Tegucigalpa, Honduras (Conexihon).- El Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, adoptó una serie de recomendaciones para la protección de los y las periodistas, en su 45 periodo de sesiones, desarrollado del 14 de septiembre al 07 de octubre.

Cerca de 60 países del mundo respaldaron este proyecto donde condenan los diversos actos de violencia contra trabajadores y trabajadoras de medios de comunicación, por parte de actores estatales y otros sectores

En la misma línea, la resolución enmarcó la condena a las agresiones dirigidas a las mujeres periodistas, que incluyen discriminaciones por razón de género, en particular actos de violencia sexual y de género, amenazas, intimidaciones y actos de acoso, tanto en Internet como por otros medios.

El impacto de la pandemia de COVID-19 (Sar-Cov-2) y su afectación hacia periodistas, fue otro de los temas que abordó el Consejo de Derechos Humanos.

De acuerdo con cifras publicadas a inicios de noviembre, por la organización  Campaña de Emblema de Prensa (PEC, por sus siglas en inglés) son más de 442 trabajadores y trabajadoras de medios que han fallecido a causa del referido virus.

Recomendaciones

Entre las recomendaciones, el documento puntualiza poner en práctica estrategias para luchar contra la impunidad en agresiones y demás actos violentos contra periodistas, entre ellas la creación de unidades especiales de investigación o comisiones independientes; el nombramiento de un fiscal especializado para este tema y adoptar protocolos de investigación y enjuiciamiento específicos cuando se trata de violencia contra trabajadores y trabajadoras de medios de comunicación.

Establezcan mecanismos de prevención, como sería un mecanismo de alerta temprana y respuesta rápida, para que los periodistas y los trabajadores de los medios de comunicación, cuando se vean amenazados, tengan acceso inmediato a unas autoridades competentes y dotadas de los recursos necesarios para proporcionarles las medidas de protección adecuadas

Por su parte, sobre la sensibilización a fuerzas de seguridad y entes judiciales, el Consejo de Derechos Humanos recomendó que las medidas adoptadas por los Estados sobre lucha contra el terrorismo y seguridad nacional, no obstaculicen “arbitraria o indebidamente” la seguridad de los y las periodistas.

Lo anterior incluye “deteniéndolos o recluyéndolos arbitrariamente o amenazándolos con hacerlo”.

Apoyen el fomento de la capacidad, la formación y la sensibilización de la judicatura, las fuerzas del orden y el personal militar y de seguridad, así como de los medios de comunicación, los periodistas y la sociedad civil, sobre las obligaciones y los compromisos internacionales de los Estados en materia de derechos humanos y derecho internacional humanitario relativos a la seguridad de los periodistas;

“Tengan en cuenta la función, exposición y vulnerabilidad específicas de los periodistas y los trabajadores de los medios de comunicación que observan, siguen, dejan constancia e informan de las protestas y reuniones, y protejan su seguridad”, cita textualmente otra de las recomendaciones.

Ver recomendaciones del Consejo de Derechos Humanos de la ONU.


Más Leídos