Tegucigalpa, Honduras (Conexihon).- Era cuestión de horas. La prensa esperaba su llegada forzada a raíz de su detención en el país vecino este viernes 19 de octubre. Venía en vuelo comercial, pero no de vacaciones, sino en calidad de expulsado, acompañado por un oficial de migración.

Nunca la sala de llegada de una terminal aérea fue tan importante a las 11 de la mañana, para que el periodista Bartolo Fuentes contara su verdad, no de un regreso, sino de ser expulsado de un país “vecino”.

Previo a su llegada, en ciudad Guatemala, la periodista Dunia Montoya (esposa de Fuentes) junto a organizaciones de derechos humanos locales y hondureñas, denunció que Bartolo Fuentes, preso hace cuatro días supuestamente por no registrar su ingreso hacía aquel país, sería expulsado vía aérea con destino a Tegucigalpa. Un día antes se conoció que su expulsión sería por tierra.

La “Caravana del Migrante” iniciada el domingo 14 de octubre, fue el blanco para iniciar el descrédito hacia su persona. Unos lo llamaban “el líder u organizador de la caravana”, el ilegal gobierno oficialmente lo llamó “organizador de movimientos migratorios ilegales”.  

Después de varias personas que arribaron en diferentes vuelos, apareció con sus armas: su chaleco, una mochila y una cámara fotográfica. Así llegó Bartolo Fuentes. Venía con la necesidad de denunciar los hechos en su contra, se puso frente a las cámaras, las grabadoras e incontables micrófonos.

“El gobierno, en una actitud irresponsable, pretende criminalizarme, achacarme que soy el organizador de un éxodo masivo de compatriotas; de quiere calificar de delincuentes a quien huye de la tremenda tragedia en la que nos ha sumergido”, dijo Bartolo, con voz alterada en parte de sus primeras reacciones ante la prensa.

La noche del jueves 18 de octubre, la Canciller de la República, María Dolores Agüero, acusó al periodista Fuentes de promover movimientos migratorios irregulares. En palabras de Agüero “bajo engaño y falsas promesas para los connacionales, cuyas manifestaciones circulan a todas luces en las redes sociales”.

El periodista frente a los diferentes medios de comunicación sostuvo que no es la primera caravana en la que participa, pero el objetivo es “criminalizar la actividad periodística comprometida con los derechos humanos”.

“Yo estudié periodismo en la Universidad (Nacional Autónoma de Honduras) para ejercerlo y nadie tiene porque venir a coartar la posibilidad de estar cubriendo”. Además, el comunicador Les recordó a quienes le amenazan y acusan que tiene hace 20 años en el tema de Migración. Recordó su   participación en el programa "Sin Fronteras", transmitido por Radio Progreso en el año 2000.

Hernández, Morales y el gobierno de EEUU

El comunicador fue detenido el 16 de octubre, aproximadamente a las ocho de la mañana. Una publicación de la periodista Claudia Mendoza en su cuenta Facebook, marcaba lo que comenzaba a saberse sobre el hecho. Posteriormente, la detención fue confirmada por el propio Fuentes ese mismo día, en declaraciones a Radio Progreso.

Entre cinco mil personas, que avanzaron su salida de un país que no ofrece oportunidades de vida digna, sólo al periodista Bartolo Fuentes capturaron por entrar ilegalmente a Guatemala.

A pesar del buen trato que aseguró recibir en la Casa del Migrante, en la capital guatemalteca, no es motivo para enfatizar que “estuve preso, es una violación a mis derechos”.

Una vez en Tegucigalpa, el periodista manifestó que su detención obedeció a una orden girada por el gobierno que preside, el ilegalmente reelecto Juan Orlando Hernández hacia su homólogo de Guatemala, Jimmy Morales.

“No es que cometí una falta, me andaban buscando”, detalló el periodista. Pero a este hecho le suma que su custodia no solo fue de oficiales de Migración y la Policía Guatemalteca, denunció la presencia de personal de la Embajada de Estados Unidos “son los que daban las instrucciones de qué hacer conmigo en la aduana de Agua Caliente (punto fronterizo entre ambos países)”.

El colectivo de periodistas “Prensa Comunitaria” y el Centro para la Acción Legal en Derechos Humanos (CALDH), interpusieron un recurso de exhibición personal, al desconocer durante la tarde y la noche del martes, día de la captura, dónde estaba Fuentes.

Mientras que Dunia Montoya denunció por las redes sociales el no tener conocimiento sobre el paradero de su esposo.

Desde los primeros movimientos de la caminata del migrante, el presidente estadounidense Donald Trump, en su cuenta de Twitter amenazó con castigar al gobierno hondureño si no frenaba el caminar de los y las compatriotas.

Luego la amenaza se extendió al llamado “Triángulo Norte” que abarca a Guatemala y El Salvador. Una amenaza reiterativa durante la semana por Trump. 

“Lo que tienen que hacer los gringos no es criminalizar al que se va, sino sacar a la pandilla de corruptos que nos ha robado todo, hasta la esperanza”.

Enfrentará a quienes le inculparon ser “el líder”

Un grupo de ciudadanos llegaron a solidarizarse con Bartolo fuentes, así mismo los y las viajeras se unían a la espera del líder social.

Consignas como “Bartolo amigo, el pueblo está contigo” eran coreadas mientras denunciaba su situación ante la prensa.

El hecho de que la gente salga huyendo del país no es criminalizando o cerrando las fronteras, afirmó. De igual manera hizo un llamado al gobernante estadounidense “Quieren detener la migración, saquen las caravanas, sacando a la pandilla de corruptos que está en el gobierno”.

Afirmó que su trabajo como periodista sigue y culminará hasta que no existan más caravanas de gente que huye del país que la vio nacer. y para ello sentenció que solo es posible “saque usted a quienes apoya en el actual gobierno”.

Al salir de Toncontín, se dirigió hacia la sede del Comisionado Nacional de Derechos Humanos (CONADEH), donde interpuso una denuncia contra el Estado de Honduras por su situación de riesgo al ser blanco de campañas de descrédito y discursos de odio desde el propio gobierno.

Mientras tanto, ya en territorio hondureño, Bartolo Fuentes volvió a su trabajo tal y como lo mencionó a su llegada al aeropuerto “hasta que tengamos aliento”. Mientras tanto, el éxodo de compatriotas, del cual daba cobertura, ya está en México, esta anoche pernoctaron en Huixtla, Chiapas, México.

Según cifras difundidas en centros migrantes más de siete mil hondureños y hondureñas avanzan sin el interés de volver a Honduras, sin quedarse en territorio azteca, sino llegar a Estados Unidos.


0
0
0
s2sdefault

Más Leídos