado con la intención de brindar apoyo y acompañamiento al padre Florentino y exigieron justicia para el querellado, ya que según el pueblo él ha sido un líder a favor de las buenas obras.

“Estamos acompañando al padre Florentino Hernández en este citatorio ya que se le están violando sus derechos como sacerdote y a nosotros como pueblo también por la cúpula religiosa. Como pueblo no nos están tomando en cuenta,  queremos demostrarle de manera pacífica de que el pueblo está con él para que sienta nuestro apoyo”, expresó el delegado de la palabra de Dios del municipio El Triunfo de la parroquia Cristo de Esquipulas, José Adolfo Gutiérrez Estrada.

 “El pueblo ha decidido que el padre Florentino siga siendo la cabeza de nuestra parroquia porque el padre ha estado a favor del pueblo, ha estado defendiendo los bienes comunes porque no es cierto que el padre se ha estado adueñando de propiedades, simplemente se está adueñando de una decisión que ha tomado el pueblo Triunfeño con un 98% en contra de las empresas mineras”, amplió la vicepresidenta del patronato de El Triunfo, Tomasa Peralta.

Por su buen trabajo con la feligresía, los habitantes del municipio de El Triunfo, así como otros pobladores del departamento de Choluteca se niegan a aceptar la remoción del padre Florentino de su ministerio y exigen que permanezca en la parroquia para que pueda seguir trabajando junto con el pueblo, tal y como lo ha hecho en procesos de oposición de proyectos extractivistas, minería y contaminación en el sur.

 


Últimas Noticias

Más Leídos

  • Semana

  • Mes

  • Todo