Tegucigalpa/ La Paz (Conexihon).- Sin una orden judicial fue allanada la casa de la coordinadora de mujeres del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH), Lilian Flores, ubicada en el municipio de San José, departamento de La Paz, denunció la organización el pasado jueves.

En una alerta, el COPINH denunció que dos policías, con armas de reglamento y chalecos que les cubría sus apellidos, se dirigieron hacia la casa de Flores con el afán de “buscar supuestas armas en el interior”. En esta casa, vive uno de sus hijos, agregó el COPINH.

“Sin identificarse solicitaron agua para beber y una vez adentro de la casa y de manera amenazante dijeron que iban a hacer un cateo en búsqueda de armas, a lo cual se opuso el hijo de la compañera solicitando la orden, sin respuesta de los uniformados”, se detalló en la alerta.

Ante este hecho, el COPINH responsabiliza a la Policía Nacional y al Estado hondureño por cualquier agresión o ataque que puedan sufrir la miembra y lideresa de la organización, así como su familia, o cualquier otro miembro de la organización defensora del pueblo lenca.

“Hay una franca apuesta para agredir a las organizaciones que hemos denunciado la ilegitimidad del régimen actual”, puntualizó la alerta. Lo cual se suma a una serie de incidentes graves ocurridos en la casa del compañero Sotero Chavarría y de sus hijos, también en el departamento de La Paz.

En la misma línea, el COPINH solicitó una investigación profunda sobre los hechos contra Lilian Flores “y que no se queden en palabras.

Este hecho suma al atentado del que fueron victimas Bertha Zúniga Cáceres (actual coordinadora del COPINH), Sotero Chavarría y Asunción Martínez el 30 de junio del año anterior cuando fueron embestidos por un carro para sacarles de la calle y arrojarlos a un barranco en la carretera de Santiago Puringla, siempre en el departamento de La Paz.

La Red Nacional de Defensoras de derechos Humanos, por medio de un comunicado, mostró su preocupación ya que, de acuerdo a su información, el COPINH se comunicó con la policía en San José para solicitar información. “Fueron informados de que en las horas que ocurrieron los hechos no se tenía previsto ningún allanamiento en la zona”, expuso la Red de Defensoras.

Al igual que el COPINH, la Red Nacional de Defensoras, mostró su preocupación por la seguridad de la lideresa Lilian López y su familia. Además responsabilizamos al gobierno de Honduras de cualquier agresión o ataque en contra de la defensora, su familia y las y los miembros de la organización del pueblo lenca, fundada en 1993.

"Hacemos un llamado a las organizaciones a nivel nacional e internacional y a la población en general a estar pendientes de esta grave situación", alertó la Red.

0
0
0
s2sdefault