San José, Costa Rica (Conexihon).- La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), aceptó conocer el caso del periodista hondureño Nahúm Elit Palacios Arteaga, que fue presentado ante esta instancia en junio de 2018 por familiares y organizaciones de derechos humanos.

En un comunicado conjunto, el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL) y el Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (COFADEH), informó sobre la admisión del caso, lo que constituye un avance hacia el camino hacia la verdad y justicia, de violaciones a derechos humanos durante el golpe de Estado, ocurrido en junio de 2009.

Para la coordinadora general del COFADEH, Bertha Oliva, llevar el caso de Palacios, asesinado en marzo del 2010, al Sistema Interamericano de Derechos Humanos, es un compromiso que lleva la familia al reclama saber de los hechos y espera que los culpables sean juzgados.

“Pero también es la vía para exigir al Estado que reconozca su responsabilidad en las graves violaciones de derechos humanos que han sufrido miles de hondureños en el contexto del golpe, y posterior a este”, destacó.

Ambas organizaciones expusieron que, el pasado 07 de julio, la CIDH inició el trámite del caso y notificó al Estado hondureño de la denuncia en su contra. luego de pasar una revisión de requisitos básicos.

Por ello, las autoridades hondureñas tienen hasta el próximo 07 de septiembre para presentar información sobre las violaciones a los derechos humanos ocurridas contra el periodista Palacios y su familia; además de las investigaciones de los hechos y la impunidad que rodea su caso.

La directora para Mesoamérica de CEJIL, Claudia Paz y Paz, enfatizó que la detención y posterior ejecución de Nahúm Palacios y su compañera, “tuvieron como resultado la violación del derecho a la libertad de expresión de él como periodista, pero también de toda la sociedad hondureña, que tiene el derecho de estar informada y de conocer la verdad, en el marco de un proceso que afectó notablemente la vida democrática del país”.

Detenciones, tratos crueles y daños a su familia

Nahúm Palacios Arteaga (35 años), se desempeñó como director de noticias de la Televisora del Aguán y en Radio Tocoa, en el departamento de Colón, al norte de Honduras.

Un día después del golpe de Estado, el 29 de junio de 2009, era víctima de amenazas para cesar las transmisiones del canal televisivo y la emisora radial, hechas por el capitán Héctor Manuel Tercero, comandante de la base naval de Puerto Castilla, de acuerdo a un resumen del caso que presentó CEJIL y COFADEH en el comunicado.

En horas de la noche, de la fecha en mención, las instalaciones de ambos medios fueron allanadas ilegalmente por el ejército. Tras ser detenido e interrogado, Palacios fue víctima de agresiones verbales y amenazas.

El 14 de marzo de 2010, Nahum Palacios y su esposa, Yorleni Sánchez fueron atacados a tiros por personas fuertemente armadas. Palacios murió en el momento mientras que su compañera pereció días después.

De acuerdo al informe sobre la situación de Libertad de Expresión en Honduras en el año 2010, publicado por el Comité por la Libre Expresión (C-Libre), marzo reportó el mayor número de asesinatos contra periodistas.

C-Libre en el informe, puntualizó que “los antecedentes de las víctimas reflejan, en su mayoría, fueron personas que se opusieron al golpe de Estado del 2009 y manifestaron su afinidad con el FNRP [Frente Nacional de Resistencia Popular]”.

Tanto CEJIL y el COFADEH, concluyeron que el caso del periodista Nahúm Palacios, en poder de la Comisión Interamericana, “reabra el debate” sobre las graves violaciones a los derechos humanos cometidas por agentes estatales durante el golpe de Estado, a fin de que se haga justicia.


Más Leídos