San Pedro Sula/San José (Boletín de Prensa CEJIL).- El Movimiento Amplio por la Dignidad y la Justicia (MADJ) y el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL) celebramos la decisión adoptada por la CIDH el pasado 1 de marzo de 2018, mediante la cual otorga medidas cautelares en favor de los “pobladores consumidores del agua del río Mezapa” de las comunidades del sector Pajuiles, ubicadas en el Departamento de Atlántida, Honduras.

En su Resolución No. 12/2018, la Comisión reconoce que dichas comunidades se encuentran en una situación de riesgo grave y urgente de sufrir daños irreparables a sus derechos a la salud, vida e integridad personal, dado que la única fuente de agua potable de la que disponen no es apta para el consumo humano, puesto que está contaminada con coliformes fecales y esterichia e-colli.

En virtud de lo anterior, la CIDH ordena al Estado de Honduras, adoptar medidas para mitigar, reducir y eliminar las fuentes de riesgo identificadas; realizar los diagnósticos médicos necesarios y pertinentes a los pobladores de las comunidades beneficiarias, a fin de suministrarles atención médica adecuada. Así también mandata asegurar el acceso a agua potable en condiciones adecuadas para su consumo y uso doméstico; e investigar los hechos que dieron lugar al otorgamiento de las medidas cautelares, relacionados a las pretensiones de la empresa de generar energía eléctrica HIDROCEP, sobre el cauce del río Mezapa.

La decisión de la CIDH es particularmente relevante porque reconoce expresamente que el acceso al agua es un aspecto inherente al derecho a la salud, y un elemento necesario para garantizar los derechos a la vida y a la integridad personal.

Por otra parte, la Comisión Interamericana expresó su preocupación ante los hechos de amenaza, hostigamiento, y actos de violencia en contra de las personas que conforman el Campamento Digno por los Ríos y por la Vida, conformado desde el 22 de marzo del 2016 por los habitantes de las comunidades afectadas —organizadas en el Movimiento Amplio por la Dignidad y la Justicia—, quienes han presentado múltiples denuncias  ante el Ministerio Público por los daños ambientales provocados por la construcción del proyecto hidroeléctrico “Los Planes”. Este último se instalaría sobre el río Mezapa, justo antes del punto de captación de agua para el uso y consumo humano de las comunidades de la zona, y al cual achacan el origen de la contaminación.

Pese a las denuncias interpuestas, el Estado de Honduras no ha adoptado medidas encaminadas a investigar las denuncias e identificar, juzgar y sancionar a los responsables de la contaminación del agua del río Mezapa, tampoco han tomado medidas para remediar los daños causados y garantizar que no se continúe contaminando.

El MADJ y CEJIL exhortamos al Estado de Honduras a cumplir con todas las medidas ordenadas por la CIDH para garantizar el acceso a agua salubre y de calidad, y proteja la salud, la vida y la integridad personal de los y las habitanteslas comunidades beneficiarias en el sector de Pajuiles.

Para las organizaciones (MADJ y CEJIL), es fundamental que se investigue la contaminación generada al cauce del río por la construcción del proyecto hidroeléctrico Los Planes y se tomen medidas para que este proyecto no avance. También hacemos un llamado para que se respete el derecho de manifestación de las personas en el Campamento Digno por los Ríos y la Vida y se atienda adecuada y prontamente sus reclamos. 

0
0
0
s2sdefault

Más Leídos