Tegucigalpa, Honduras (Conexihon)-. Durante tres días la Plataforma de Salud y Educación, integrada por estudiantes y sectores organizados del país exigieron que se respeten sus derechos y mejores condiciones de vida.

Las acciones se diseminaron en 72 movilizaciones a nivel nacional, las cuales fueron reprimidas por fuerzas de seguridad del Estado.

Las y los ciudadanos mostraron su inconformidad por el proyecto de ley "Reestructuración y Transformación Presupuestaria de la Secretaría de Estado en los despachos de Educación y Salud", introducido al Congreso Nacional (CN) el jueves 25 de abril, que de acuerdo con la Plataforma es el último paso para “privatizar la salud y educación”.

Despidos masivos

La parte más controversial del proyecto anunciaba despidos masivos de los profesionales de estos sectores, pese al anuncio del titular del Poder Ejecutivo, Mauricio Oliva, que el mismo “se archivaría”.

La presidenta del Colegio Médico de Honduras, Suyapa Figueroa, denunció que se tratan de estrategias de distracción y que ese decreto generará despidos masivos del personal para contratar a los profesionales “por hora”, afectando el goce de los derechos laborales, un trabajo estable y por consecuencia la atención pública.

El anunció caló en todos los sectores, para Isabel Chinchilla, médico general de una clínica privada explicó "a mí no me afectaría, pero el fin es privatizar, así como lo hicieron con la ENEE y Hondutel, el acceso a la salud y educación es difícil y vendrían a cobrar todo, además de los despidos masivos, ese decreto habla que la Secretaría de Finanzas puedes venir a tomar decisiones y lo que hará es recortar personal y solo contrataran a sus activistas políticos". 

“Y si quieren despedir personal que empiecen por el Congreso Nacional”, al pueblo lo asesinan sin salud ni medicinas”, es parte de lo que gritaban con fuerza e indignación en las calles los manifestantes.

En las calles vociferaban las siguientes consignas “no puede ser privatizado lo que al pueblo le ha costado”, “no más privatización en salud y educación” y “más educación, más salud igual a menos armas y represión”.

Las manifestaciones estaban lideradas por la Plataforma de Salud y Educación, estudiantes Universitario y de Educación media, así como la población en general que se unieron a las acciones de protestas convocados en el Parque Central para realizar un plantón pacífico para exigir la derogación total del decreto.

Sin embargo, las fuerzas de seguridad del Estado no permitieron las acciones puesto que reprimieron con el excesivo uso de la fuerza utilizando gases lacrimógenos, balas de goma y bala viva contra la integridad física de los indignados que hacían uso de su derecho constitucional a la protesta, estas acciones de represión han dejado varios heridos, desaparecidos y detenidos.

Arbitrariedades y violaciones a derechos

El Comité por la Libre Expresión (C-Libre), documento al menos 12 arrestos de personas en el marco de las acciones ciudadanas por la reivindicación de derechos a la salud y la educación, entre ellos cuatro menores de edad. En su mayoría, estas personas fueron detenidas por el supuesto delito de “escándalo en la vía pública” y “daños”. Sin embargo, en menos de 24 horas, la fiscalía no judicializó a ninguno de los detenidos por falta de sustento en estas acusaciones.

Tal es el caso de la joven Kelin Alejandra Silva Aguilar (15), quien junto a su hija de 18 meses vendía aguacates en el centro de la capital hondureña cuando inició la represión contra los manifestantes. La joven pasó cerca de 24 horas detenida de forma injusta, una práctica repetida por las fuerzas policiales antimotines durante las últimas 72 horas de fuerte represión.

De acuerdo con la Coalición contra la Impunidad en Honduras durante la intensa jornada de represión tres universitarios que fueron víctimas de tortura al lanzarles gas lacrimógeno en la celda policial de El Manchén; además de tres menores de edad de 14, 16 y 12 años, retenidos ilegalmente en la sede de la Jefatura Metropolitana N° 1.

 Tabla 1. Detenidos

  1. Marvin Isaí Licona
  2. Alexander Carías Arce
  3. Juan Carlos Mendoza González
  4. Said Josué Ponce Hernández
  5. Harvin
  6. Kelin Alejandra Silva Aguilar
  7. Juan Carlos Mendoza González
  8. Hector Raúl Padilla Valle
  9. Ariel Barrientos Hernández
  10. Ivan Isaac González
  11. Ariel Antonio Méndez
  12. Erick Rivera
  13. Eduard Jeremy Fúnez
  14. Randall Andino
  15. Melvin Osorto (comunicador web y activista político, detenido en la noche del viernes 28 duranta la manifestación de Las Antorchas

Fuente: C-Libre, Unidad de Acceso a la Justicia

Balas para desmovilizar

El albañil, José Duarte (54) pasaba el lunes 29 de abril por el casco histórico de Tegucigalpa cuando un miembro de la Policía Municipal, frente a agentes policiales, le disparó en el tórax y lo dejo gravemente herido.

Ese mismo día dos estudiantes fueron encontrados asesinados, uno es Lesbin Ávila (18) estudiante del último año de bachillerato del Instituto Técnico Luis Bográn, nieto de un dirigente magisterial; también de varios impactos de bala fue asesinado Darlin Fúnez (21), estudiante del Instituto Jesús Milla Selva.

Tabla 2. Heridos graves

  1. El señor José Humberto Duarte (54), albañil herido con un arma de fuego, el proyectil impactó en el tórax, al lado derecho. Su condición es estable y fue mantenido en observación durante tres días se informó.
  2. El adolescente Armando Misael Flores (16), fue remitido con lesiones en su mano luego que le explotara un artefacto explosivo. Este joven perdió dos dedos de la mano derecha.
  3. Mientras, el tercer herido es el manifestante Edgardo Estrada (39), quien recibió un ataque con arma blanca a quien se le hizo una intervención por daños de músculos y tendones. También su condición es estable.

Fuente: Hospital Escuela Universitario (HEU)

Manifestaciones logran engavetar decreto

Los diputados del partido Libertad y Refundación (Libre), salieron del CN con una manta que decía "no a la privatización" y anunciaron a la ciudadanía que gracias a sus acciones de protesta se suspendió la sesión en el CN y no se rectificó el decreto e instaron a seguir firmes en las acciones para derrocar la dictadura.

De esta forma queda demostrado el lema de que un “pueblo unido jamás será vencido” y que el “derecho que no se defiende es un derecho que se pierde”.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos escribió en su cuenta de Twitter que “está haciendo seguimiento a las movilizaciones en varias ciudades de Honduras y expresa su preocupación sobre graves hechos de violencia en el contexto de las protestas, incluyendo personas gravemente herida”.


0
0
0
s2sdefault

Noticias Destacadas