Quito, Ecuador (Conexihon).- La Asociación Latinoamericana de Educación y Comunicación Popular (ALER), exigió a las autoridades hondureñas el respeto al ejercicio periodístico “libre y seguro”, luego de campañas de desprestigio y amenazas contra comunicadores en los últimos días.

En pronunciamiento firmado por su presidente, Leonel Herrera Lemus, ALER externó el pasado 28 de junio, su preocupación por la situación del defensor y comunicador Leonel George, víctima de una campaña donde se le vincula con grupos armados en el departamento de Colón, al norte de Honduras.

Igualmente, el perfilamiento del director de Radio Progreso, el sacerdote Ismael Moreno, mediante informes policiales y militares hondureños, como “uno de los líderes políticos detrás de las planificaciones de las marchas, disturbios y saqueos”.

En los últimos días, se registraron acciones violentas hacia manifestaciones de la ciudadanía hondureña. Tal es el caso de la violación a la autonomía de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), ejecutada por la Policía Militar de Orden Público (PMOP), quienes entraron a las instalaciones y dispararon contra la comunidad universitaria, resultando ocho estudiantes heridos de bala.

  • Ver Pronunciamiento de ALER, aquí.

La gravedad de la situación tiene como origen el golpe de Estado de 2009, así como las elecciones ilegales y fraudulentas de noviembre de 2017, lo cual se refleja en informes como el de la Coalición contra la Impunidad, que afirma que durante la semana del 16 al 22 de junio se produjeron tomas y movilizaciones en al menos 75 puntos del país, llamando la atención que en el 90% de intervenciones hubo uso indiscriminado de bombas lacrimógenas e incluso balas, que alcanzaron a hogares, centros de salud y otros lugares públicos.

“Por ello nos unirnos a las organizaciones nacionales e internacionales que condenan estos hechos que buscan acallar la voz y frenar movilización del pueblo hondureño”, apuntó la ALER.

En ese sentido, llamaron al titular del régimen hondureño, Juan Orlando Hernández, a prevenir cualquier situación que atente contra “de nuestras y nuestros compañeros/as comunicadores/as, así como de los defensores de los humanos. Así como una investigación y sanción de quienes resulten responsables de violaciones a los derechos humanos.

Finalmente, la Asociación de Educación y Comunicación Popular, dijo estar vigilante de los acontecimientos y denunciará los actos de violencia, así como los reclamos por la protección de los derechos humanos del pueblo hondureño.


0
0
0
s2sdefault