Por: Gissel Grández


Tegucigalpa, Honduras (Conexihon)-. Un total de 15 agresiones contra fotógrafos y camarógrafos registró el comité por la Libre Expresión (C-Libre) desde el 2017 la mayoría de estas efectuadas por Fuerzas de Seguridad del Estado, ocho de ellas ocurrieron en Tegucigalpa, siendo la última hacia el camarógrafo de Canal 11, Engel Padilla, el lunes 23 de julio.


Padilla estaba grabando la detención de una persona por parte de la Policía Nacional que estaban reprimiendo a la población con gas lacrimógeno en el marco del paro nacional de los transportistas que hacían uso de su derecho a manifestarse y exigiendo se baje 20 lempiras al galón del combustible.


Sus compañeros de trabajo grabaron el momento cuando los antimotines rodearon al camarógrafo y a empujones le dañaron su cámara, posteriormente fue detenido y remitido a la posta policial de la colonia San Miguel.


“Una cámara no vale más que mi vida” es el tema de la conferencia de prensa realizada este martes en el marco del Día Nacional del Camarógrafo y Fotógrafo por C-Libre y la Asociación de Prensa Hondureña (APH). Estas organizaciones manifestaron su alta preocupación por la violencia practicada por actores, sobre todo estatales, hacia quienes trabajan como camarógrafos y fotógrafos en medios de comunicación.

Camarógrafos cubriendo la conferencia "una cámara no vale más que mi vida"

Asesinatos y agresiones contra camarógrafos


Un hecho grave ocurrió cuando el camarógrafo, Edwin Paz, quien laboraba con el periodista asesinado Igor Padilla, salió del país en busca de asilo y fue asesinado en México en julio de 2017.


También, en enero este año, en el conflicto post electoral, varios militares agredieron físicamente además de dañarle el equipo de grabación al camarógrafo de Une Tv, Pedro Amador quién cubría una manifestación frente a casa presidencial.


Asimismo, en cobertura de manifestaciones postelectorales, fue agredido siempre por militares, el camarógrafo Kevin Castillo del canal Televida de Choluteca a quien también le dañaron el equipo periodístico de grabación.


Otro dos hechos de violencia reciente pero esta vez por personas privadas que participan del paro de transporte se dio cuando un periodistas del canal HCH junto al camarógrafo Joseph Hernández, fueron intimidados con piedras mientras daban cobertura en uno de los puntos de la manifestación.


El otro hecho se produjo el 29 de junio cuando parientes de una persona sometida a juicio por delitos relacionados por los actos de corrupción en el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) en los juzgados de esta ciudad, agredieron a varios camarógrafos de medios televisivos mientras grababan las escenas tras finalizado el juicio oral y público.


Libertad de expresión y libertad de prensa en grave peligro


En el comunicado difundido este día C-Libre y la APH consideran “alarmante la situación en Honduras de libertad de expresión y la libertad de prensa” y subrayaron que “se encuentran en grave peligro, pues tanto periodistas como camarógrafos y fotógrafos, continúan bajo la mira de los violadores de los derechos humanos, incómodos por verse visibilizados en sus atrocidades”.


“Toda agresión contra un camarógrafo o fotógrafo en el marco de su trabajo en medios de comunicación o documentación periodística independiente es una violación a la libertad de expresión y libertad de prensa”, agregaron.


La Policía solo quiere que graven lo que les conviene


El Camarógrafo de TV Azteca, Edgar Estrada, tiene 16 años de ejercer la profesión y dice que la mayoría de agresiones se dan a la prensa por que la policía solo quiere que los camarógrafos o fotógrafos grabe lo que a ellos les conviene si se graba una agresión o exceso de fuerza ellos empiezan a agredirnos a nosotros.

Foto tomada por Whitney Godoy, en una de las manifestaciones realizadas por estudiantes de la UNAH


La foto periodista, Whitney Godoy, sostiene además que “Honduras es el paraíso de las historias, lo malo que no hay mucho apoyo a los fotógrafos de medios comerciales y cuando uno es independiente cuesta mucho realizar el foto periodismo, sin embargo a mí me mueve tomar fotos porque tiene el poder de influir y cambiar la historia de una nación”.


Demandas de las organizaciones:


1. Que la Fiscalía del Ministerio Público realice las investigaciones respectivas y presente las acusaciones en los juzgados para que se sancione a los responsables de las agresiones contra los camarógrafos y fotógrafos.


2. Que la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas sancionen administrativamente a los responsables de las agresiones denunciadas en este comunicado y cualquier otra que se produzca; y que el Estado de Honduras se haga cargo de indemnizar a las víctimas. Que no se limiten a un comunicado ofreciendo una disculpa.


3. Que se instruya a los miembros de la Policía Nacional y de las Fuerzas Armadas, a respetar el trabajo y garantizar la vida e integridad física de las personas que realizan cobertura periodística.


4. A la población hondureña que no está de acuerdo con la línea editorial de un medio de comunicación, pedirles que no se generen actos de violencia contra estos trabajadores de medios de comunicación ya que ellas y ellos sólo están realizando una labor informativa.

 


0
0
0
s2sdefault