El Progreso, Yoro (Conexihon).- Confrontar al Poder con la búsqueda de información que no quiere que se conozca,  la necesidad de actuar colectivamente y repeler las distintas acciones legales que restringen la libertad de expresión, fueron algunas de las consideraciones hechas por Edy Tábora, director del Comité por la Libre Expresión (C-Libre).

Tábora participó este viernes 03 de agosto, como invitado en el Análisis de Realidad Mensual que realiza el Equipo de Reflexión, Investigación y Comunicación (ERIC) y Radio Progreso, cuyo tema era “Libertad de Expresión en tiempos de dictadura”.

Entre la diversidad de público asistente, había estudiantes de educación media, líderes y lideresas sociales de la zona norte del país, y de la Mesa de Indignados e Indignadas de El Progreso.

El director de C-Libre, expuso como primer punto que la libertad de expresión, como derecho humano, es problemática para el poder político, como cuando salen a luz pública información sobre afectaciones en asuntos de interés público (de la ciudadanía en general) y que está relacionada con quienes representan al poder político y económico del país.

Al mencionar “los tiempos de dictadura”, como bien señala el título del análisis en esta oportunidad, el también ex Fiscal de los derechos humanos, hizo una reseña de normativas legales aprobadas en los últimos 25 años que, a su criterio, son las que han servido de base para constituir la dictadura, basado en cuatro elementos, y que en este caso expresan autoritarismo: un modelo de desarrollo basado en el despojo de los recursos naturales, un modelo político que concentra el poder en el presidente del poder ejecutivo, un modelo punitivo que privilegia la militarización de la sociedad y del estado, y la aprobación de normativa que defiende los intereses económicos y criminaliza la defensa territorial y la protesta social, y por último, un modelo fiscal basado en el impuesto al consumo. Con esto se ha dado la consolidación de una dictadura que hoy representa en el poder, el presidente ilegalmente reelecto, Juan Orlando Hernández.

Desde la modernización agrícola hasta la consolidación de la ilegal reelección

“Los gobiernos autoritarios son herramientas de explotación y despojo”, acotó Tábora. Seguidamente desglosó una serie de leyes aprobadas desde 1992, con la introducción del modelo neoliberal impuesto por el entonces presidente Rafael Leonardo Callejas (hoy preso en Estados Unidos) tales como la “Ley de Modernización Agrícola”, que no fue más que “la venta de la tierra flexibilizada, en favor de los grandes terratenientes.

Los siguientes gobiernos implementaron leyes como la ley General del Medio Ambiente (1993), para acaparar la tierra y “especificar cuáles son las llamadas zonas protegidas y cuáles no”, sostuvo Tábora.

A esta ley se suma la herramienta de explotación de recursos naturales; Ley Especial de Expropiación (1999), donde legaliza el despojo hacia los pueblos indígenas y la “Ley de Propiedad (2004), ambos instrumentos legales fortalecen el despojo de los pueblos indígenas. Ley de agua potable, concentración del recurso agua para el empresariado.

En opinión de Edy Tábora, las anteriores leyes, encuentran un punto de fortaleza institucionalizada con el golpe de Estado de 2009. Posteriormente, recordó, que apareció bajo el gobierno de Porfirio Lobo Sosa (2010-2014), el llamado “Plan de Nación o Visión de País” (2010-2052). Un documento que sintetiza el “adueñarse del país”

Y finalizó esta parte con la promulgación y aprobación de la reelección presidencial, luego de una reforma al artículo 239 constitucional en 2014, a solicitud del ex presidente Callejas y posteriormente un grupo de una veintena de diputados en ese momento.

De las últimas creaciones para consolidar el poder, es la ley de Alianza Público Privada (COALIANZA), que junta a empresarios junto a la administración pública.

El derecho al honor y lo protegido en tiempos de dictadura

Los delitos contra el honor, establecidos en la normativa penal hondureña, se han convertido en armas para el empresariado y funcionarios públicos, con las que amenazan a las voces ciudadanas que denuncian actos de corrupción, afirmó Tábora.

“No quieren que hablemos de concesiones, tráfico de influencias y por no hablar de temas de corrupción en general”, expuso el director de C-Libre.

En el marco del análisis de Realidad, Tábora alertó sobre las nuevas acciones hechas en el Congreso Nacional para incrementar y crear  figuras que discuten en el nuevo Código Penal.

Mecanismos o figuras como la Injuria, Calumnia y Difamación, en la actual legislación penal, son castigados con penas que van desde uno a tres años, en el caso de las dos primeras. En cuanto a  Difamación es aumentada a un tercio, de acuerdo con el artículo 160 del Código Penal vigente.

Sin embargo dentro del nuevo Código Penal, que se discute en el Poder Legislativo, además de los tres delitos que ya contempla la ley, se crean nuevas clasificaciones como las “Injurias y calumnias INDIRECTAS”, el cual refiere a la acción de imputar de modo impersonal. Esto de acuerdo al acta de discusión del pleno de diputados y diputadas, que Conexihon tuvo acceso.

Otra de las amenazas hacia la libertad de expresión fue el articulo 335-B, del paquete de reformas al Código Penal, aprobadas en febrero de 2017 en materia de terrorismo y extorsión. Para Tábora esto es una practica española, específicamente la "apología al terrorismo", donde aparecieron quemas de buses y fueron publicitadas para responsabilizar a sectores sociales que ejercían protesta en ese momento.

El artículo 335-B, fue derogado a inicios del mes de junio del presente año. Aunque desde la bancada del Partido Nacional en el Congreso, se amenazó con someterlo nuevamente a discusión por "supuestos errores" en el proyecto de ley que llevó a la derogación.

Cada vez que se discute el derecho al honor, dicen que “no es absoluta”. Siempre hay un derecho por el que se empieza a discutir o que impere más. Un derecho por encima del otro.

¿Por qué es atacada la libertad de expresión en tiempos de dictadura?

La libertad de expresión es esencial para el desarrollo y fortalecimiento de la democracia , sin embargo en los últimos 30 años, se ha reducido el termino democracia únicamente al ejercicio del voto cada cuatro años.

El defensor de derechos humanos habló de la existencia de “un diseño, hay instrumentos que van a obstaculizar que hablemos y busquemos información”.

Entre ellas, está la Ley para Desclasificación de Documentos Relacionados con defensa y seguridad (conocida como Ley de Secretos Oficiales), aprobada en 2014 y que impide que un número de instituciones mantengan en secreto documentación por periodos de hasta 50 años.

Detalló que una de las manifestaciones de la dictadura es la creación del Consejo Nacional de Defensa y Seguridad (CNDS), que en el artículo número uno cita que, quién lo encabeza es el propio presidente de la República. De los que forman parte, lo que se muestra es un control total de quien está al mando del Poder Ejecutivo.

“Legalmente se subordinan los Poderes al presidente de la república”, citó el abogado Tábora.

Otro factor es la violencia contra periodistas y comunicadores sociales, contra quienes hubo cuatro agresiones en los últimos 10 día, incluyendo a la periodista Kensy Gissel Grandez, de este medio de comunicación.

Dentro de la ola de violencia hacia la prensa, C-Libre registra en los ultimos dos años más de 200 alertas. 

"La libertad de expresión, como derecho humano, se asocia únicamente a medios de comunicación y  periodistas, pero es un derecho de todos y todas. Por eso está en ataque desde el poder”, justificó Edy Tábora.

Hablar de democracia, planteó el defensor, es para garantizar derechos fundamentales.

Va relacionado con reunión, manifestación pacífica, porque estos derechos nos permiten tener una mejor participación.

La defensa de la palabra, individual y colectivamente, es una de las reflexiones que dejó la participación de Edy Tábora en el Análisis de Realidad Mensual, promovida por el Eric-sj.

“Necesitamos defenderla, frente a la violencia contra periodistas, cuando acusen a una persona hay que acompañarla y tener un reto de desregularizar este tipo de normativas lesivas a la libertad de expresión”, puntualizó.

Mencionó casos específicos como el de Elvin Francisco Molina, empleado de una de las líneas del Grupo Continental (Liderado por la familia Roshental y liquidado forzosamente en octubre de 2015), quién fue acusado por el delito de “Pánico financiero”, exhibido públicamente ante los medios de comunicación, tras ser capturado.

Otro caso expuesto fue el de Suyapa Martínez, directora del Centro de Estudios de la Mujer- Honduras (CEM-H), quien fue demandada por la empresa Desarrollos Energéticos (DESA), acusada de difundir información inexacta, en torno al asesinato de la lideresa Berta Cáceres, opuesta a la construcción de una hidroeléctrica (promovida y ejecutada por DESA sobre el río Gualcarque).

“Decimos cosas que no le gustan al Poder, por ende, nos posicionamos en contra de sus intereses”. Amplió que, en el caso del asesinato de Cáceres, el 02 de marzo de 2016, es de interés público, por estar relacionada a una falta de investigación, por vincularse mientras ella luchaba contra la instalación de un proyecto hidroeléctrico en su territorio.

“Si no defendemos la libertad de expresión, tendremos una sociedad en silencio”, sentenció.

Finalmente, Tábora llamó a los y las presentes a no dejar de hablar de “situaciones de interés público” y hacer colectivo el debate de estos temas que inquietan al poder. Ya que, si esta responsabilidad recae en una sola persona, será vulnerable a la censura impuesta.

Alentó a utilizar las redes sociales como canales de denuncia, tal y como ocurrió durante la crisis post electoral a finales del 2017  e inicios del 2018 en la que se impuso como presidente Juan Orlando Hernández.

Tábora invitó a seguir la instalación de una Mesa contra la Censura, un espacio que desde C-Libre, se impulsa para tomar cualquier herramienta que imponga censura, y les hacen frente.

 “Acompañemos todas las iniciativas contra la censura. Apoyemos, denunciemos, ya sea una persona o un medio que denuncia. No le tengamos miedo a la dictadura, actuemos colectivamente”, culminó el defensor de la libertad de expresión y director de C-libre.


0
0
0
s2sdefault