Tegucigalpa, Honduras (Conexihon).- “Tengo que informarles que, a petición de la empresa, ahora quieren que entreguemos 5 días por quincena, empezando junio, después julio y creo que se terminaría agosto... -O sea que 10 días por mes...”, reza el mensaje enviado a los y las periodistas de Diario La Tribuna. 

“…-Si alguno del grupo no está de acuerdo... al privado me mandan, porque tengo que pasarle el reporte al director...”, cierra el mensaje.

Esta es la última acción de deducción de 10 días de salario, fue socializada vía mensaje de WhatsApp, la noche del 24 de mayo, pues desde el mes de abril los y las periodistas de ese medio de comunicación, laboran bajo la modalidad del teletrabajo, para cumplir así con la publicación diaria del medio de comunicación en sus tres modalidades: digital, formato PDF e impresa.

El 15 de marzo el PCM 021-2020, ordenó la suspensión de labores en los sectores públicos y privados como mecanismo de contención de la epidemia del COVID-19. Pero que hizo una excepción específica a los medios de comunicación incluyendo radio, televisión, diarios y cableras. Solamente tres semanas después, Diario La Tribuna obligo a los empleados a ser solidarios con la empresa y les dedujo el 20% de sus salarios.

El argumento utilizado por el medio de comunicación para tal acción contra sus empleados, que en su sitio web pregona como “independiente, pluralista y el periódico de mayor influencia en la opinión pública hondureña”, se debe a las pérdidas que ha conllevado la epidemia del COVID-19.

“Son alrededor de 35 periodistas que conformamos un grupo de más de 200 empleados, todos con la necesidad de un salario que hemos devengado sin importar nuestras condiciones producto del contexto real del COVID-19, en donde hemos incrementado nuestros gastos para poder cumplir con nuestras obligaciones”, dijo un empleado de La Tribuna a Conexihon HN.

“Todo se hace desde la modalidad de teletrabajo con internet y ni de broma se nos preguntó si teníamos acceso a una computadora o saldo para realizar llamadas para entrevistar, por el contrario, se nos cerceno el sueldo en solidaridad con la empresa, pero ellos no son solidarios con nosotros”, denunció el empleado del diario.

Se conoció que, en años anteriores, en el marco de la celebración del Dia de los y las Periodista hondureño, parte de los benéficos del contrato colectivo era el pago doble a los periodistas el 25 de mayo, “irónicamente ahora quitan en lugar de dar”, detalló el trabajador de La Tribuna.

No se puede despedir o deducir salarios bajo el argumento de la epidemia del COVID-19

De acuerdo con la abogada Mara Elena Sabillón, Coordinadora del Centro de Solidaridad – Honduras, pese a que los dos decretos emitidos por el gobierno de Honduras en el marco de la crisis sanitaria del COVID-19 están enfocados en favorecer la empresa, ninguno contempla la deducción de salarios o despidos.

“El PCM 021, que desde mi punto de vista debió ser emitido como instructivo, oficio u otra medida autoriza a los patronos al cambio con los trabajadores de sus vacaciones o feriados para poder quedarse en casa para cumplir la cuarentena”, aseguró la experta en derecho laboral.

La abogada, continúo aseverando que el otro decreto es el legislativo que estipula el tema de las suspensiones, que ya están establecidas en el código del trabajo desde hace 60 años, pero el único cambio es que debido a la epidemia del COVID-19, la presentación de solicitud de suspensión se puede realizar de forma electrónica y no presencial.

“En ninguno de estos dos decretos establece directrices para despedir o deducir salarios por eso se debe pagar el cien por ciento del sueldo, más aún si los trabajadores han continuado realizando sus funciones”, detalló la abogada.

Para Sabillón, la ley es clara y establece que son ipso jure o nulos los todos los acuerdos en disminución de derechos. “Todos aquellos empleados que firmaron este tipo de medidas arbitrarias son nulos, esos acuerdos son sujetos a recursos, deberán presentarse posteriormente cuando pase el estado de excepción”.

De igual forma, la experta en derechos laborales precisó que, en cuanto al décimo cuarto mes de salario, contemplado para este próximo mes de junio, “no hay excusa, incluso si el trabajador se encuentra en condición de suspensión de su contrato de trabajo el mismo código establece que los patronos están obligados a cumplir con sus obligaciones obrero patronal lo que implica el pago del décimo cuarto mes”.

Huelga de hambre por 24 horas en solidaridad con empleados de medios de comunicación

El periodista Josué Quintana Gómez, el primer suspendido en el Diario La Tribuna en el mes de abril por no aceptar ser “solidario” con el medio de comunicación y aceptar una deducción del 20% de su salario, en un acto solidario con sus ex compañeros de labores, realizara una huelga de hambre en el marco del día del periodista hondureño.

“No espero figurar lo que espero con esta actividad es la reflexión sobre la importancia del periodismo especialmente en los tiempos de crisis, se deben fortalecer las condiciones laborales, pero también se debe pensar en la prensa independiente que la está pasando mal, y que mejor fecha que la celebración del día del periodista, para hacer esta actividad”, señalo Quintan Gómez.

El Periodista Josué Quintana Gómez

 

A continuación, su declaratoria de manifestación pacifica

Manifestación pacífica: 24 de mayo de 2019

“Como su amigo, familiar o colega periodista, quiero agradecer su atención y comunicación durante estas últimas semanas de la emergencia sanitaria por COVID-19.

Hoy quiero dirigirme a usted para recordar que mañana, 25 de mayo, se celebra el Día del Periodista en Honduras. De antemano felicito a todos aquellos hondureños que comparten esta dignificante profesión conmigo.

Desde la medianoche de este domingo hasta la medianoche de mañana lunes (24 horas) realizaré una huelga de hambre en solidaridad con todos los periodistas y otros empleados de la comunicación, que durante esta pandemia sufrieron la vulneración de sus derechos laborales.

Este fenómeno no ha sido una particularidad de Honduras y se informa que la industria de la comunicación pasa momentos complejos en todo el mundo.

Además, haré esta acción pacífica (auto privación al alimento) para que los trabajadores de la comunicación podamos ser acogidos genuinamente en los mecanismos de alivio impulsados por el gobierno, junto a nuestros patronos.

Esta purga, también la realizaré para que a los equipos de prensa se les dote, sin excusa, de todos los insumos de bioseguridad para no contagiarse de COVID-19.

El CONADEH, acá en Tegucigalpa, me acompañará y vigilará durante la siguiente jornada para constatar mi integridad.

 

Agradece su cariño,

Josué Quintana Gómez


Más Leídos