Bruselas, Bélgica (Conexihon).- Una denuncia contra el Banco Holandés para el Desarrollo (FMO) y encuentros con altos funcionarios en Europa son parte de las acciones que realiza desde este lunes Berta Zúniga Cáceres, en una gira de 15 días para exigir “verdad y justicia” por el asesinato de su madre, la lideresa Berta Cáceres.

De acuerdo a medios de comunicación europeos, Zúniga Cáceres, coordinadora general del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH), presentará dicha denuncia contra el FMO por considerarlo “corresponsable de los daños al pueblo lenca" y porque sabía que asesinarían a Berta Cáceres.

Berta Zuniga Cáceres junto al abogado guatemalteco Miguel Ángel Urbina Urbina, quien integra el Grupo Asesor Internacional de Personas Expertas (GAIPE), brindará más detalles acerca de la denuncia contra el FMO el próximo jueves en Bruselas, Bélgica.

El GAIPE es un organismo independiente, conformado por cinco abogados de distintas nacionalidades, quienes a petición de la familia de Berta Cáceres, realizaron un análisis independiente, objetivo e imparcial sobre el asesinato de la entonces coordinadora del COPINH, y la tentativa de asesinato contra Gustavo Castro, el 02 de marzo de 2016, ambientalista mexicano alojado esa noche en la casa de "Bertita", como también era llamada la lideresa.

Según la representante del COPINH, el Banco Holandés “tenía conocimientos suficientes para saber que iba a suceder y no hizo nada al respecto".

En el informe “represa de violencia: el plan que asesinó a Berta Cáceres” presentado por el GAIPE en octubre de 2017, señala que el FMO aprobó un crédito para el proyecto “Agua Zarca” por 15 mil millones de dólares en febrero de 2014, mismo que fue ampliado el 10 de marzo de 2015.

Versión que sustenta el informe del GAIPE dónde detalla que, omitieron información sobre la actuación de la empresa desarrollos Energeticos S.A (DESA) y su conducta represiva a las comunidades.

Por otra parte y desde este día, la actual coordinadora del COPINH, organización que cofundó Cáceres en 1993, inicia una reunión con el gabinete de la Alta representante para la Unión Europea (UE), Federica Mogherini, así como una serie de encuentros con diversos eurodiputados y con diplomáticos de diversos Estados miembros de la comunidad europea.

"Creemos que la incidencia internacional es fundamental en nuestra búsqueda de justicia por un crimen cometido por la empresa Desarrollos Energéticos S.A. (DESA) con la implicación directa de agentes del Estado", aseguró Zúñiga Cáceres en una rueda de prensa.

Con información de Deutsche Welle (DW) y la Agencia EFE.

0
0
0
s2sdefault

Más Leídos