Tegucigalpa, Honduras (Conexihon)- El Comité por la Libre Expresión C-Libre, presento ante la Fiscalía Especial de Derechos Humanos del Ministerio Publico (MP), una denuncia de tortura y abuso de autoridad

por parte de miembros de las Fuerzas Armadas en contra los periodistas Rony Jonathan Martínez y Cesar Omar Silva, de la televisora UNE TV, agredidos el pasado viernes 12 de enero en el marco de una cobertura a una manifestación ciudadana contra el fraude electoral.

Ambos Periodistas, fueron golpeados por al menos 30 militares que en su mayoría tenían su rostro cubierto con “pasamontañas” durante una transmisión en directo. Los golpes con toletes quedaron plasmados en los cuerpos de Martínez y Silva y cuyas imágenes han dado la vuelta al mundo.
Tanto Silva como Martínez, gozan de medidas cautelares dictadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

En la denuncia se solicita formalmente la investigación como autores de la Colisión por Omisión de este tipo de delito a los oficiales de las Fuerzas Armadas de Honduras encargados del operativo, así como el de los oficiales que se encontraban en el grupo de militares que directamente participaron en la agresión contra los periodistas.

Al momento de presentar la denuncia, Edy Tabora, Director de C-Libre, dijo a los periodistas que la institucionalidad no funciona por el tráfico de influencias pero que esta acción se convierte en una evidencia de las constantes violaciones a los derechos humanos y particularmente en contra de la libertad de expresión, “un mal mensaje para el mundo, pues cuando se agrede a un periodista, la agresión no solo es una agresión física sino que también vulnera a una sociedad en el legítimo derecho a ser informada”.

Según Tabora, el mensaje enviado a los periodistas a través de las agresiones y represiones es que esta dictadura no va a permitirles realizar su trabajo.

Por su parte el periodista Rony Martínez quien además es diputado electo (2018-2022), denuncio que la agresión sufrida por su persona solo es el ejemplo de las múltiples violaciones a los derechos humanos en este país, pues cuando se “toca la libertad de expresión se ha traspasado del límite para llegar a una dictadura, solo en los gobiernos despóticos no se respeta la libertad de expresión”.

“Cuando las amenazas vienen de un uniformado son amenazas directas del Estado por eso témenos por nuestras vidas por eso denunciamos a quien dirige las Fuerzas Armadas de Honduras, Juan Orlando Hernández, al jefe del Estado Mayor Conjunto y también al oficial que estaba a cargo de ese operativo”.

Es importante resaltar que el numeral dos de la Declaración de Principios de Libertad de Expresión, de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, establece que “toda persona tiene el derecho a buscar, recibir y difundir información y opiniones libremente en los términos que estipula el artículo 13 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos.

Finalmente Honduras es catalogada como uno de los países más violentos para ejercer el periodismo con 71 trabajadores de medios asesinados en los últimos 10 años.


0
0
0
s2sdefault