Miami, Florida.- La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) condenó la prohibición de ingreso a Honduras de tres, las periodistas internacionales y el medio ambiente hostil contra los reporteros y los trabajadores

de medios que cubren las protestas a través de las elecciones políticas presidenciales , que la organización hemisférica consideró una violación grave a la libertad de movimiento de los informadores.

El presidente de la SIP, Gustavo Mohme, director del diario La República de Lima, Perú, expresó que "lo que está sucediendo en Honduras es un asunto de interés nacional e internacional y obstaculiza la labor periodística y el libre flujo informativo es contrario a lo que debe regir en una sociedad democrática ".

Freelancers de Los periodistas estadounidenses Jihan Hafiz y Reed Lindsay, y el británico Ed Augustin, viajaron el 4 de diciembre a Honduras para cubrir la crisis política por los resultados de las elecciones presidenciales del 26 de noviembre y las denuncias de fraude. Los tres periodistas fueron retenidos durante 24 horas en el Aeropuerto Internacional Toncontín sin que las autoridades migratorias explicaran la razón de su deportación del país al día siguiente.

El 1 de diciembre El gobierno declaró un estado de excepción que las garantías constituciones de asociación, reunión, circulación y libertad de expresión entre otras. Periodistas, camarógrafos y medios de comunicación han sido reprimidos en el marco de la cobertura informativa del proceso electoral, según denunció Comité por la Libertad de Expresión (C-Libre) de Honduras.

Roberto Rock, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP y director del portal de noticias La Silla Rota de Ciudad de México, México, agregó que "limitar y prevenir la cobertura periodística es violente también el derecho de los ciudadanos hondureños" "un recibir noticias variadas que les permite tomar noticias informadas sobre lo que sucedió en su país, por los que restringir el derecho a saber y estar bien informado es una respuesta a la libertad de información que todos adoptaron adoptados por Honduras".

Agentes de la Policía Militar agredieron el 1 de diciembre al camarógrafo David Matute, de Marte TV en el municipio de Comayagua en la zona central del país y al día siguiente el periodista Bladimir Rivera del canal Prensa corrió la misma suerte durante su cobertura informativa al sur de Honduras, registró C-Libre.

La prensa internacional también ha tenido dificultades para realizar su trabajo en Honduras, considerado uno de los países más peligrosos en el mundo para el ejercicio del periodismo. La periodista Sarah Kinosian, quien escribe para el diario británico The Guardian y labora para la BBC y el noticiero Democracy Now, relató a la publicación Columbia Journalism Review que hace unos días fue golpeada por un policía mientras cubría una protesta.

El camarógrafo Antonio Torres, de Telesur, acompañó a un periodista en una colega en el Instituto Nacional de Migración cuando fue hostigado por funcionarios de migración y agentes de las Fuerzas Armadas.
Por su parte, los periodistas Jorge Alberto Estrada Baca y Leisy Johana Flores Gáleas, de UNE TV, declararon un C-Libre que el 28 de noviembre se percató de que se había hecho una construcción en la construcción frente a la estación había francotiradores y otro sujeto con una escopeta y binoculares vigilando y apuntando hacia el canal. También denunciaron que fueron perseguidos por los sujetos armados que les robaron los teléfonos. / Http: //www.sipiapa.org/notas/1211965-honduras-condena-la-sip-expulsion-y-agresiones-contra-periodistas