Cortés, Honduras (Conexihon).- “Me retiré… tuve que vender mi equipo por miedo. Sentía que si me miraban con mi equipo iba a correr riesgo”. Estas son las palabras de Rony Pineda, un comunicador bajo amenazas desde hace dos años en Villanueva, departamento de Cortés, zona norte hondureña.

Una cámara fotográfica y un drom que capta videos aéreos, era el equipo necesario para publicar información en la página de la red social Facebook “Así es Dos Caminos City”, administrada por Pineda, y en la cual desde junio de 2019 no cuenta con actualizaciones.

La cobertura de acciones de protesta en el municipio de la zona norte, desde el año 2018, originó una serie de amenazas y agresiones en su contra, le comentó Pineda a Conexihon.

Una serie de disparos mientras caminaba por un sector del municipio, fue el primer aviso de que su trabajo estaba siendo vigilado. Siempre en el año 2018, durante la cobertura de una manifestación, un miembro de la Policía Nacional intentó arrebatarle su cámara fotográfica. Le quitó el teléfono móvil destruyéndolo en su totalidad.

Pineda aseguró que esa agresión policial, fue tras tomar una fotografía donde la fuerza pública apunta con sus armas hacia la manifestación. “Fue bastante difundida, en redes sociales”. Empezaron a rastrearlo en su cuenta personal en Facebook para dejarle mensajes de amenazas a muerte, añadió.

“Solo volví para despertar un mounstro”

Las amenazas e intimidaciones contra el comunicador Rony Pineda, fueron continuas. Seis días antes de conversar con Conexihon, recibió una serie de mensajes en su cuenta de Facebook.

Con el nombre de “Armando Chirino”, desde un perfil que tiene la foto de Juan Orlando Hernández, recibió una serie de mensajes, uno en particular decía: “te voy a matar”.

Fotografías de su familia, de su automóvil y amenazas de muerte, todo esto en un solo día. “Yo no ocupo que me des dirección ya sé dónde vivís, donde trabajas, con quienes te llevas”, otro de los mensajes que confirma las fotografías de sus cercanos. Mensajes enviados el lunes 17 de agosto.

Cada intento por regresar a denunciar lo que ocurre en el sector, Pineda siente peligro, temor. “Solo volví para despertar a un mounstro”, sentenció.

Renunciar a todo

El contexto de violencia en su contra, lo obligó a renunciar de su trabajo en una empresa de Puerto Cortés. Un hecho hizo que Pineda tomara la decisión, aproximadamente hace una semana, en la carretera desde el puerto hacia Villanueva, un automóvil grande lo sacó de la carretera, causando un fuerte impacto.

Por ello, el temor de Pineda es porque desde ese perfil visibilizan las intenciones de hacerle daño a él y su familia.

De acuerdo con Rony Pineda, existe documentación de las agresiones en la oficina del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (CONADEH), luego de una agresión colectiva a varios periodistas. Asimismo, comentó el caso en otros espacios internacionales que ya conocen su caso.

Ante esta situación, el comunicador silenció su página, vendió su equipo y dejó su empleo. Existe la posibilidad de que varios de sus familiares puedan alojarlo fuera del país, o que las organizaciones alerten sobre su caso y salvaguardar su vida, la de su familia y seguir ejerciendo su derecho a la libre expresión.


Últimas Noticias

Más Leídos

  • Semana

  • Mes

  • Todo