París/ Tegucigalpa (Conexihon).- Honduras descendió a la posición 148 en la Clasificación Mundial de Libertad de Prensa, que presentó este martes la organización Reporteros sin Fronteras (RSF), mostrando un “deterioro generalizado” en América Latina.

La organización internacional refirió que, desde el segundo mandato de Juan Orlando Hernández, aumentó el control de la información y “ha incrementado sus maniobras para hacer callar a los periodistas que considera demasiado críticos”.

Apuntó que, en su mayoría, la Policía y el Ejército son responsables de las agresiones y actos de violencia contra periodistas.

En 2019, Honduras estuvo posicionado en el lugar 146 de 180 países, con una calificación de “muy difícil”; una tendencia a la baja desde 2013.

Desde el año 2009, puntualizó RSF, la prensa hondureña “ha sufrido una lenta caída”. Además, agregó que la impunidad en Honduras, en cuanto a crímenes contra periodistas, es una de los más elevadas del continente.

Según cifras del Comité por la Libre Expresión (C-Libre) y del estatal Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (CONADEH), existe más del 90 por ciento de impunidad en crímenes contra trabajadores de la comunicación.

“Los periodistas que trabajan para los medios de comunicación de oposición o comunitarios a menudo son agredidos o amenazados de muerte, por lo que a veces se ven obligados a exiliarse”, apuntó RSF en su clasificación anual.

Por su parte, Reporteros Sin Fronteras expuso que los y las periodistas en Honduras comúnmente se enfrentan a “procesos judiciales abusivos”. Entre las sanciones, se les prohíbe ejercer el periodismo, amplió la organización.

Para 2019, Honduras cerró con el asesinato contra siete periodistas: Gabriel Hernández (Valle, 17 de marzo); “Santi” Carbajal (Cortés, 07 de julio); Edgar Joel Aguilar (Copán, 31 de agosto); Kerin Francisco Cerna (Copán, 11 de octubre); Buenaventura Calderón (Gracias a Dios, 31 de octubre); Johana Alvarado (Olancho, 21 de noviembre) y José Arita (Cortés, 24 de noviembre).

Una década decisiva y el COVID 19

En el análisis general de la Clasificación Anual, Reporteros Sin Fronteras es del criterio que la próxima década la próxima década “será decisiva para el futuro del periodismo”, de acuerdo con el secretario general de la organización defensora de la libertad de prensa, Cristophe Deloire.

“¿Qué será de la libertad, del pluralismo y de la credibilidad de la información de aquí al año 2030? La respuesta a esta pregunta está hoy en juego”, dijo Deloire.

Sobre la crisis sanitaria por el COVID 19, el representante de RSF, aseguró que los gobiernos autoritarios ven, en la actual crisis, aplicar la “doctrina del shock” sumada la interrupción de la vida política, la consternación de la población y el debilitamiento de los movimientos sociales para imponer medidas adoptar en condiciones normales.

“La represión y la estigmatización de la prensa, nutridas por la desinformación y los ataques en línea, han adquirido nuevas dimensiones, sobre todo en los países que enfrentan grandes conflictos sociales”, puntualizó Reporteros sin Fronteras en su clasificación anual 2020.