Tegucigalpa, Honduras (Conexihon).- Luego de seis meses de la crisis post electoral en el país, la situación política y las violaciones a los derechos humanos continúan en los 100 días del gobierno ilegalmente reelecto de Juan Orlando Hernández, planteó este martes la Convergencia Contra el Continuismo.

Este espacio rechazó una vez más la administración de Hernández, impuesta el pasado 27 de enero, a quien responsabilizan por la violación de los derechos humanos, “ilegal e ilegitimo” e inconstitucional.

Dentro de las violaciones a los derechos humanos, en el régimen de Hernández (al cierre de la administración pasada hasta hoy), la Convergencia señaló el asesinato y encarcelamiento de la ciudadanía “que no han hecho otra cosa que ejercer su Derecho a protestar pública y pacíficamente, en contra del fraude electoral y defender el derecho colectivo de aspirar a vivir en Democracia”.

Cifras del Comité de Familiares de Detenidos y Desaparecidos en Honduras (COFADEH), muestran que 33 personas han sido asesinadas por razones políticas en el periodo de noviembre de 2017 a enero de 2018.

En atención a las cifras, tanto de COFADEH, como de otras organizaciones, incluyendo el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH), la Convergencia contra el Continuismo exigió la instalación de una Comisión de Investigación Independiente, en un tiempo no mayor a seis meses.

Posteriormente que esta Comisión presente dicho informe al Ministerio Público (MP), en dónde evidencie los responsables de los asesinatos y heridos; y así, este ente inmediatamente gire las acciones que legalmente correspondan.

Otra de las exigencias hechas por la Convergencia es la liberación de los presos políticos a quienes, según este espacio su situación es “arbitraria” por manifestar su rechazo contra el fraude electoral y por lo cual los reivindicamos como presos políticos. Así como la atención humanitaria para sus familiares de ambos casos.

“Desmilitarizar la seguridad pública, la institucionalidad y los territorios dónde se impone el modelo extractivista de los bienes naturales”, es otro de los puntos que presentó este espacio donde convergen líderes y lideresas sociales y organizaciones de derechos humanos.

La Convergencia también reiteró que se debe avanzar en la lucha contra la corrupción y la impunidad, especialmente en aquellos casos la lucha el (Instituto Hondureño de Seguridad Social) Seguro Social, Bertha Cáceres y Salud Pública.

Nuevas elecciones y una Constituyente originaria

Por otra parte, la Convergencia contra el Continuismo, como una solución a la actual crisis, expuso una serie de puntos que inician con la convocatoria a nuevas elecciones bajo mecanismos necesarios que la legalicen y así retornar al orden constitucional.

Igualmente el inicio de un Diálogo Nacional el cual sea “convocado y dirigido por el nuevo gobierno, bajo el auspicio de la ONU.

Este Diálogo debe “definir prioridades de políticas públicas que garanticen desarrollo, soberanía y gobernabilidad, para romper con el actual modelo concentrador de la riqueza, que precariza el trabajo, niega la reforma agraria, privatizador y extractivista de los bienes comunes y públicos”, dijo en el pronunciamiento.

Finalmente, la Convergencia contra el Continuismo sugiere la instalación de una Asamblea Nacional Constituyente “originaria”, una vez culminado el Diálogo Nacional para que el país logre estabilidad social, paz y con ello “el camino para empezar a superar el atraso y dependencia”.

0
0
0
s2sdefault

Más Leídos