Warning: getimagesize(/home/clibre/webapps/jooomla_1/images/joomlart/art/991fb285-6cba-40cb-a9ce-e3910df8e58a.jpg): failed to open stream: No such file or directory in /home/clibre/webapps/jooomla_1/plugins/content/social2s/social2s.php on line 1659

Santa Bárbara, Honduras (Conexihon).- Bloqueos informativos, secretividad, amenazas verbales y físicas, entre otras son las principales agresiones que enfrentan los comunicadores sociales del departamento de Santa Bárbara, en el occidente de Honduras.


Una de las más recientes agresiones fue protagonizada por el director de Justicia Municipal, Roberto Ramos obstaculizó la labor informativa de los camarógrafos Cristofer Cantarero y Antonio Reyes, el 25 de septiembre del presente año, el hecho sucedió afuera de la municipalidad del departamento de Santa Bárbara.


Los operadores del medio de comunicación Patepluma TV, intentaban cubrir una información referente a una multa de tránsito, sin embargo cuando los camarógrafos decidieron entrar a la municipalidad el director de la policía los empujo y agredió verbalmente.


Cantarero expresó, “nosotros queríamos entrar y no lo permitían hasta que nos empujaron los guardias”. Este hecho causó indignación en los comunicadores sociales que se pronunciaron en contra del impedimento informativo, Alerta No. 093-2018.


En este contexto, más de 50 trabajadores de la información participaron de una jornada de capacitación brindada por el Comité por la Libre Expresión (C-Libre) para enfrentar las diferentes formas de agresión en el departamento.


El taller abordó estrategias y mecanismos de protección a periodistas y comunicadores sociales para fortalecer la capacidad en medidas de prevención.


De acuerdo con el presidente de la RAPCOS-Santa Bárbara, Rigoberto Maradiaga, explicó que los funcionarios estatales en la zona son renuentes a divulgar la información pública y puso de ejemplo que hace unos días se escapó una persona privada de libertad, acusado por el delito de narcotráfico de la cárcel de máxima seguridad conocida como “El Pozo”.


Días después mataron otra persona dentro de la misma granja penal de máxima seguridad, pero que acceder a las declaraciones oficiales de los hechos fue imposible, por lo que la ciudadanía tiene acceso únicamente a conocer algunas fotografías y la información brindada por otras fuentes. 


Para uno de los camarógrafos agredidos, “el panorama de la libertad de expresión en el país no se respeta, porque hay muchos comunicadores sociales y periodistas agredidos por el simplemente hecho de hacer su labor”.


Así mismo, el periodista Arnold Mazariegos expuso que el taller motivó al gremio periodístico para ejercer la unidad y una prensa influyente.


El corresponsal de Canal 11, Sergio Hernández, subrayó que “formar parte de la Red de Alertas y Protección a Periodistas y Comunicadores Sociales (RAPCOS) ayuda a dar unidad al gremio en los contextos de peligro y proteger su integridad física de amenazas”.


Además, los periodistas aprovecharon la capacitación y dieron cobertura informativa visibilizando el taller en los medios de comunicación donde trabajan.


0
0
0
s2sdefault

Más Leídos